5

14.9K 894 950
                                    

imagina: sientes celos de que armin visite constantemente a annie, te vuelve insegura.

nota: leve spoiler de la cuarta temporada.

...

La legión había vuelto de Marley, algunos felices y otros tristes. Cierta muchacha se encontraba alejada de los demás, quería un poco de tiempo sola para seguir llorando por la muerte de Sasha. La quería devuelta, hablar, reír, jugar, comer junto a ella, no quería vivir en un mundo sin una de sus más grandes amigas, era aburrido un mundo sin Sasha.

El rubio buscó con su mirada a su novia, pero no la encontró entre la multitud. Se acercó a Jean y Connie, preguntándoles si la habían visto irse, a lo que asintieron y le indicaron por dónde (n) se había ido. Les agradeció, dándoles una sonrisa triste y luego caminó hacia dónde señalaron.

—¿(n)? —Colocó su mano en el hombro de ella, causando un pequeño sobresaltó en su puesto.

La (c/c) limpió de inmediato sus lágrimas con rapidez, girándose para ver cara a cara a Armin. Sonrió, pero salió más una mueca que otra cosa. Sus lágrimas volvieron a hacer presencia y soltó un jadeo, abrazando el torso del rubio, escondiendo su rostro en su hombro y chillando allí.

Él nunca la había visto tan vulnerable, tan frágil, incluso cuando él casi muere no lloró como ahora lo estaba haciendo.

Acarició su espalda, besó su cabeza y dejó que siguiera desahogandose en su pecho, sin importar que le mojara la camisa. (n) sacó su rostro del hombro de Armin y lo miró de nuevo a los ojos.

—¿Por q-qué? —Hipó.

—Quisiera una respuesta para eso también... Pero nada se me viene a la cabeza. —Sus manos se posaron en las mejillas de su novia. —En serio lo siento. —Besó su frente, escuchando otro jadeó salir de los labios de ella. —No tengo palabras ahora para darte confort... Pero te doy mi hombro para que llores en el, estoy aquí para ti. —Susurró y (n) sólo aumentó su llanto, aferrándose más a él, dejando salir todo lo que dentro de su pecho había.

..

—¿Ya se logró dormir? —Cuestionó Jean al ver a Armin salir de la habitación compartida con (n).

—Sí. —Suspiró pesadamente. —Se quedó dormida llorando, nunca la había visto así... Me preocupa mucho. —Caminó con el chico hacia la habitación en donde Connie y Mikasa estaban.

—¿Mañana visitarás a Annie? —Preguntó, tomando asiento en el sillón, misma acción que hizo Armin.

—Creo que sí.

—¿(n) está consciente de que la sigues visitando? —Preguntó Connie esta vez.

—Sí, aunque antes, cada que volvía de ver a Annie, (n) se comportaba indiferente conmigo. No me gusta eso. —Jugó con sus dedos entre sí, mirando estos con su ceño ligeramente fruncido. —¿Saben por qué pasaba eso?

—Ay amigo, en serio no sabes nada de chicas. —Resopló Jean, sonriendo un poco. —(n) está celosa.

—¿Ce-celosa? Pero ¿Por qué? Annie solo es una compañera, ¡Y-yo amo a (n)!

—Lo sabemos, pero las chicas son así. —Connie se encogió de hombros. —No importa cuantas veces le digas te amo, ellas seguirán estando celosas.

𝘢𝘳𝘮𝘪𝘯 𝘢𝘳𝘭𝘦𝘳𝘵 , 𝘰𝘯𝘦 𝘴𝘩𝘰𝘵𝘴Donde viven las historias. Descúbrelo ahora