Capitulo 2

9.6K 578 33

Me quedé sin habla. ¿Por qué había un chico en mi habitación? Pensaba que iba a compartir dormitorio con una chica.

-¿Qué haces aquí?- le pregunté.- No lo entiendo, me han dicho que había venido mi COMPAÑERA no mi COMPAÑERO.

-Pues a mí me han dicho que esta es mi habitación, cariño, así que me voy a quedar aqui.- me lanzó otra de sus sonrisas burlonas.- Espero que nos lo pasemos bien.- me guiñó un ojo.

No me lo puedo creer, esto tiene que ser un error. No me puedo imaginar vivir con este chulo durante un año entero.

Fui a recepción para quejarme y que me dieran una solución. Y para mi sorpresa no había nadie. En la pared había un cartel que decía: abierto de 8 a.m/8 p.m. Miré mi reloj. ¡Mierda! Eran las 8'30 de la tarde. ¿Ahora que iba a hacer? Tenía que esperar hasta que mañana por la mañana abrieran y pedir un cambio de habitación. Pero hasta entonces me tenía que quedar en algún lado... en el cuarto de Jonh... solo sería una noche, no pasará nada... ¿pero y si pasara algo? Mi mente estaba hecha un lío, cuando vi bajando por las escaleras a Jonh.

-¿Qué vas a hacer?- me preguntó.

-No lo se.- dije con desanimo.

-Es tarde y supongo que no has cenado. Si quieres vente conmigo, conozco un lugar del campus donde se come realmente bien.- me sonrió.

No sabía que responderle. No llevaba mucho dinero y el que tenía me tenía que durar todo el mes.

-Invito yo para celebrar tu llegada.- sonrió de nuevo. Pero esta vez diferente, de una manera amable.

Parecía como si me hubiera leído la mente. Sin pensarmelo dos veces asentí.

Durante el camino no hablamos mucho. Pero si que me estuvo enseñando algunos lugares del campus.

-Ya hemos llegado.

Mire el lugar. Era bastante bonito, con bueno ambiente, habían pequeñas mesas y una barra.

-¿Nos sentamos?- Dijo.

-Vale.- Dije algo nerviosa. Entonces me separó la silla de la mesa como un caballero, dejandome que me sentara. Me sonrojé y él sonrió.

Se sento delante de mí. Ahora que estabamos frente a frente me pude dar cuenta de sus preciosos ojos verdes, de su cabello negro azabache que parecía tan sedoso, de sus manos grandes pero a la vez suaves que tenía...

Entonces vino un camarero- ¿Qué van a tomar?

-Para mí una haburguesa con queso y una cola.- dijo Jonh

Yo tenía mucha hambre, pero no quería pedir mucha comida, ya que no quedaría muy femenino.- Yo una ensalada Cesar y una cola light.- Después de pedir me había dado cuenta de lo que había pensado, ¡¿enserio que había pensado  "no quedaría muy femenino" ?! me sonrojé.

a Jonh se le escapó una carcajada- Me encanta cuando te sonrojas.- Me sonrojé todavía mas, que vergüenza, no se lo que me pasaba con él que estaba siempre muy nerviosa... ¿a lo mejor es amor?

-¿Qué es lo que piensas?- Me preguntó mirandome a los ojos.

-¿Que?

-Que qué es lo que piensas he preguntado.- Me lo dijo como si fuera tonta.

-Pues creo que me gus...- Vino el camarero poniendo nuestro pedido en la mesa. Que estaba diciendo, me estaba volviedo loca. Menos mal que el camarero vino que si no...

Nos dispusimos a cenar. Cuando terminamos fuimos al dormitorio. No me di cuenta donde ibamos hasta que llegamos. Abrió la puerta amablemente.

-¿Vas a entrar?- Me arrinconó en la pared poniendo sus brazos a ambos lados de donde me encontraba. Notaba su respiración muy cerca de la mía. Y de repente me besó levemente. No se lo que me pasó, pero instintivamente lo acerqué a mi. Lo necesitaba cerca, lo necesitaba tocar. Parece que el captó la indirecta y sus grandes manos se lanzaron a mis caderas y siguió besandome cada vez con más pasión. Mis manos fueron a su pelo. Me sorprendí, era mas sedoso de lo que había pensado. Sus manos empezaron a acercarme mas y mas cerca de él. Yo lo estaba abrazando con fuerza. Y Jonh bajó su cabeza hasta mi cuello. Empezó a besarlo y de golpe se alejó de mí. Su cara estaba descompuesta.

-Lo siento.- Me dijo. A continuación, subió a la litera de arriba y me dijo- Puedes dormir en la litera de abajo. Buenas noches.- dijo frío.

Me quedé sin palabras. Todo había pasado muy rápido. A lo mejor era por mí, que no le gusto, pero de golpe parecía asqueado y asustado. Sin más palabras le dije- Buenas noches.- y me metí en la cama.

¿Qué es lo que le ha pasado a Jonh? Espero que les haya gustado, este capitulo ha tenido mucha pasión y a sido un poco corto. Si les ha gustado voten y comenten plis. Gracias por leer:)

Cuando la noche llegue¡Lee esta historia GRATIS!