PROHÍBIDO EL FÚTBOL 2/2

70 15 16
                                    

Tan solo han pasado 4 días desde que Tsubasa se ha lesionado y no puede jugar fútbol, su lesión ha mejorado rápido y ya ha dejado la silla de ruedas, por lo que ahora está usando muletas.

- No puedooo máas, necesito jugar fútbol!!! . - decía mirando a la ventana.

- Se que es dificil hijo, pero no puedes, espera una semana y podrás jugar todo lo que quieras. - dijo su madre mientras acomodaba la mesa.

- No puedo, por que tengo que pasar por este infierno!! . - decía mientras golpeaba despacio la ventana.

- Si rompes la ventana, te quedas sin tu propina semanal. - dijo su madre en un tono molesta.

- Pero, está bien mamá, es que no soporto. 

- Pues soporta.

Luego de colocar la mesa la Sra. Ozora ayuda a su hijo a la mesa para que puedan comer, ambos se sientan a disfrutar de la comida que ha preparado, pero Tsubasa come sin ánimos.

toc toc*

La Sra. Ozora se levanta de la mesa para abrir la puerta y ver que eran Ishizaki, Wakabayashi y Misaki.

- ¿Cómo está Tsubasa? - preguntó Ishizaki

- Bueno... - se hace a un lado para que ellos vean a Tsubasa sin animos de comer y suspirando.

Ishizaki ya no podía ver a su amigo de esa manera, por lo que decide ir a hablar con él, siendo seguido por los otros 2.

- No puedo creerlo!! Tsubasa, ese no eres tú, no te vas a desanimar por no jugar fútbol, no es cosa del fin del mundo, si no te sanas ese pie, puede que no juegues por años y eso es peor, o acaso no quieres jugar al fútbol?- dijo Ishizaki

- Si quiero, pero sin jugar fútbol no puedo estar. 

- Pero tienes que hacerlo, debes recuperarte y tambien debes comer bien.  - 

- Si Tsubasa, te queremos ver bien, te hemos traído también los apuntes del colegio. - dijo Misaki. 

- ¿ y la tarea ? . - preguntó

- Tambien

- ¿Resuelta? 

- ehhh , si creeeo. 

Terminó de comer con mucho esfuerzo, de ahí sus amigos se sentaron a la mesa a jugar monopolio y distraer a Tsubasa para que no pensara en el fútbol.

- Compro - Dijo Ishizaki tomando una de las casitas.

- No puedo más!! - Gritó Tsubasa volteando el tablero del juego.

- Tsubasa!! - Dijo Ishizaki

- No puedo, necesito balón. - sus pupilas se ponían con imagen de un balón

- Creo que mucho monopolio por hoy, será mejor que descanses amigo. - Dijo Wakabayashi guardando el tablero

Los 3 chicos ayudan a Tsubasa a subir las escaleras y dirigirse a su cama para que tomara una siesta.

- Bueno Tsubasa será mejor que duermas por hoy, nos vemos mañana. - Dijo Misaki dándole un beso en su frente.

- Si chicos, mañana nos vemos en el entrenamiento.

Al escuchar lo que dijo Tsubasa,  los 3 se miraron con algo de pena y salieron de la casa.

Al dia siguiente volvieron con las esperanzas de nuevo ánimo de Tsubasa, pero acompañado con Hyuga y Wakashimazu.

- Hola Roberto - Saludó Misaki

- Chicos ayuden a Tsubasa. No quiere salir de la habitación.

Los 5 fueron a la habitación, tocaron la puerta, pero nadie respondía,  unos segundos después abrieron la puerta encontrándose con Tsubasa en la esquina de su habitación con la luz apagada y las cortinas cerradas.

- Ya no quiero vivir.

- Tsubasa no seas dramático - Dijo Wakabayashi.

- No mintieron al decirnos que Tsubasa estaba modo depresivo. - Dijo Hyuga acercándose a Tsubasa .

- Sin mi balón no soy nada, nada de nada.

- Creo que ya no podré vivir, si muero, de herencia les dejo mis deudas y a mi mejor amigo Misaki e Ishizaki les dejaré mis deudas mas grandes. - Dijo Tsubasa

- Que deudas ni que nada, no te vas a morir.

- dan café y galleta en mi funeral. Ponen la canción mas triste que encuentren y flores por favor. - Dijo Tsubasa triste

- Bueno, hay que decirle adios a Tsubasa deprimido y decirle hola al Tsubasa alegre. - Dijo Ishizaki levantándo a Tsubasa

- ¿Jugamos videojuegos? - preguntó Wakashimazu

- Siii - Afirmó Ishizaki

Sacaron el videojuego y empezaron a jugar por turnos , mientras que Tsubasa esperaba la hora que le tocara jugar, su desesperación inundaba la habitación, pues este no dejaba de caminar con sus muletas por toda la habitación.

- Te ganeeee - Dijo Hyuga. - Nadie puede vencer a este tigre en los videojuegos.

- Ahora verán al profesional- Dijo Wakabayashi tomando el mando.

- Tsubasa es tu turno y deja de caminar me desconcentras - Exclamó Misaki

- Necesito salir de aquí!! - decía Tsubasa dando pequeños saltos.

Los días pasaron Tsubasa no dejaba ser inquieto, caminaba por toda la casa una y otra vez, no podía dormir, se giraba en la cama y varias veces cayéndose.
Sus amigos hicieron pijamada en su casa, pero este no dejaba de mencionar al fútbol y no dejar de dormir a sus amigos.

- Hijo, hoy toca cita con el doctor - Dijo la sra ozora

Fueron al médico acompañado de Wakabayashi,  Misaki e Ishizaki.

- Cuanto me queda doctor. - Dijo Tsubasa

- No mucho - Respondió el doctor

- Doctor por favor haga algo, me tiene loca en la casa. - Dijo su madre suplicando

- Y a nosotros también.  - Dijeron los 3 en unísono.

- Bien muchacho tu pie se ha curado por completo, ya puedes caminar normal.

- SSSIIIIIIII - Gritó de felicidad Tsubasa  con una música de fondo "we are the champion"

- Pero, ten cuidado la próxima vez.

- Si doctor

Salieron de hospital.

- Un partido de fútbol chicos???

- Claro - Respondió Misaki

En el campo*

- Bien miren mi tiro de chilena - Dijo Tsubasa.

- ¡¡CUIDADO!!- Gritó Ishizaki

Tsubasa estaba por caer en el suelo, pero Misaki lo agarró, lamentablemente Misaki cayó mal por lo que se fracturó su pierna derecha.

- Chicos... - Dijo Misaki en su cama con la pierna enyesada.

- Bueno. Solo son 2 semanas Misaki,  si yo pude tú puedes - Dijo Tsubasa.

HORA DE HISTORIAS CON TSUBACITADonde viven las historias. Descúbrelo ahora