Feliz Cumpleaños Papá Final

1.2K 69 7
                                    

Quiero agradecer a tod@s los que han leído mi historia. De verdad aprecio cada comentario y cada like que me dejan, me inspiran a seguir escribiendo. Amo compartir mis historias así que esperen más pronto ❤️

***************************

Raquel asintió con la cabeza y movió sus manos para comenzar a quitarse la ropa delicadamente y muy lento, una vez que su blusa llego al área de su pecho, respiro profundamente mientras comenzaba a descubrir sus senos. Los ojos de ella permanecieron fijos en los de el todo el tiempo, Raquel pudo ver como la expresión de Sergio se convertía en asombro mientras miraba su cuerpo, se mordió el labio inferior suavemente en un asunto nervioso antes de continuar quitándose su ropa, de repente se encontraba en solamente su ropa interior negra de encaje, observo como los ojos de Sergio se ensanchaban mientras escaneaba su cuerpo de arriba abajo, jamás se cansaría de esa mujer, cada vez que la veía desnuda era como la primera vez.

En un movimiento veloz, Sergio la tomó por la cintura y la acerco a él dejando escapar un gemido de ella, los labios de Sergio comenzaron a probar sus pechos, dejando besos castos en cada uno de ellos. Los acaricio con sus manos grandes y suaves, su pulgar recorrió su pezón lentamente antes de darle un apretón suavemente haciendo que Raquel moviera su cabeza hacia atrás y sus ojos se cerraran al instante.

Instintivamente, Raquel movió la cabeza de Sergio para guiarla hasta su otro pecho y de repente la lengua de el comenzó a hacer magia en su otro pezón, creando sonidos de placer en ella que jamás había escuchado, luego de darle atención a un pecho, continuo con el otro de la misma forma, lento y muy sensual. De repente, se apartó de ella y volvió a verla con mucho deseo en su rostro. Raquel se inclinó y susurró en su oído

-Déjame hacerte sentir bien cariño, es tu cumpleaños y mereces la atención.

Raquel movió sus manos por su pecho desnudo y bajó la hebilla del cinturón de Sergio antes de comenzar a deshacerse de sus pantalones, una vez logró quitarlos movió su mano hacia esa parte donde Sergio necesitaba ser tocado, Raquel podía sentir lo excitado que él estaba así que deslizó sus manos quitando su ropa interior y comenzó a darle placer. Sergio dejó escapar un gemido antes de inclinar su cabeza hacia atrás, Raquel aumento el ritmo y pronto lo tenía al borde del orgasmo.

-Joder Raquel, me estas volviendo loco, necesito hacerte mía ya o voy a morir de placer y será tu culpa cariño –dijo Sergio acomodando a Raquel sobre la cama.

Raquel aun llevaba puesta su ropa interior, trato de quitárselo pero Sergio la detuvo

-No, esto lo hago yo, es mi cumpleaños ¿no?...déjame abrir mi regalo favorito.

-Raquel tembló ante dicho comentario, estaba tan excitada que la más mínima expresión de cariño la lanzaba al abismo del deseo. Sergio abrió las piernas de ella y se posicionó para entrar, no resistió más la tentación y entró en ella de una embestida, comenzó a moverse dentro y fuera de ella disfrutándola y sintiéndola en cada movimiento.

-Eres mía Raquel, solo mía –susurraba Sergio en su oído.

-Y tú eres mío Sergio –

Sergio seguía moviéndose dentro y fuera, luego de unos minutos comenzó a bajar el ritmo y Raquel sintió el cambio inmediatamente.

-Sergio, porque vas lento cariño –preguntó más que excitada

-Quiero disfrutarte tanto como puedo

-Pero…ya…no…puedo –a Raquel le costaba articular una frase completa.

-Aguanta cariño…Joder Raquel –sabes tan bien –Sergio seguía su tortura con ella.

Así continuaron por mucho tiempo, ambos disfrutándose y queriéndose, luego de hacerlo lento, Sergio no aguantó más y aumentó el ritmo, una vez encontró el punto exacto comenzó a moverse rápidamente; entraba y salía de ella sin parar.

-Estoy cerca cariño –muchos gemidos salieron de la boca de él y ya no podía controlarlos más. Sus cuerpos comenzaron a sentir los inicios del orgasmo y fuego puro corría por sus venas, era todo lo que necesitaban para saber que estaban muy cerca, ambos. Segundos después llegaron al clímax, los dos dejaron salir un gemido tan fuerte que Sergio decidió callarlo presionando sus labios contra el cuello de Raquel y ella hizo lo mismo. Tardaron unos cuantos minutos en recuperar el aliento, pero en todo ese tiempo no se separan ni un milímetro, seguían unidos.

-Siempre eres buena para mi Raquel, eres el mejor regalo que puedo recibir no solo hoy, sino todos los días –dijo Sergio a la vez que salía de ella, buscaba una sábana y cubrían sus cuerpos desnudos, se quedaron quietos y abrazados

-Estoy tan jodidamente enamorada de ti

-Yo siempre lo he estado Raquel, no ha pasado un segundo del día el que no lo este. Estoy perdidamente enamorado de ti, Raquel Murillo y siempre lo estaré –Sergio lo grito tan fuerte que Raquel sonrió y a la vez temió que él hubiese despertado a alguien –No importa lo que pase, eres la mejor Raquel, perfecta, inteligente, increíble, sexy y toda mía. Raquel beso sus labios y se aferró más a él, amaba a ese hombre.

-Entonces, ¿te gusto mi regalo de cumpleaños?

-Ummm la verdad –comenzó Sergio con una voz dudosa –no lo sé…creo que aún no he terminado de degustarlo, creo que necesito abrirlo una vez más para saber completamente 

-Eres un tonto –respondió Raquel al mismo tiempo que Sergio movía las sabanas para comenzar el round dos de la noche 

Feliz cumpleaños Papá Donde viven las historias. Descúbrelo ahora