XXI

24 3 0

3/5
HAPPY NEW YEAR!!!

Zayn Malik

Decir que estaba asustado sería un eufemismo, yo estaba horrorizado, al borde de la paranoia y, quizás, estaba exagerando pero su comportamiento me hizo que pensar que sucedería lo mismo de hace dos años y terminaría pro alejarse para siempre.

Y, me jodía el siquiera pensar en eso pero, me lo merecía.

Tomé mi celular para revisar la hora y solté un bufido frustrado cuando leí los números 23:14.

¿A dónde había ido?

—Zayn... Tranquilo...—murmuró Shawn, apretando ligeramente uno de mis hombros.

Me giré a mirarlo y traté de sonreír porque sabia que él estaba igual o más angustiado que yo pero, en cuento vi su expresión preocupada, supe que había fallado.

Tensé la mandíbula y maldije por lo bajo. Mierda, no quería perderlo, no otra vez; lágrimas se agolparon en mis ojos y mordí mi lengua para no terminar sollozando escandalosamente.

—No te contengas. —dijo Nick mostrando una expresión neutral, Shawn lo miró por una fracción de segundo para luego dirigir su vista nuevamente sobre mí.

Negué con la cabeza ante las palabras de mi amigo y respiré profundamente tratando de calmarme, pero, al contrario de lo que había pensado, una lágrima cayó, terminando su camino en una de las comisuras de mi boca.

Entonces se desencadenó en mí un llanto casi incontrolable, entre hipidos y sollozos que, cada vez que intentaba calmar, aumentaban de intensidad.

Necesitaba a Niall, necesitaba solucionar las cosas con él, lo necesitaba a mi lado, regalándome esa sonrisa tan bonita y hablándome con esa voz tan dulce.

Nick iba a acercarse a mí cuando su móvil sonó y tuvo que salir de la habitación, agradecí mentalmente la interrupción porque en ese preciso momento lo único que quería era quedarme solo.

—Él no se ha ido...—el castaño me miró con los ojos cristalizados— Él no podría irse ¿Verdad? —se sentó a mi lado y no respondí.

¿Por qué lo había hecho sufrir tanto? A veces dudaba de si realmente lo amaba, porque ¿Qué clase de mierda le hace tanto daño a la persona que ama? Pensé entonces que muy probablemente Niall tenía razón, yo no sabía amar.

Sin embargo, ¿Por qué mi corazón dolía tanto?

Estaba tan arrepentido y me sentía tan estúpido por haber actuado como un maldito mocoso inmaduro, tuve la oportunidad de hablar con él, de explicarle lo que había sucedido y que finalmente supiera que todo había sido un malentendido y que habíamos hecho una tormenta en un vaso con agua, pero no, como siempre tenía que joder todo.

Niall ya no era el mismo de antes y eso me asustaba, sabía que por dentro aún era tan frágil y dulce como lo recordaba, pero ahora lucía mucho más determinado, había perdido aquel brillo que tenía hace dos años, ya no era más el chico que tenía siempre una sonrisa dibujada en su infantil rostro, o por lo menos a mí no me había permitido verla.

Sin embargo y pese al miedo que sentía esta vez no actuaría como un cobarde, tal vez esta era mi última oportunidad, tal vez, de hecho, ya no tenía oportunidades y esta ni siquiera lo era, pero ahora lucharía y si él se iba yo iría tras de él porque no podía perderlo, no una vez más.

Esa noche Niall no llegó a la habitación, Shawn quiso ir al hotel donde Harry se estaba hospedando pero le pedí que me acompañase, no soy el tipo de personas que se muestra frágil frente a otras pero ahora mismo estaba demasiado angustiado y lo último que quería era estar solo.

—¿Él no se comunicó contigo? —Shawn mordió su labio inferior después de haberme hecho la pregunta, negué con la cabeza soltando un suspiro lleno de frustración — Su última conexión fue antes de que se vaya...—comentó mirando la pantalla de su móvil.

Se escucharon pasos acercándose a la puerta y miramos en aquella dirección esperando porque fuera el pelinegro pero a cambio nos encontramos con la rizada cabellera de Harry, quien nos observaba con sus enormes y verdes ojos desde el marco de esta.

—Lamento interrumpir. —dijo dejando ver todo su rostro— ¿Puedo pasar? —ambos asentimos con la cabeza y él nos regaló una pequeña sonrisa mientras abría más la puerta, detrás suyo se encontraba Louis, viéndose extrañamente más brillante.

Sabía que algo había sucedido entre esos dos pero ahora no era momento de averiguarlo, encontrar a Niall era mi única prioridad.

—¿Qué pasó? —preguntó el más alto, miré a Shawn pidiéndole que fuera él quien hablara.

Tomó una bocanada de aire antes de abrir la boca: —Nini se fue, no sabemos a dónde ni durante cuanto tiempo pero se fue —Harry frunció el ceño— pero se llevó la caja de Zayn...—agregó en un susurro.

Pasé mis palmas por mi rostro, totalmente incrédulo de que una tontería de adolescentes nos haya causado tanto dolor.

Pero era cierto, y en gran parte, era mi culpa.

—Todo estará bien, solo deben darle tiempo. —acotó Louis, sentándose a mi lado y pasando un brazo por sobre mis hombros.

Negué con la cabeza porque parecía que yo era la víctima y Niall el malo de la historia, cuando era todo lo contrario y yo tenía bien merecido toda la desesperación y el dolor que me me embargaban en ese momento.

—Yo...—hice una pequeña pausa— yo iré por él.

—No sabes a dónde fue. —replicó al instante Shawn.

Apreté mis puños que se encontraban sobre mis piernas.

—Donde sea que esté, —tensé la mandíbula — lo encontraré.

En una ocasión mi hermana me había dicho muy enojada que era demasiado egoísta para mi propio bien y sí, tal vez lo era, pero ¿Ahora? Ahora me ufanaba completamente el serlo.

Niall tenía que escucharme, teníamos que arreglar todo este desastre, teníamos que estar bien.

Y solo lo lograríamos estando juntos.

Porque estaba seguro que sus sentimientos por mí seguían intactos, que él aun me amaba tanto como yo a él y nada ni nadie nos separaría, ni siquiera mi propia estupidez.

No esta vez.








-Yxxnmxnsgxrl-

Quedate~~~ZiallWhere stories live. Discover now