QUIETO

3.4K 177 51

[DARK STONY]


¿Hasta dónde llegó mi amor por ti Tony? Ya no sé quién soy y para ser sincero ya no me interesa saberlo. Solo quiero que sigas en mis brazos hasta que nuestro momento pase, hasta que veamos el último rayo de luz en el final de nuestros días, en tu caso verlo de nuevo.

Nada fue igual después de la Guerra Civil, por más que te contacte tu jamás respondiste y cuando lo hiciste yo tome el móvil añorando escuchar mi nombre salir de tus hermosos labios, pero en su lugar fue la voz del Dr. Banner quien me aviso de una nueva amenaza, nunca me imaginé que fuera contra el universo pero en este caso, contra el mío.

Se llamaba Thanos, este maldito titán quería las gemas del infinito y así tener el máximo poder. No podía dejar que eso pasara así que salí de entre las sombras y me dispuse a hacer mi trabajo, ser un héroe. Quien diría que esa sería la última vez que yo sería un héroe. Cuando te volví a ver sentí como mi alma volvía a mi cuerpo, pero se volvía a ir pues tú solo tenías ojos para más de uno: primero había sido Peter Parker, ese mocoso que bien no sería competencia, sin embargo no toleraba la facilidad con la que acaparaba tu atención, los ojos del menor brillaban como un cachorro que acababa de ser recompensado con el más delicioso hueso, y como no si tú lo guiaste, lo educaste como un hijo aun cuando el chico tenía a su tutora. Por si fuera poco había más de un Peter, ese maldito de Quill era a quien más odiaba, siempre cerca de ti con ese carisma y humor que tanto te encantan en cualquier persona, peor aun cuando ambos comenzaron a compartir gustos musicales y en más de una ocasión los cache bailando juntos ¡¿Cómo se atreve?! ¡Yo soy el único con derecho de tocar tus caderas, de acompañarte al sonido de la música, de contemplar los movimientos de tu cuerpo! Oh pero aun no acababa el asunto, también estaba ese maldito mago, Dr. Strange así le llamaban, ese bastardo despertaba en ti la curiosidad del saber, cuantas veces deseaba que uno de sus estúpidos trucos saliera mal y que desapareciera para siempre de tu vida, tus hermosos ojos se enfocaban en cada explicación que el remedo de Merlín te hacia acerca de su magia ¡Puro truco barato!

¿Qué recibía yo a cambio? Solo me dirigías la palabra cuando tenías que hacerlo o más bien cuando Fury te obligaba ¿Tanto te duele dirigirte a mí? ¿Tanto te duele mi existencia en tu vida? Tony, mi amado Tony, tu eres mío... siempre lo fuiste y siempre lo serás.

EN LA VIDA Y EN LA MUERTE.

Puedo ver tus hermosos ojos de café dulce mirarme con miedo, ha pasado tanto tiempo y es que aún no puedo creer que la muerte este de mi lado. Tiemblas ante mis caricias, pero no huyes. Lloras ante mis besos, pero no gritas. Estas solo ahí en nuestra cama, en nuestro nido de amor, esperando a que vuelva a nuestro dulce hogar, esperando a que te haga el amor las veces que yo desee, tan sumiso y correcto como debería ser, como debió ser siempre.

La guerra era infinita, los guardianes de la galaxia y los vengadores dimos lo mejor que podíamos, la ayuda extra del Hombre Araña y Strange también fue útil debo admitirlo, pero el verdadero héroe eres tu Iron Man, mi Iron Man, mi Tony Stark. Hiciste un último sacrificio, alejaste a Thanos para dar el último golpe al autodestruir tu armadura. Ese fue el momento más aterrador que pude experimentar, el verte alejándote con ese titán encima de ti, tu aferrándote a él para detonar en 3... 2... 1...

La explosión destrozo varias partes de ese planeta, una gran nube de humo nos cubrió a todos aunque aún luchábamos contra los hijos de Thanos y todo su ejército, yo logre escabullirme dejando a los equipos luchar mientras otros caían en shock y llanto al ver tu evidente muerte. Corrí hacia ti, enfocando mi visión lo mejor que podía, luchando contra mis lágrimas correr desesperadamente y entre la tierra que aun revoloteaba alrededor de nosotros, parecía que una bomba nuclear acababa de explotar. Pude ver a ese bastardo de Thanos muerto, pero ningún rastro de ti, desesperadamente busque y busque antes de que el ejército de Thanos fuera contra mí, pero no había nada. Tú ya no estabas.

O eso creí...

Pasaron unos días después de tu muerte, mi alma aun lloraba por ti, por no haber recibido ni siquiera el perdón por lo que te hice. En tu funeral rogaba a una tumba vacía que me perdonaras, no solo por no haberte dicho lo de tus padres, no solo por darte la espalda por Bucky, sino por ser un maldito cobarde, por ser el hombre más estúpido del universo, por no haber luchado todo este tiempo por tu amor.

Nada fue igual en esos días, o eso creí hasta que volví ahí, Fury me había pedido regresar a ese planeta para recolectar los restos de chatarra espacial, después de lo que paso con ese tal Buitre, S.H.I.E.L.D no se arriesgaría a que otro loco se pusiera a fabricar armas. Bucky y Nat se ofrecieron a acompañarme pero quise ir solo, todos lo sabían, yo aún estaba de luto por tu muerte y no quería involucrarme con nadie por ahora, solo cumpliría mis misiones y regresaría a casa para llorar en silencio.

No creí que ese viaje cambiaria mi mundo, no podría predecir algo así. Al explorar con mi nave pude detectar algo cerca de mí, pensé que sería un alíen así que baje para averiguar sobre esa anomalía, ya que extrañamente esta se encontraba debajo del suelo. Al caminar un poco y excavar con mi mano pude verlo, mi mente quedo en shock, el alma me volvió abandonar pero regreso rápidamente.

¡Eras tú! ¡Mi Tony! ¡Mi amor!

Sin dudarlo te ayude a salir de ese agujero en la tierra donde al parecer quedaste enterrado. Te tome en mis brazos y te estreche contra mi pecho, bese tus labios con desesperación mientras me veías catatónico. Te lleve rápidamente a la nave y ahí cure tus heridas no eran profundas pero si demasiadas, mi hermoso Tony no tenia de que preocuparse, yo cuidaría de su cuerpo y alma hasta que sanara. Solo yo podía, solo yo debía, esa era mi verdadera misión, la vida... no... ¡La muerte me estaba dando una segunda oportunidad! De tenerte en mis brazos, hasta que el final real llegase.

No se lo dije a nadie, y jamás deberían saberlo, te lleve a mi departamento. En ese tiempo tú no hablabas, no te movías, pero estabas vivo. Al principio y por temor revisaba tu pulso a ratos, pero al escuchar el sonido de tu corazón latir me tranquilizaba, yo aprovechaba esa acción para comenzar a desnudarte poco a poco y hacerte mío, justo como debía ser. Veía tus esfuerzos por querer gritar, por querer mover un musculo pero no podías, eso me excitaba aún más. Como el más lindo de los muñecos siendo poseído a mi merced.

Si lo se... ya me volví loco, pero nadie lo sabe. Yo seguía cumpliendo con mis misiones, termine por comprar una casa lejos de mi departamento. Es ahí donde formamos nuestra casa de ensueño, casi me sentía como Ken y Babie ¡Jaja! Lo sé, broma tonta.

Catalepsia era lo que había pasado, esa condición donde mueres pero en realidad no lo estabas. Al ver tu armadura destruida en trozos pequeños creímos que habías muerto, fuimos unos estúpidos al no revisar la zona minuciosamente. Al activar la autodestrucción saliste expulsado a tiempo después del conteo, al caer te golpeaste demasiado que provoco un shock en tu cerebro, dando como resultado una catalepsia, además de que la tormenta de arena te enterró casi vivo. Me pregunto ¿Si aun en ese estado nuestras maquinas pudieran encontrarte? No lo sé, pero agradezco que no lo hayamos intentado.

Aun no puedes moverte, tus terminaciones nerviosas deben estar dañadas, según lo poco que investigue, espero que así sigan de lo contrario tendré que tomar medidas drásticas. Pasa el tiempo, días en meses y meses en ya casi un año, nadie sospecha nada, de vez en cuando visitamos tu "tumba", es difícil no reír cuando finges llanto de tristeza. Nuestros amigos tratan de darme ánimos cuando yo solo ansió volver a casa, alimentarte, vestirte, abrazarte, besarte... amarte. Ojala algún día cambies esos ojos llorosos por unos brillantes y llenos de amor solo hacia mí.

 Ojala algún día cambies esos ojos llorosos por unos brillantes y llenos de amor solo hacia mí

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

Porque solo debes vivir por mí, porque solo debes morir por mí, porque solo eres para mí... 

ONLY ONE!¡Lee esta historia GRATIS!