For every story tagged #WattPride this month, Wattpad will donate $1 to the ILGA
Pen Your Pride

Capítulo 17: " Stockholm Syndrome "

319 21 4

(P/D Harry) NARRADOR


- Nunca te irás - susurró a su oído y Harry sintió como un leve escalofrío recorría todo el largo de su columna, sentía los labios del castaño sobre su oreja derecha, su aliento tibio calmando sus miedos y su olor nublando todas sus ideas, era agradable y pensar en eso no le importó nada, ya no le importaba, él quería quedarse allí para siempre.


«Nunca» dijo para sí mismo.


Él antes solía cantar sobre ser libre pero ahora eso había cambiado.


Su Stockholm Syndrome estaba en esa habitación.

Se había enamorado.

Harry no quería levantarse, tenía el presentimiento de despertar del más hermoso sueño de su vida. Unas piernas se enroscaban perfectamente a las suyas, sonrió al sentir el peso de la cabeza de Louis sobre su nuca y cómo su pequeño cuerpo sobre él, buscaba protegerlo.

Pensó en llevantarse, pero analizando lo que había sucedido la última vez que lo había hecho descartó irrefutablemente esa posibilidad.

- Lou - dijo moviendo un poco su propio hombro.

El castaño se levantó de poco a poco, besó tiernamente la espalda de Harry y este sonrió.

- Hola - dijo finalmente apoyándose en sus propios brazos para sentarse.

Harry también lo hizo pero soltó un grito al sentir un dolor extraño en su trasero.

Louis lo miró preocupado - ¿Estás bien? - preguntó cogiéndole la mano.

- De lo mejor - sonrió el ojiverde - sólo es que... Ya sabes después de eso siempre hay dolor.

- Supongo - respondió mientras soltaba su mano.

Un silencio profundo se hizo presente en la habitación, era tan incómodo, esos segundos, quizá minutos pasaban tan lento como las horas. Ambos se miraban y miraban a su alrededor analizando lo que había ocurrido esa noche, sus mentes deseaban tanto que esa noche nunca haya existidido pero a la vez agradecían por lo ocurrido.

Harry se aclaró la garganta y Louis se paró al instante colocándose su bóxer que estaba por el suelo, caminó hasta la puerta, la abrió y salió dejando al rizado, allí sólo y sin explicaciones.

Harry se sintió como una verdadera puta, tan utizada y poco valorada. En unos cuantos segundos sus ojos se llenaron de lágrimas y su pecho se oprimía tan fuerte que parecía faltarle aire a los pulmones.

- Vuelve, esto duele - susurró muy bajo con la voz rota y sintiéndose asqueroso y usado.

Quería liberar su dolor, quería golpear lo que sea, quería gritar tan fuerte como podía, quería volar tan alto como se pudiese permitir y quería desaparecer de ese lugar y no dirigirse a otro, simplemente desaparecer, ya no existir.

La puerta se abrió y Louis entró con unas ropas y toallas, las dejó a un lado y al ver al rizado con los ojos tan sonrojados, sonrió, negó con la cabeza y se acercó a él.

- No te he usado, yo verdaderamente he querido hacerlo - dijo como adivinando los pensamientos de Harry.

El rizado se sintió aliviado y lo abrazó.

- Algún día serás libre, te lo prometo - dijo Louis entre el abrazo - Ahora disfrutemos un buen baño.

Harry sonrió y ayudado por Louis y se metieron a la ducha.

STOCKHOLM SYNDROME [ LARRY STYLINSON ]¡Lee esta historia GRATIS!