Parte 1

637 59 3
                                    

"¿Cómo es posible que en dos años todavía no pueda olvidarlo?"

Esa era la pregunta que de forma constante pasaba por la cabeza de Misuk cada vez que peinaba si cabello frente al espejo. A diferencia de aquella época en que estaba en su ciudad natal ahora su cabello había vuelto a un color neutral terminando siendo castaño. En cuanto llegó a Estados Unidos decidió cambiar el llamativo color grisáceo por algo más discreto, lo que menos quería era llamar la atención.

Cada día extrañaba más a sus amigos, pero tenía la suerte de todavía poder comunicarse con ellos por Kakao, Jaemin le contaba como iban todos en las clases, Hendery le contaba las idioteces que hacía a diario, Yangyang le contaba lo asqueado que estaba cada día viendo a diario a Aisha y Jeno mientras que su amiga le contaba lo feliz que estaba con su cariñoso novio.

¿De Donghyuck? Nadie le contaba sobre él, era difícil aguantar su curiosidad, quería saber cómo estaba, si seguía igual de guapo o si seguía con la misma sonrisa brillante de siempre.

"Misuk, es obvio que sigue guapo"

Soltó una baja risa ante su propio pensamiento, aunque la idea de ser rechazada por él continuaba doliendo el tiempo ayudó a disminuir el dolor cada día más. Asintió con su cabeza a su propio reflejo, era difícil estar allí sin su madre pero por suerte si había logrado hacer un amigo en la universidad. El torpe de Lucas le recordaba demasiado a Hendery, estaba segura de que si llegaban a conocerse algún día se llevarían de maravilla.

Tomó su mochila colgando esta de su hombro y salió, prefería comprar un café en el comedor de la universidad y beberlo con Lucas antes de comer sola en el pequeño departamento.

— ¡Misuk, espera que no soy tan rápido! — Y allí venía su único amigo en la ciudad, corriendo y deteniéndose agotado cuando llegó a su lado.

— Tu condición física no es tan buena como pensé. ¿Seguro que sabes taekwondo? — Bromeó observando el rostro indignado del contrario quien rápidamente se recompuso del cansancio.

— Claro que sí. No sé de qué hablas. Estoy en perfecta condición física. Ya vamos, necesito beber un café y comer un buen sandwich. — El brazo del más alto le rodeó los hombros antes de comenzar a caminar bastante feliz.

El ambiente se mantuvo en silencio, con el único ruido de los automóviles y uno que otro grito de alguna persona desconocida.

— Ya han pasado dos años Misuk. ¿No crees que es tiempo de volver? — Poco después de conocer a Lucas le había contado todo, su historia con Donghyuck, sus notas en el casillero, sobre sus amigos e incluso sus inseguridades. Él era un buen amigo, pero cada vez que podía le sacaba el tema de volver.

— ¿Ya quieres que me vaya? Que mal amigo eres. — Fingió estar indignada, pero le duró bastante poco.

— Sabes que no porque yo volveré contigo cuando lo hagas. ¿Crees que me perdería conocer a tus amigos y a ese chico perfecto que todavía anda en tu cabeza? — Él alzó una de sus cejas, Misuk sabía que estaba intrigado sobre Donghyuck y es que solamente podía imaginarlo ya que ella jamás había sacado una fotografía dónde él apareciera.

"¿Volver? No suena tan mal"

Hace días que también pensaba en eso. El año estaba comenzando y no existían motivos aparte de Lucas para quedarse en Estados Unidos.

— Además, necesito ver en persona a ese tal Jaemin. — Eso fue todo lo necesario para sacar una risa de sus labios, Lucas siempre decía que él debía ser su mejor amigo pero que Jaemin parecía que lo era. Cada vez que se quejaba sobre eso sacaba una risa en la castaña, ellos dos jamás se habían hablado, pero Lucas ya lo consideraba su rival al puesto de mejor amigo.

La conversación siguió, con temas triviales, con Lucas contándole que se había quedado hasta tarde leyendo un manhwa y casi no había dormido, eso explicaba lo cansado que estaba al correr.

Durante cada hora de clase en que se encontró sola pensó sobre la posibilidad de volver. Tenía miedo, le aterraba la idea de ver nuevamente a Donghyuck, de que dijese que ella era cobarde, que era extraña y le lanzará el collar que le había regalado, si no lo había tirado a la basura todavía.

— No, ya basta. Debo ser valiente. No puedo continuar huyendo de él y de su rechazo. — Se habló a sí misma ya encontrándose de camino a casa, sacó de su bolsillo su celular y lo primero que hizo fue llamar a su madre para decirle su decisión, luego de ella le siguió Lucas y finalmente guardo el aparato. No quería decirle a ninguno de sus otros amigos, quería que fuera una sorpresa, quizás así era menos probable llegar a encontrar a Donghyuck porque sin duda la boca floja de Hendery lo diría.

Lucas había decidido el día por sí mismo y obviamente la había incluido a ella, adoraba a su torpe amigo, pero sin duda era demasiado veloz para algunas cosas.

— Sabes, los aviones no me gustan nada, pero siempre puedo dormir todo el camino. Me despiertas. — Fue todo lo que Misuk escucho de su amigo antes de que este pusiera un antifaz sobre sus ojos para poder dormir.

— Espero que te duela el cuello. — Bromeó ganándose un quejido de él. Observó por la ventana las nubes y solamente en ese momento su cerebro proceso lo que estaba haciendo, que podría volver a verlo, a verlos a todos. Que podría darle el golpe a Hendery por haberla delatado hace dos años, que podría abrazar a Jaemin, podría despeinar el cabello de Yangyang y podría volver a ir a beber café con Aisha mientras escuchaba su vida amorosa con Jeno.

Una sonrisa adornó sus labios, antes no podía pensar en volver y ahora que lo estaba haciendo no podía pensar en otra cosa que no fuera finalmente llegar.



¿Como ha estado el primer capítulo de la segunda temporada? Esto es solo un comienzo, pronto publicaré poco a poco los demás capítulos.

The Perfect Boy - Rainbow [Haechan] 2 TemporadaDonde viven las historias. Descúbrelo ahora