Capítulo 4

5 1 0

(Heather)

"Hola, Heather. Perdón por molestar. Me ha invitado un amigo a una fiesta esta noche y es por si te interesa ir con nosotros."

Leo el mensaje de Nicole en la pantalla iluminada de mi móvil sin desbloquearlo.

Anoche me quedé hasta tarde acabándome la última temporada de American Horror Story y esta mañana me ha costado la vida despertarme para hacer las tareas de casa, una vez acabé de poner un poco en orden las cosas que quedaban en cajas de la mudanza y llevé las cajas vacías al contenedor de reciclaje me encerré en mi cuarto con la música a todo volumen y me puse a continuar mi partida en el Kingdom Hearts. Al ver el mensaje de Nicole, me fijo en la hora qué es y guardo la partida para ir a preparar la comida; mi madre estará a punto de volver de sus entrevistas de trabajo.

Abro la nevera, saco el pedazo de tofu restante de la cena de ayer y lo corto en pedazos para dejarlo sazonando mientras troceo las verduras; lo dejo todo preparado para cuando escuche el coche de mi madre empezar a saltearlo y comer las dos juntas. Mientras espero, desbloqueo el móvil y leo de nuevo el mensaje de Nicole.

"A q hora qdamos?"

Su respuesta me llega casi al instante siguiente:

"Si te apetece, cuando acabes de comer avísame y vamos a dar una vuelta hasta las 20:30, que es cuando quedé con mi amigo para ir a cenar"

Le respondo que me parece muy buena idea y subo a mi habitación para bajar la Nintendo DS y entretenerme hasta que llegue mi madre, aunque no me da tiempo ni de ponerme cómoda en el sofá hasta escuchar los neumáticos de su viejo Opel Adam aparcar en la puerta de casa. Vuelvo a la cocina y dejo la sartén calentando mientras subo de una carrera a apagar el equipo de música.

—¡Hola!—Saluda mi madre mientras entra a la cocina.

—Hola, mamá, ¿qué tal hoy en las entrevistas?—Me cuenta que una de las entrevistas fue en un museo y que podría haber sido incorporación inmediata al puesto, sólo que denegó la oferta debido al mal mantenimiento que vio en el museo; que en un par de lugares más parecieron interesados, sólo que tenían más entrevistas la semana que viene, así que hasta entonces no tendrá una respuesta. Finalmente me dice que en la última entrevista que tuvo antes de venir a comer, que es en una agencia de restauración, le dijeron que puede empezar el lunes mismo si así lo desea.—¿Entonces ya encontraste trabajo?

—Sí, además el lugar me ha gustado mucho y la jefa me ha caído genial; empiezo el lunes a las nueve y tengo libres sábados y domingos. ¿Tú qué tal?

—Bien, después de comer quedaré con Nicole y por la noche iremos a una fiesta.

Al terminar de comer, mi madre insiste en que no hace falta que la ayude a recoger la cocina, por lo que subo a mi habitación para ducharme, vestirme y maquillarme antes de quedar con Nicole. Una vez decido ponerme una falda de falso cuero negro junto con mis inseparables medias de rejilla y un ajustado top del mismo color, cojo mi móvil y el altavoz y me meto en el baño; enciendo la música y suena a través del pequeño altavoz Lucy, uno de los opening de uno de mis animes favoritos: Nana. Una vez finaliza el concierto mal afinado en el que se transforman siempre mis duchas, me maquillo mientras dejo secar mi larga melena al aire libre. Salgo del baño, vuelvo a mi cuarto y me pongo unas sandalias negras con un poco de tacón, meto mi teléfono, las llaves, la cartera y un pequeño neceser de emergencia en una mochila de tela que yo misma he llenado de parches y salgo de casa mientras me despido de mi madre con un grito desde la puerta.

—¡Hola!—Me saluda Nicole al abrir la puerta de su casa.

—¿Qué tal?—Le pregunto a modo de saludo mientras observo como cierra la puerta con doble vuelta de llave.

Ourselves (EN PROCESO)Read this story for FREE!