Capitulo 24

89 6 4

-¿No la leyeron? 

-No, dice tu nombre. Se supone que la tendrías que abrir tu solo, conociendo a Jenn. -El señor miro a la esposa, que no podía calmar sus sollozos-

-Esta bien. -Guarde el sobre en el bolsillo de mi campera- La leeré en cuanto este listo. 

-¿Sigues mal? Tu madre nos comento un poco de lo que sucedió después de... -No podía encontrar las palabras, no lo podía aceptar- Espero que lo hayas superado.

-Nunca la podre superar, al igual que ustedes. Ella fue una de las mejores personas que conoci en mi vida. Sigo con el dolor y sigo viéndola. El dolor me mata, pero pude reducirlo, gracias a las visitas recurrentes al psicólogo. Estoy mejor que los primeros meses.

-Ya veo, y espero que sigas mejorando. Eras muy preciado para ella, no le gustaría verte sufrir.

-Eso creo... Debo irme. -Me incorpore- Espero que tengan buena mudanza. Si lo que me dieron tiene algo importante que ustedes deban saber, no se preocupen, se los diré.

-Gracias Harry, eres un buen chico. -La señora pudo calmarse un poco. Y me sonrió.

 -Estaremos en contacto. 

Nos saludamos y me abrieron la puerta para que pueda marcharme. Iba en camino a mi casa, que quedaba un poco lejos. 

Divise un parque no muy lejos de la casa de Jenn. Creo que ese era nuestro parque. Camine un poco mas para tener mas visibilidad de este, y pude confirmarlo. Era el nuestro. Solíamos estar en la sombra de un árbol, charlando, besándonos, pasando el tiempo. Era un lugar especial. 

Camine un poco en los adentros del parque, había niños jugando con otros, mientras sus padres observaban o hablaban con los padres de otros. Parejas hablando o amigos haciendo un picnik, el día estaba soleado con un poco de fresco. Lo que lo hacia perfecto estos tipos de actividades al aire libre. 

Me senté en el pasto, en la sombra de un árbol grande, un poco apartado del área infantil. Saque el sobre de mi bolsillo y lo mire, tenia mi nombre grabado en una letra muy prolija, digna de Jenn. Lo observe un poco, algunos minutos, pensando en que podría decir, si me cambiaría la perspectiva o si solo fuera una despedida, la despedida que nunca recibí. 

Con todas mis fuerzas interiores abrí el sobre, despacio, con cuidado. En el sobre había un pequeño papel acompañado de una llave. 

"Av. Charless 1447. 7B"

¿Eso es todo? ¿Una maldita dirección? ¿Que se supone que debe significar esto? Tendría que aclararme las cosas, no simplemente hacerlas mas difíciles. Jennyfer que me has hecho...

Estoy mas confundido de lo que estaba hace 5 minutos y de lo que estuve en todo este tiempo. Nada parecía tener sentido ahora.

Observe detenidamente la llave y me aferre a ella como si fuera mi mas grande tesoro. ¿Y si fue esto lo ultimo que ella tocó? ¿Que podrá abrir este pequeño objeto? ¿Cual puede ser el siguiente descubrimiento?

Tantas preguntas sin respuesta. Yo solo quería una carta explicando por que lo hizo, alguna despedida. No las migajas de Hansel y Gretel. 

Devolví la llave y el papel al sobre. Y lo guardé en mi mochila. Saque mi celular para ver la hora y me encontré con 80 llamadas perdidas. Muchas de Louis, algunas de los chicos, una de Ally y otra de mi madre. 

No quería lidiar con ninguno, apague el celular.

Pase lo que quedaba del día en el parque, acostado en el pasto, viendo las nubes. No quería volver a casa. No quería ir en busca de las pistas de Jenn. Quería desaparecer por un rato.

Sin etiquetas [Larry Stylinson]¡Lee esta historia GRATIS!