Capitulo 22 Final

384 22 5

-¿Listo?- pregunté

-Aún no preciosa- me respondió Facundo.

Me siguió guiando unos pasos mas hasta que se detuvo.

-Ahora si, bienvenida a nuestro nuevo hogar- quitó la venda de mis ojos.

Me quedé en shock. No podía creerlo, la casa, esa casa, en la que mi hermano y yo siempre jugábamos de pequeños. Esa casa que queda en frente del lago, esa casa en que desde que era una nena quise vivir.

-Facu... Esto... La...

-Si, he comprado esta casa, para nosotros dos, y quien sabe si de pronto en un futuro para otra personita viviendo con nosotros- sonrió pícaro.

-No... Puedo creerlo- lo abracé fuerte y besé intensamente sus labios- Te amo, te amo, te amo

-Yo también te amo mi Alba- volvimos a unir nuestros labios.

{***}

-Esto lo puedes poner por aquí- dije señalando un espacio vacío

-Señora Gambandé, ¿Donde se puede poner el sofá?- preguntó uno de los chicos que nos ayudaban a organizar la casa.

-Por allí- señalé el lugar en frente donde se había puesto la tv.

-¿Como va todo?- sentí unas manos en mi cintura abrazándone por atrás.

-Bien mi amor- empezó a repartir besos por mi cuello y hombro- Hey...- me di vuelta para quedar frente a frente- tenemos que armar nuestra cama.

-No las podemos estrenar esta noche- sonrió pícaro. Besó mis labios.

-Si eso quieres- reí

-Señora Gambandé, ya esta todo listo.

-Esta bien- dijo Facu y se fue con ellos para pagarles.

Revisé la casa, y estaba todo hermoso. Igual como lo soñé. Vivir en esta casa con el hombre que más Amo en el mundo.

Subí las escaleras, habían dos habitaciones, en una estaban todas las cosas de Facu y mía, y la otra estaba completamente vacía, ya que no había nadie más a parte de nosotros... Aún...

Estamos felices casados, vivimos en este hermosa casa, solo falta crear una bella familia. Aunque creo que eso esperará, ya que no creo estar preparada aún para ser madre, ya que ese es un gran paso.

Me desvestí y me metí a la ducha. Luego de un rato salí y me encontré con Facu acostado en la cama, sus manos debajo de su cabeza. Me miraba pícaro.

-¿Ya se fueron todos?-pregunté

-Si, estamos solos, y así será a partir de ahora, podremos hacer todo lo que queramos- reí

-Okay...

Me acerqué a él seductoramente. Me atrapó en sus brazos y empezó a besarme, con pasión y amor, mucho amor.

Empezó a quitarse su ropa y yo lo ayudé, cuando quedó en boxer, me quitó la toalla que era lo único que llevaba puesto.

Repartía besos por todo mi cara, empezó en la frente, luego bajó hasta la mandíbula, seguía besando mis mejillas hasta devorar mis labios.

{***}

Desperté cuando escuché un gran ruido que provenía de abajo. Abrí los ojos y Facu no estaba al lado mio.

Envolví mi cuerpo desnudo con la blanca sábana, haciendo un nudo entre mis pechos par sostenerla, me quedaba como un vestido de gala.

Bajé las escaleras, y Facundo estaba en la sala viendo una película, con el volumen demasiado alto.

-Hey- grité pero no me escuchaba- Facundo !Hey!- el ruido me dejaba hablar.

Puse los dedos en mi boca y Silvé lo mas fuerte que pude.

De inmediato Facundo puso pause a la película y se giró a verme.

-Mi amor- se acercó a mi y me besó.

-¿Por que tienes el volumen tan alto?

-Es una película de acción y carreras, ya sabes y se disfruta es a...

-Ya entendí- interrumpí

-Y esto?- dijo mirando la sabana que cubría mi cuerpo.

-No iba a andar desnuda por toda la casa.

-Igual, solo estoy yo, y verte desnuda ya no es nada nuevo- rió y le golpeé en el pecho.

-¿Que Película veías?- pregunté sentándome en el sofá.

-Rápidos y furiosos seis- se sentó a mi lado y empezó a besar mi cuello.

-Mmm- solté un gemido.

-Alba...

-¿Si?

-Sabes, la primera vez que te vi, me enamoré pérdidamente de ti, me gustaste desde el primer instante, cuando pasó el tiempo, me di cuenta que te quería demasiado y que daría la vida por ti. Cuando decidimos estar juntos fueron una de las mejores cosas que me pasaron, cuando te entregaste a mi me di cuenta que también me amabas, cuando aceptaste ser mi esposa fue el momento mas feliz de mi vida, Alba, yo te amo y eres lo mejor que me ha pasado. Te amo.

Unas lágrimas empezaron a salir por mis ojos.

Lo jalé hacía mi y lo besé con pasión, tocar sus labios con los míos era la mejor sensación de todas.

Yo también lo amo, amo a Facundo Gambandé, con el descubrí el amor verdadero, con el descubrí que es vivir siendo feliz, descubrí que somos el uno para el otro, el sabiendo todo de mi, y yo sabiendo todo de él.

FIN


FINALL CHICAS GRACIAS POR SU APOYO LAS QUIERO ESTA NOVELA COMO LES PARECIÓ???? QUE QUIEEEN Q SIGA DE MIS OTRAS NOVELAS GRACIAS POR TODO Y LAS AMOOOOOOOO

TODO DE MI!¡Lee esta historia GRATIS!