Capitulo 3

241 12 0

Me debí haber quedado dormida. Mire la hora en mi reloj, no podía ser ¡estaba llegando tarde al colegio! ¿por que mi mamá no me despertó como siempre?

Salí de la cama muy rápido, fui al baño y me lave la cara, no tenia tiempo para darme un baño, lo aria al volver. Volví a mi cuarto y me dirigí al armario, saque una remera manga larga, como siempre, un pantalón largo y mis confiables converse. Me termine de cambiar y tomé las llaves, salí de mi habitación. Baje rápido las escaleras, perdí un poco el equilibrio pero por suerte no me caí. Ya había comenzado mal el día. Creo que no podría empeorar. Salí de casa, no me iba a pelear con mamá ahora, no tenia tiempo.

Llegué al colegio, no había nadie a fuera, era obvio, todos estaban en clases. Rogaba que me dejaran entrar.

Cuando entre al colegio, estaba caliente, muy caliente, ya empezaba a transpirar. Llegue a la puerta de mi clase, estaba respirando con dificultad, había corrido mucho. 

Toque suavemente la puerta.


-Señorita _____(ta) llega tarde -me miró la profesora, enojada y mucho.

-Yo... Yo...

-Guarde sus excusas para otros profesores -me interrumpió- a la dirección, ahora -dijo remarcando la ultima palabra.


Mire al suelo, al blanco azulejo y me dirigí hacia la dirección, no quería tener un castigo, mi madre me mataría. Llegue y fui asta la secretaria del Director.


-Ho...

-El director la espera, pase rapido -me interrumpió, sin mirarme. 


Fui hasta su puerta y toque. Escuche un sube "pase" que salio de adentro. Pasé, ahí estaba sentado, el gran director.


-Hola -dije suabesito.

-Tome asiento señorita ____(ta) -no saludó. no entendía por que los profesores eran tan formales y siempre me llamaban "señorita ____(ta)" al menos, eso era mejor que "la niña nadie me quiere". Le hice caso y tome asiento frente a el.

-Lo lamento -comencé a decir, había un silencio super incomodo- no quise llegar tarde... -hice una pausa y mire mis manos- Me dormí.

-Esa no son excusas... -suspiro frustrado- Me informaron que usted ayer estaba llorando y Melanie se acerco a ayudar¿ eso es cierto? -me miró esperando mi respuesta, no le iba a decir que por ella lloraba, me mataría. Le tenia un terrible miedo por lo que me podía llegar a hacer.

-Si... ella me ayudó -no podía mirarlo a los ojos, vería que le estaba mintiendo. Al parecer se dio cuenta que mentí, golpeo fuertemente su escritorio y me miró enojado.

-Maldita sea _____(tn) ¡Deja de mentir! 

-No fue mi intención mentir -no me pudo contestar por que la secretaria abrió la puerta.

-¿Todo esta bien? -pregunto mirando rápidamente a los dos.

-Si, puedes irte _____, después hablare contigo -yo asentí y salí de ahí.


No tenia permitido volver a mi clase ahora, por llegar tarde, a si que fui al baño. Me mire mire al espejo, no me había dado cuenta, tenia los ojos bien hinchados por haber llorado tanto ayer. Moje un poco mi mano y los pase por mis ojos.


-Vaya. vaya... Miren a quien tenemos aquí -Dijo Melanie. Dios no, no me dí cuenta que había tocado el timbre del almuerzo.

I'm Fine (Niall y tu)¡Lee esta historia GRATIS!