Capitulo 21 Penultimo final

370 25 3

-Oficial por favor tiene que ayudarnos- dije desesperada y con preocupación.

-Okay, mi compañera la ayudara- se fue y llego una señora.

-Hola, yo soy la oficial Marisol Reyes y los ayudare en lo que necesiten...

-¡Quiero encontrar a mi amiga!- grité

-Amor, ya calmate porfavor- dijo Facu tratando de calmarme.

-No puedo, no puedo- estaba a punto de llorar.

-Alba, vamos dejemos que...

-¿Marisol?- dijo una voz conocida.

-Diego ¿que haces aquí hermano?- dijo la policía

-¿Hermano? ¿Son hermanos?-preguntó Facu.

-¡Ya callense por favor!¡Quiero encontrar a mi amiga!- me largué a llorar en el pecho de Facu.

-Mi amor calmate- besó mi cabeza- Diego, por favor habla con la oficial, yo me llevo a Alba.

Facu me llevó para afuera, aún estaba con el vestido de bodas lo cuál era algo incómodo. Facu me abrazaba, yo estaba sentada en sus piernas con mi cae hundida en su pecho, llenándolo de lágrimas. Maria Almendra vi que venía hacía nosotros.

-¡Mari! ¡Maria Almendra- grite desesperada

-¡¿Que ocurre'!

-LO....Lodovica...- seguí a llorar desconsoladamente.

-Ella.... La han secuestrado

-¿¡Que!?

-Chicos- nos llamó Diego

-¿Si?

-Hemos encontrado a Lodo, pueden venir conmigo dos personas- dijo Marisol.

-Vamos nosotras- dije señalando a Mari.

Estuvimos apunto de subir al auto, pero Facu me detuvo.

-Cuidate si? Te amo- besó mis labios.

-También te amo- subí al auto junto con las dos.

{***}

-Alba- Facu vino corriendo donde mi- ¿Que pasa que tienes todo el vestido de bodas -me miró aterrado- cubierto de sangre...

Solté una sonora carcajada.

-No es sangre mi amor.

-Uff que alivio, y lodo?

Mi amiga vino corriendo hacía nosotros y abrazó a Facu- que bueno que ested bien, ¿pero que ocurrió?

-Pues, un chico me secuestró por que hace tiempo mi padre no le había pagado un dinero, entonces por suerte no me hizo nada, cuando me encontraron se lo llevaron de o inmediato la policía a ese maldito.

-Pero aún no se explica el vestido de Alba.

-Te mentí, si es sangre- dije

-¿!Que!?- dijo espantado y reí.

-Cuando Alba vio al tipo que me secuestró junto con Mari empezaron a golpearle, hasta hacerle feas marcas- rió- me sorprendió que no lo fueran matado- Facu y yo reímos junto con ella- hey, lamento haberles arruinado la boda.

-No importa, la hemos aplazado para la otra semana, digo hay que comprar un nuevo vestido de novia ¿no?- volvimos a reír.

-Si, no solo por lo que le ha pasado a este, también por que Facu ya te ja visto y es de mala suerte- dijo Lodo.

-Como sea... Es tarde tenemos que ir a casa, mañana temprano iras con las chicas a conseguir un nuevo vestido- dijo Facu.

-Okay adiós Lodo, cuidate amiga- besé su mejilla.

-Adiós.

Subimos Facu y yo a mi auto, el iba manejando.

-Oye...- me llamó Facu

-¿Si?

-Tengo una gran sorpresa de bodas para ti

-Ah si?

-Si pero te la daré cúando ya seas señorita de Gambandé- rió

-Eres malo- dije haciéndome la ofendida y me estiré para besar su mejilla.

{***}

Iba caminando por el gran pasillo, las personas sentadas se Pusieron de pie mientras me seguían con la mirada.

Estaba demasiado nerviosa, mi vestido iba rosando el suelo, llevaba el ramo de flores en las manos, las cuales me temblaban un poco. Estaba agarrado del brazo con mi padre, el cuál me acompañaba siguiendo el camino del pasillo.

Suerte que hace unos días mis amigas me enseñaron a caminar mejor con tancones, por con lo nerviosa que estoy ya estuviera tirada en el suelo.

Al llegar al altar, solté a mi padre para agarrarme de Facundo. El se fue a sentar. Facu y yo nos mirábamos, estábamos uno en frente del otro, mientras el señor que estaba cerca de los dos hablaba, y decía las típicas palabras en una boda.

El tiempo se pasó tan rápido, que apenas escuché las últimas palabras.

-Facundo, ¿acepta usted como esposa a Alba Rico para serle fiel, amarla y respetarla hasta que la muerta los separe?

-Acepto- sonrió y me colocó el anillo en el dedo anular.

-Alba, ¿Acepta usted como esposo a Facundo Gambandé como esposo para serle fiel, amarlo y respetarlo, hasta que la muerte los separe?

-Acepto- le coloqué el anillo.

-Pues sin mas preámbulo, los declaro marido y mujer, puede besar a la novia.

Facundo tomó mi cara entre sus manos hasta depositar un largo y tierno beso lleno de mucho amor. Podía escuchar los aplausos de las personas.

Por fin es el momento, por fin estoy casada con la persona que más amo en esta vida, es Facundo Gambandé, es mi esposo.

-Te amo- susurró sobre mis labios

-Te amo.


Ya casi final!! Quieren q siga!!???

TODO DE MI!¡Lee esta historia GRATIS!