Capítulo único. {EDITADO}

10.9K 726 258



Estúpido tweet, estúpido Zayn, estúpido todo aquel que diga que su bebé le pertenece a alguien más.
Si, estaba molesto por algo realmente tonto, pero eso no quita el hecho de que estuviera ardiendo por los celos y la rabia, todos esos estúpidos comentarios "Oh se verían tan lindos", "Zarry", "Harry y Zayn juntos son realmente adorables".
Claro que Harry era adorable, pero no porque estuviera junto a aquel moreno, ese chico era agua pasada en su vida. Entonces ¿porqué estaba tan molesto? Porque el idiota de su "amigo" le había enviado un mensaje que hizo que su sangre hirviera como si de lava se tratase.

"Louis; tu pequeño debajo mío se vería muy lindo. ;) Zayn xx."

Imbécil, mil veces imbécil.— Repetía el castaño presionando fuertemente su teléfono entre sus manos.
No sé que pasa, pero recuerda que los teléfonos de hoy en día son una porqueria y si sigues así lo vas a destrozar.— Murmuro ahí con tono burlón Liam, ese maldito idiota que amaba tanto.
Cállate Liam, todo es culpa de tu estupido ex novio.
¿Zayn? ¿Qué pasa con el? — Preguntó y enseguida el más bajo le extendió su teléfono con el mensaje antes recibido y espero a que este lo leyera. — ¿Esto es por lo que dijo ese fan al cual bloqueaste?
— Puede ser, pero no tiene nada que ver, la pregunta es ¿porqué mierda el debe meterse? Sabe que me hace rabiar y no pudo ignorarlo como cualquiera.
— Louis, Harry solo tiene ojos para ti, es como si yo desconfiara de Niall ¿crees que él sería capaz de engañarte?
— Por supuesto que no, eso no es lo que me tiene molesto, no es la primera vez que lo emparejan con alguien, ahí está su amigo Nick o Niall. — En ese mismo instante pudo notar como Liam fruncía el ceño y en cualquier otro momento podría haberse echado reír por eso. — Me molesta que toda la gente le siga la corriente y más que Zayn lo haga también.
Tranquilízate ¿quieres? Es solo algo que durará unos días, como siempre, como cualquier otro rumor o chisme. — murmuro el castaño, encogiéndose de hombros tratando de restarle importancia al asunto, pues sabía lo celoso que podría llegar a ser su mejor amigo.
Bien como sea ¿venias por algo en especial? — pregunto alzando una ceja hacia su amigo.
Oh si. — Dijo el otro como si de la nada un recuerdo hubiera llegado a su cabeza. — Ve aviso Niall que Harry llegó, debe estar desempacando en su habitación.
— ¿Porqué no me dijiste eso desde el comienzo? Muévete gordo. — rodando los ojos pero sin poder contener su sonrisa el castaño fue directo hasta las escaleras para así poder ir a la habitación que compartía con su pequeño para así poder darle la bienvenida, habían pasado meses desde la ultima vez que habían estado juntos.
Ya no hay respeto. — murmuraba entre dientes un ofendido Liam viendo como su amigo caminaba, por no decir que corría, a la habitación de su novio, meses separados era mucho para ellos. 

*

En camino a la habitación de su bebé escucho como Liam gritaba que saldría con Niall a algún lugar, no le interesaba realmente, Harry había regresado y solo quería abrazarlo hasta morir si era necesario.

¿Hazza? — Llamo Louis entrando a la habitación de su novio un poco agitado, por lo rápido que había llegado hasta ahí, encontrándose con su rizado de espaldas a él, desempacando sus maletas.
Había cambiado tanto en estos años, su cabello era más largo, tenía más tatuajes, claro todos a juego con los suyos, se vestía diferente, etc. Pero eso era solo ante las cámaras y la prensa, porque cuando estaba con él, en la intimidad de su hogar, seguía siendo el mismo niño que usaba suéteres con colores pastel y pequeñas bragas de encaje, tan inocente y a la vez tan caliente. Podría notarse simplemente en su habitación; era de un delicado color lila con muebles negros que hacían un constrante increíble, seguía siendo el mismo Hazz de siempre ante sus ojos, solo agregando el pequeñísimo detalle de que ahora era más alto que el.
¡Lou! — Gritó emocionado Harry lanzándose a los brazos de su querido novio para así poder abrazarlo con fuerza. — Te extrañe mucho LouLou, moría por regresar pero ellos no me dejaban y bueno, ya sabes esas cosas.
Tranquilo, bebé la buena noticia es que ya estás aquí. — decir sin poder ocultar su sonrisa, soltándolo solo para que pudiera terminar lo que hacía.
Lo sé, amor. Es solo que no puedo evitar extrañarte. — suspiro largamente con solo decir aquello, mientras sacaba uno de sus suéteres del closet, uno muy lindo color lavanda.— Cambiando de tema y esas cosas, Zayn me llamo hace un rato lo cual me pareció sumamente extraño.
Pocos segundos después de que el rizado hubiera mencionado aquellas últimas palabras, esa mirada llena de ternura que Louis le regalaba, se convirtió en una de furia y frustración ¿qué mierda hacia el llamándole a su Harry? Ese maldito, no dudaba que fuera solo para molestarlo.
¿Para qué? — Respondió aquello en un tono seco y un poco cabreado, cosa que no pasó desapercibida por el ojiverde que enseguida se giró para así poder encarar a su novio.
No pude responder realmente, esperaba que tú tuvieras un poco de idea sobre eso, yo nunca fui muy cercano a Zayn. — ante aquella respuesta simplemente se encoge de hombros y espera algún comentario por parte del más bajo, pues el cambio de actitud no le agradaba demasiado.
— Tu dímelo, Harry.— Dijo el mayor pasándole su teléfono para que viera tanto el tweet como el mensaje de Zayn, causando un inocente sonrojo en las mejillas del rizado por las palabras de aquel mensaje, lo cual solo logro que Louis se enojara aún más.
— ¿Qué tiene que ver esto conmigo Louis? ¿Crees que de verdad yo sería capaz de algo así? — exigió saber el rizado, sintiéndose un poco ofendido por la desconfianza de su novio.
— No lo sé, los dos en la misma ciudad, rumores, fans enloqueciendo.— Respondió inconscientemente Louis, sin pensar en que aquellas palabras podrían afectar más de lo que esperaba a él menor.
Porque eso más que enojar a él rizado, lo hizo sentirse mal, muy mal. Su Lou, aquel chico al que le había entregado todo, no confiaba en el, creía que era una de esas tipas que se la pasan follando por todas partes cuando tenían oportunidad o sus novios no estaban, o al menos eso rondaba por la cabeza del pequeño. Y no fue hasta que Louis vio los hermosos ojos esmeralda de su niño llenos de lágrimas que se dio cuenta de lo que había dicho, había lastimado a Hazz, él era tan sensible.
— Harry no llores lo siento tanto, soy un idiota, no debí decir eso. No quise hacerlo, lo lamento. — se excusó rápidamente acercándose hasta donde estaba su dulce chico, abrazándolo lo por la cintura para así tenerlo más cerca.
— Yo no soy una puta, Louis. — escucho decir de aquellos rojos labios y juraba que el mismo estaba a nada de soltarse a llorar, mierda y más mierda pensaba, debía medir sus palabras, estúpidos celos que no lo dejaban pensar y lo hacían decir tonterías.
— Claro que no lo eres, lo siento, bebé sabes que soy un celoso e idiota lo siento yo, yo...— trataba de buscar algo que pudiera arreglar la situación, al menos hasta que sintió uno labios sobre los propios dándole un beso, que apenas era una suave caricia ¿en qué momento pudo haber desconfiado de su pequeño sol?
— Shh, está bien, Boo solo... solo confía en mí. Yo te amo a ti y solo a ti, jamás haría algo así, jamás te lastimaría.
— Yo también lo hago Hazz, te amo. Muchísimo.
Y se besaron, cuanto habían extrañado esa sensación de estar juntos, el calor del otro, las caricias que se regalaban mutuamente, los besos de buenos días o buenas noches. No podían estar separados era algo que habían descubierto hace mucho, eran ellos juntos contra en mundo lo demás no importaba.
— Déjame hacerte el amor, Harry.— dice aquel castaño en apenas un susurro, después de haberse separado de los labios contrarios para tomar un poco de aire.
Ante aquellas palabras, el menor se sonrojó notablemente y asintió con su cabeza con cierta timidez; a Louis le encantaba ver como aún después de tantos años tenía tanto poder sobre el cuerpo de Harry y por supuesto también como Harry lo tenía sobre el suyo. Lentamente fue recostándolo en la cama que estaba detrás de ellos para después poner ambos brazos a cada lado su cabeza y así poder sostener el peso de su cuerpo.
Beso suavemente sus labios mientras con unas de sus manos tocaba su cabello, enredando sus dedos en aquellos largos rizos. Con su lengua pidió permiso para entrar en la cavidad de su niño, cosa que rápida y tímidamente Harry aceptó, uniendo su propia lengua al juego que había comenzado Louis, claro que no era la primera vez que hacían esto pero seguía siendo igual de lindo y especial, tal como la primera vez.
Louis se separó de los labios de Hazz, ganándose un gimoteo de protesta de este, para bajar a su cuello lamiendo y besando esa blanca piel que tanto amaba, asegurándose de dejar marcas notorias, mientras con sus manos tomaba en final del suéter color lavanda de su novio para sacarlo sobre su cabeza. Una vez que la prenda fue retirada la lanzo a quien sabe dónde y atacó los pequeños y rosado botones de su novio que ya estaban un poco duros, mientras su boca disfrutaba uno, su mano jugaba con el otro.

Fucking tweet {two shot l.s}¡Lee esta historia GRATIS!