1

31.2K 1.7K 813
                                    

imagina: armin te busca para confesarte sus sentimientos.

nota: (c/c) el color de tu cabello.

...

Armin llevaba en sus manos un pequeño obsequio para (n), ya que sería el día en que por fin confesaría su amor a la (c/c).

Eren y Mikasa lo alentaron a hacerlo y luego de dos largas semanas debatiéndose con él mismo, por fin accedió. El único problema que había era cómo hacerlo sin tanto tartamudeo. Es muy tímido frente a (n), ni siquiera podía controlar el latir rápido de su corazón cuando estaba junto a ella.

—Sa-sasha. —tocó el hombro de la mencionada y ésta inmediatamente se dio la vuelta.

—Oh, Armin, ¿Qué pasa?

—¿Sabes dónde está (n)? —Se sonrojó al decir el nombre de la chica.

—Fue con Christa e Ymir al pozo de agua.

Armin agradeció y caminó a donde le indicaron. Al llegar vio a las 3 chicas conversando y fue entonces que su sonrojo se esparció hasta sus orejas y cuello al ver a (n) riendo por algo que Ymir había dicho. Respiró hondo antes de acercarse e intento controlar sus nervios.

—(n). —Llamó cuando estuvo frente a ella. —¿Pu-puedo hablar contigo a solas? —tragó saliva, esperando una respuesta.

—Cla-aro que sí, ya vuelvo chicas. —El par se alejó del pozo y caminaron a un lugar más reservado, sin tantos reclutas alrededor. —¿Qué querías hablar, Armin? —Aunque ella estaba nerviosa por estar junto al chico que ama en secreto, sabía como esconder sus nervios, no era como él. —¿Y para quién son esas lindas flores? —Señaló, teniendo un brillo en sus ojos al ver el ramo de flores blancas con algunas amarillas.

—S-son pa-ara ti —volvió a tragar saliva y le extendió el ramo a ella.

—¿E-en serio? —el brillo en sus ojos aumentó al escuchar aquello, Armin asintió, tímido, y ella luego tomó el obsequio. —¿Y po-por qué?

—Yo... yo quería contarte, mmm no, quería confesarte c-como me siento cuando estoy contigo. —No pudo mantener su mirada con la de ella, así que miró hacia abajo, nervioso y muy sonrojado. —Yo estoy enamorado de ti —confesó, sin tartamudear ni una vez en toda la oración—. Me gustas mucho y yo... yo quería saber si tu—

—También siento lo mismo. —Soltó, sin dejar que Armin terminará—. Estoy muy enamorada de ti... realmente me gustas mucho, pero no dije nada por temor a ser rechazada —sonrió con dulzura—. Pero veo que me he equivocado. —rió, bajo y dulce, provocando estragos en Armin.

El rubio estaba en estado de shock, digiriendo aún cada palabra que la (c/c) había dicho, confesando su amor por él y cuando por fin procesó todo, sus nervios y el miedo al rechazo fueron sustituidos por una grandísima felicidad y una tierna sonrisa.

—E-entonces ¿tu y yo—

—¡Sí! —Lo abrazó, tomándolo por sorpresa, pero terminó por corresponder gustoso el abrazo. —Gracias por las flores, realmente son bonitas. —Se separó para mirarlo a los ojos sin romper el abrazo.

—No es nada. —rió nervioso, mirando a otro lado, manteniendo sus mejillas calientes, ofreciendo una tierna imagen a los ojos de (c/c).

—Armin.

—¿Hmm? —Volvió su mirar a ella.

(c/c) puso su mano disponible en la mejilla caliente de Armin y le sonrió—. Eres un chico realmente adorable.

𝘢𝘳𝘮𝘪𝘯 𝘢𝘳𝘭𝘦𝘳𝘵 , 𝘰𝘯𝘦 𝘴𝘩𝘰𝘵𝘴Donde viven las historias. Descúbrelo ahora