¿amor?

687 46 0

No estaba seguro de lo que pasaría o de que debía decir pero tenía que platicar con alguien y ya que mi abuelo no esta la segunda mejor persona para hablar de esto sería mi mamá. Se que estas cosas se debían hablar con los padres pero no me fío del mío, mi padre es más como Noah, ellos podrían tener a la chica que quisieran con sólo sonar los dedos pero yo no podré hacer eso.

Me tumbe en la cama a unos centímetros de luz, trataba de esconder mi cara en la almohada pero mi madre la trataba de quitar, algo como un juego de tira y afloja. Mi madre era muy buena conmigo aunque en ocasiones me imagino como hubiera sido mi madre biológica, era una modelo realmente hermosa quizá por eso mi padre inició una relación con ella. Alta de ojos grises y cabello caoba también unos hermosos labios de forma de corazón, dice mi padre que ella dejó vídeos de cuando estaba en su vientre pero no he querido verlos, siento que me haría sentir mal, bueno de todos modos aun así me siento mal; el que mi madre biológica diera su vida por mi hace que entre en un tipo de conflicto, sin embargo mi padre dice que me amaba demasiado, tanto que hizo ese sacrificio.

Después de unos minutos luz logró quitar la almohada de mi cara.

--Ahora sí  jovencito, ¿que es lo que te atormenta?-- hizo la pregunta

--bueno... lo que pasa es que... emmm hay..-- me ponia super nervioso al tener que decir el motivo de mi preocupación

--- ya cariño, sabes que puedes confiar en mi--- dicho eso me dio un beso en la mejilla

Tomé valor y al igual que una bocanada de aire muy profunda para poder decir lo que debía.

-- Hay una chica en el colegio que me gusta pero no sé cómo conquistarla-- lo dije de forma muy rápida

Luz se había quedado impactada, quizá no debía ir con mi madre a hablar de chicas.

--¿mamá?-- cerré los ojos esperando lo que venía

-- a mi pequeño ya le atraen las chicas, pero si eres un pequeño. No puedo creer eso-- dijo de manera muy dramática, no lo esperaba de ella

--Mamá ya tengo casi trece años, tarde o temprano tenía que pasar-- dije algo nefasteado

--sí hijo, sólo que pensé sería algo tarde. Aunque lo que me impacta es que no sabes cómo conquistarla-- se acomodó mejor y me atrajo a sus brazos -- eres un joven muy apuesto, inteligente y decidido, muy bien podrías conquistar a cualquier chica que quisieras-- habló halagando a su hijo

--- Madre... olvidas lo tímido que soy-- confesé -- además no sólo a mi me gusta--

--¿cómo? ¿Tienes competencia?--

--Pues para ser sincero si madre, Noah se fijó en ella y sino fuese él no me preocupaba pero conozco al tío Saimon sé que él les ha enseñado muy buenas tácticas de ligue eso y que tienen ese encanto--la mire mientras trataba de  hacer  una clase de mueca como si guiñara el ojo de manera coqueta

Mi madre se levantó y caminó hacia su tocador, de ahí sacó un álbum de fotografías viejas.

--¿Reconoces a ese niño?-- preguntó ella

--- ¿soy yo?--  respondí con un interrogante 

-- así es, eres tú. Fuiste y eres uno de los niños más hermosos de los que pude conocer y no lo digo sólo por que tu padre es mi esposo sino también-- paso la página -- ella es tu madre--

Me quedé maravillado, había visto unas cuántas fotos de la carrera de mi madre pero estaban sobre producidas pero en esas estaba al natural y era de verdad una mujer realmente hermosa.

Invasores¡Lee esta historia GRATIS!