Capitulo.: 1

464 21 0

Abrió mis manos y me deja en ellas un collar de cadena negra con un cristal azul, me lo coloqué y emitió  un brillo, a los segundos dejó de hacerlo

—Eres igual a tu madre, con el carácter de tu padre Aquamarina... Mi querida Aquamarina—Dijo esto acaricia mi mejilla mientras sonríe y cierra los ojos, en eso deja de respirar...

—¿Aquamarina? ¿Abuela?, ¿ABUELA!?—la miro y agarro su mano, empezaba a tornarse fría—no me dejes, por favor... no—dije en un susurro casi inaudible

12 de Abril 10:50 P.M.

Hace unos 3 días quemaron el cuerpo de mi abuela y lanzaron sus cenizas al mar, ¿por que? ella me dijo que hiciera eso para cuando muriese.

23 de abril 08:16 P.M.

Entré al cuarto de mi abuela la cual mañana limpiaría y me mudaría a el, es bastante acogedor tenía una cama de agua pero la cambié por una normal, 2 mesas de noche de lado y lado, un armario grande marrón claro, una peinadora del mismo color que el armario y un balcón que da hacia la playa, la cual siempre permanecía cerrado.Esta casa tiene 5 cuartos y 4 baños

Reviso todo el cuarto—nada, mejor revisaré el sótano ahí debe haber algo—

Bajo y comenzó a brillar opacamente mi colgante, fui adentrándome y el brillo se hacia mas fuerte, hasta que llegué a un cuarto con una puerta oxidada, dentro de el hay un closet y un estante , saque las llaves que eran de mi abuela y las probé todas hasta que una abrió el closet, habían muchas cajas llenas de polvo con documentos, apuntes, hojas pero el collar brillaba y se elevaba hacia una caja cercana, la abrí y tenia un brazalete tipo griego y al tocarlo se adherió a mi brazo.

—Son cosas que no pasan todos los días—seguí viendo y vi una foto me dio curiosidad.

Era mi abuela, a su lado una chica que parecía mas o menos de mi edad, vi una caracola gigante me la coloque en el oído y escuché unas palabras provenientes de ella

—¿Pizzas el mar, en que puedo ayudarle?—contestó una voz varonil.

—Bueno...ya qué, un pizza mediana, por favor—dije un poco extrañada.

—¿La querrá con algas marinas?—

—No, gracias, la quiero con peperoni y queso— Le respondí y al mismo tiempo me expresé con cara de asco.

—Muy bien, dígame su dirección señorita—

—Casa 17, calle 17 Mirends, Urbanización Playa Azul—

—Enseguida—dijo y seguidamente colgó la caracola.

Colgué, y seguí viendo cosas, rato después escuché el timbre sonar.

—¡Ya voy!—grité mientras subía corriendo.

Cuando ya estaba en la puerta, pagué la pizza y me senté a comer con Coca-Cola, estaba Muy bueno, lo que quedó, lo guardé, me metí al baño a cepillarme los dientes y me acosté a dormir.

(...)

Estaba en una playa y escucho una voz, me llama

—Marine.... Aquamarine, venid, —la voz comenzó a cantar—Mi voz tienes que escuchar y con esto te guiarás, busca a tus hermanos Percy, Ethan, Perceo y Aqua... Búscalos y encontrad mi voz— esa voz era súper hermosa, delicada y melodiosa

Hasta que...

Mi despertador sonó.

—¿Que?—Suspiré y apague el despertador— me levante y mire mi cama, estaba mojada y tenía arena, la limpié,  hoy era viernes eran las 6 de la mañana.

Sirena [Editando]¡Lee esta historia GRATIS!