03

12.8K 1.2K 356
                                    

primavera del 2022

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

primavera del 2022




ROMINA había llegado a su nuevo departamento exhausta, no sabía que España iba a ser todo un laberinto para ella.

Casi la chocan tres veces por no saber para donde tenia que ir, aunque le daban muchas risas las puteadas de los españoles. Los argentinos eran más originales en eso.

Al entrar en su departamento se tiro a la cama como si su vida dependiera de ello, quería descansar lo más que podía.

En el próximo día iba a empezar a trabajar y sabía que eso la iba a matar como nunca, por eso quería aprovechar, y si tenía días libres quería recorrer España.

Por lo que tenia entendido en dos días llegaban los actores, primero iban a conocerse entre los de la producción y después era el turno del cast.

Gran parte le daba mucha intriga conocer a esos actores, ellos iban a hacer un rol muy importante que no cualquiera podría.

Además iban a conocer a las verdaderas personas del accidente, eso a todos les generaba tensión, pero por el hecho de que iban a ver a personas que sufrieron y resistieron tanto, no cualquier hubiera sobrevivido ahí.

La comían los nervios, así que intento dormir algo, pero se le era imposible ya que se había dormido todo en el avión.

Agarro su celular y empezó a revisar Twitter, todo andaba común como siempre. Estaba bastante aburrida así que decidió empezar a ordenar la ropa.

Puso algunas canciones de fondo ya que no sabía que hacer, y así si se le paso rápido la hora. Esa era la magia de ser un ricotera.

Cuando vio que estaba oscureciendo se le ocurrió ir a comer a algún lugar afuera, además no tenia ganas de cocinar.

Aunque primero tenia que sacar cambiar pesos a euros, si no iba a ser una pelotuda que pensaba comprar con pesos argentinos en Europa.

Agarro las llaves y salió del departamento, fue caminando hasta el banco que estaba en la esquina y cambió la plata.

Empezó a mirar si encontraba algún restaurante o algo, se dio cuenta que a una cuadra había un restaurante, no parecía uno cheto así que se dirigió ahí. No tenía plata como para un restaurante cheto de España.

Vio que no habia casi nadie en el lugar así que se emocionó, le sofocaban los lugares con tanta gente en el.

Cuando entro al lugar se sentó en una de las mesas que estaba al lado de la ventana, al rato llego uno de los camareros dándole el menú.

Ella sólo pidió algo que tenía un nombre no tan complicado, ni sabía que iba a comer, pero le gustaba cualquier cosa, no tenía un paladar para nada exigente.

Se quedó mirando la ventana, no le gustaba andar con el celular cuando salía afuera, le gustaba apreciar el paisaje y el aire libre cada vez que podía.

𝗩𝗘𝗖𝗜𝗡𝗢𝗦  ━━━ 𝖤𝗇𝗓𝗈 𝖵𝗈𝗀𝗋𝗂𝗇𝖼𝗂𝖼Donde viven las historias. Descúbrelo ahora