Capítulo 2

977 87 17
                                                  

●Agradecimientos especiales a mi beta Ale Velázquez Por ser tan genial y haber dedicado parte de su tiempo corrigiendo esto. Sin más,  aquí el siguiente capítulo.

  Llegar a casa no era una de sus partes favoritas del día, no a estas horas,  por lo general su madre se encontraba encerrada en su habitación con ese hombre, del cual sólo sabía su nombre, Osiris.
No era de su total agrado, y a pesar de ser un hombre educado con quien las pocas veces que cruzó palabras este había sido amable y educado, algo en aquel hombre no le acababa de convencer.
La relación con su madre no era de las ejemplares, tenían su riñas y discusiones pero su amor por ella era indiscutible, la amaba y admiraba, porque lo supo criar ella sola; no tenía ni la menor idea de que haya sido de su padre, y por alguna razón, aquel tema era tabú en su hogar, desde pequeño, cuando las curiosidades y preguntas empezaban a florecer en él, su madre prefirió evitar el tema redirigiendo sus preguntas a otros asuntos, denotando lo incómoda que se sentía con aquel tema.
Y en efecto, su madre se hallaba de nueva cuenta encerrada con aquel hombre, era bochornoso para el oírlos desde su habitación, por lo que se dirigió al escritorio que tenía en una de las esquinas del cuarto, sacó sus auriculares del cajón superior, con celular en mano los conectó, y al siguiente segundo the suburbs de Arcade Fire empezó a sonar, con aquella música sus ojos empezaron a cerrarse y quedó dormido.
Despertó pasada la media noche, con la batería del celular acabada, bostezo largamente y su estómago gruño, no había comido nada desde que llegó, decidido a cambiarse de ropa rápidamente e ir a la cocina por una taza de leche y galletas y volver a dormir, pero antes conectó su celular.
Con Anubis se encontró a primera hora antes de las clases, aprovechando para ponerle al tanto de los horarios extras que tendría con el Profesor de Historia, y los otros días con Hathor, para que así pudiera informarle por él al entrenador de sus futuras faltas en las siguientes semanas o lo que durara la preparación para los exámenes.
El día corrió particularmente rápido, se encontraría al final de las clases con Hathor y repasarían sus clases de Literatura juntos, ella era buena en eso, tal vez luego la acompañaría a su casa a pasar el rato, ya extrañaba su rostro lleno de ternura. 

Hathor era sin dudas la joven más encantadora, dulce y tierna que había conocido, fue aquello lo que lo cautivó, eso y su espectacular cuerpo, no podía negarlo.
Con paciencia le fue mostrando algunas de sus clases perdidas, explicándole en el proceso algunas de los temas que más se le complicaban, eran demasiados, en este punto temía que no pudiera ponerse al corriente, pero Hathor lo alentó a esforzarse, asegurándole  que podría lograrlo. 
Cuando acabaron se despidió de ella con un beso prologado y húmedo,  si no fuera por el cansancio que sentía en aquel momento,  subiría  a la habitación de Hathor a pasar un rato juntos. Pero por hoy, esto sería lo mejor.

Al salir del aula de su última clase, fue acorralado por sus compañeros de equipo, estos reclamaron el motivo de su abandono, Horus explicó que estaba muy ocupado tratando de ponerse al día con sus materias para aprobar y así poder participar del torneo, sus compañeros parecían no ceder ante las explicaciones de Horus , pues según ellos, eso no era motivo para no visitarlos aunque sea una vez por semana , o contestar los mensajes, Horus compartió unos minutos más con ellos, se dirigieron por el pasillo hacia la clase de Historia donde seguro el profesor Seth ya lo estaba esperando, nada contento, al doblar la esquina que conectaba con el pasillo donde se encontraba el aula de Historia, Horus pudo divisar a su Maestro en la puerta con los brazos cruzados. Giro su rostro hacía el grupo de jóvenes que se acercaban.

-¿Qué te has creído maldito mocoso? ¡Haciéndome esperar 15 minutos aquí! -Seth lo encaró al momento de entrar
-¡He tenido que hacer espacio en mi agenda para darte 25 minutos de mi vida!, ¡y a la primera oportunidad te comportas de manera irresponsable como lo haz hecho a lo largo de este año! No sé en que estaba pensando cuando acepté darte tutoría, está claro que eres un alumno despreocupado.
Horus estaba en silencio, la pena y culpa lo inundaron por dentro. No se había percatado de que había transcurrido tanto tiempo
-Sabes, pensaba que realmente podría ayudarte, pero puedo notar que no lo aprecias -empezó a recoger sus libros en un maletín- La directora Ra puede empezar a buscarte otro maestro, yo no perderé mi tiempo contigo -terminó diciendo dispuesto a dirigirse a la puerta, pero antes de cruzarla una mano sosteniendo su brazo lo detuvo.
Seth realmente molesto se giro velozmente para reclamar del porque este niño se atrevía a tocarlo y sobre todo detenerlo -¡Maldito niño arrogante! -pensó.
Pero al momento de girar su rostro se encontró de frente con la mirada del chico moreno, se miraron por un tiempo extenso, fue imaginación de Horus o el rostro de Seth se tiño de un leve tono rojizo, tal vez hubiera podido confirmarlo, si no fuese porque no logró apartar su atención de los ojos del profesor,que eran de un llamativo color rojo; después, un fuerte golpe en su brazo lo quito del estado en que se sumió
Horus se disculpó rápidamente bajando la mirada.
- No vuelvas a tocarme- finalizó Seth con voz grave, pero para alivio de Horus, este volvió a dirigirse hacia dentro del aula- ¿Esperas una invitación? Entra.
Los latidos siguientes en el corazón de Horus debió de darle un indicio de lo que se avecinaba.

Continuará...
It was not love at first sight (+18)
Última actualización: Sep 10, 2019
It was not love at first sight (+18)Donde viven las historias. Descúbrelo ahora