Deseo cumplido

10.4K 1.2K 1.5K
                                    

Vacío, es lo primero que pensaron al ver a su alrededor. Ninguno de los 9 joven entendía como habian llegado.

Lo último que recordaban YangYang y Chenle era que su padre Jaehyun los estaba arropando mientras le contaba un cuento para dormir.

Xiaojun y Haechan, que estaban siendo regañados por Taeyong, por haber peleado por el último helado de chocolate que quedaba y que luego se les cayó al suelo, mientras que en un rincón Johnny sufría por no poder ayudar a sus bebés.

Mark y Renjun, que se estaban escondiendo junto a su papá Yuta de su papá Sicheng, ya que este planeaba hacerles lavar los trastes antes de dormir.

Mientras que Hendery y Jeno, simplemente se había acostado a dormir luego de que sus padres les den las buenas noches.

La mitad de ellos estaba con pijama, aún así el frío los congelaba, el lugar era blanco, no había nada.

—¿Qué esta pasando?—dijo Xiaojun mientras abrazaba a su hermano por el frío.

—¿Donde estamos?—pregunto Chenle con miedo. Nadie entendía nada.

—Bienvenidos niños—una voz demasiado alegré hizo sobresaltar a los chicos, haciendo que los nueve se abracen entre si.

Al voltear, vieron a un hombre con una enorme sonrisa, su piel era algo  morena, no tenia ni una imperfección, era hipnotizante verlo, casi celestial, llevaba una camisa y una pantalón blancos y en su espalda; unas enormes alas.

A un lado, un niño también vestido de blanco y con aparecía angelical los observaba con timidez. Era bellísimo, sin embargo, no pudieron evitar compararlo con un pequeño pollito.

—Mi nombré es Lucas, ángel Lucas—dijo señalando sus alas—Y el es Jisung, es un ángel sin alas.

—¿Ángel sin alas?—dijo YangYang mirando con atención a aquel niño.

—Se preguntarán porque estan aquí—los niños asintieron—Este es el limbo, un lugar entre el cielo y la tierra. La razón por la cual estan aquí, es porque uno de ustedes deseó que sus padres no se hubieran conocido nunca.

Jaemin palideció, mientras los demas miraban sin entender. Ninguno de ellos habría pedido algo así, ellos amaban a sus padres, tenían una buena relación con ellos.

Salvo por...

—¿Jaemin, fuiste tú?—le pregunto Hendery mirandolo con asombro.

—¡No tiene sentido!—grito Jaemin al ángel tratando de ignorar las miradas acusatorias de sus amigos—Yo sólo deseé que MIS padre no se conozcan, ellos no tienen nada que ver. Además ¿Como iba a saber que se iba a cumplir? ¿Donde estabas cuando pedí ganarme la lotería?

—La cosa, Jaemin, es que los padres de cada uno de tus amigos se conocieron por la misma razón—explico Lucas ignorando la última pregunta.

—Es cierto—dijo Xiaojun mientras recordaba—Mis padres se conocieron debido a tus padres, Jaemin.

—Y los míos—tambien hablo Mark—Se conocieron un día que Kun y Ten terminaron encerrados en un salón, Yuta y Sicheng salieron a buscarlos.

—Al igual que los demás, todos se conocieron gracias a tus padres, Jaemin. Si tus padres no se conocieron, tu no existes pero tampoco ellos.

—¿Qué? No, no, no. No es cierto—los ojos de Chenle se llenaron de lágrimas—Mis papás, ellos... Ellos se aman mucho, si no estan juntos, ellos...

—Son infelices—respondió Lucas—Todos lo son.

Jaemin no pudo evitar sentirse horrible cuando oyó los sollozos de Chenle y Haechan. Jeno y Hendery lo miraban con rencor, YangYang, Mark y Xiaojun trataban de contener las lágrimas.

Mientras que Renjun, era el único que se mantenía a su lado, sin juzgarlo, tomo su mano mientras lo miraba de una manera compasiva.

—No esta bien. No, no debería ser asi—dijo Jaemin al ángel—Debe haber una solución, eso no puede quedar asi, ellos no... No tienen la culpa.

El ángel Lucas, los miró con piedad, observó a Jisung con una mirada pensativa y luego volvió su mirada a ellos.

—Por desgracia, ya sucedió, sus padres debían conocerse en secundaria, y ese momento ya sucedió, y los caminos de sus padres estan separados, pero como ustedes me caen muy bien les daré una oportunidad... Creo que la única solución sería que ustedes mismos los unan.

—¿Cómo?—jadeo Haechan.

—Vuelta en el tiempo—la voz de Jisung los tomó por sorpresa, habían empezado a creer que no hablaba.

—Exacto—dijo el ángel aplaudiendo a su pupilo—Sus padres debían conocerse en secundaria, asi que la única solución que se me ocurre que ustedes mismos viajen al pasado, más precisamente a la época en donde sus padres eran adolescentes y unirlos de la misma forma en la que antes se unieron.

—Por mis padres—dijo Jaemin en susurro.

—Si—dijo Lucas—Díganme ¿Aceptan?

—¿Conoceremos a nuestro padres de adolescentes?—dijo Jeno sin creerlo, ya no se veia enfadado, sino algo emocionado.

—Ellos no deben saber que son sus hijos, ustedes deben actuar como chicos normales.

—Aceptamos—Mark siendo el mayor tomo la palabra y todo los demás asintieron.

Lucas sonrió con satisfacción.

—Bien, cierren los ojos y cuéntenme hasta tres.

Y asi como lo hicieron, sintieron una brisa en sus rostro y cuando abrieron los ojos, los nueve se encontraron en un lugar muy conocido para ellos.

—¿Estamos en la escuela?—dijo Renjun frunciendo el ceño aun con su mano unida a la de Jaemin.

—Parece ser, pero mira los casilleros y la pintura. No se ven viejos como los nuestros—dijo Chenle, sus ojos estaban rojos por haber llorado al igual que los de Haechan, sin  embargo, ya no estaban tristes.

—¿De verdad viajamos en el tiempo?—pregunto Herdery sin poder creerlo.

—Hay que comprobarlo—dijo Jaemin y ese ese momento sonó la campaña.

Entraron en pánico cuando muchas personas comenzaron a aparecer, su vestimenta dejaban en evidencia que estaban en los 90, pero claro la moda siempre vuelve, y por suerte el estilo de ellos era muy parecido al de esas personas, aunque sus colores de cabello no pasaban desapercibido.

Las personas comenzaron a empujarlos y a chocar con ellos, sin cuidado algunos, quisieron insultar a varios por ellos. El pasillo comenzó a despejarse un poco, por suerte, pero un muchacho casi tira a Mark al piso.

—Oye, ten cuidado tu...—Mark estuvo a punto de insultar al chico hasta que vió su rostro, sus ojos abrieron a más no poder, no creía lo que veía.

—Lo siento, ¿Estas bien?—dijo el chico, algo preocupado por la manera en la que el menor lo miraba.

—Pap- pa...

—Papanatas, eso es lo que eres—interrumpio Renjun mirando a su hermano, y luego al chico, aunque también era extraño para él mirarlo—Lo siento, es algo tonto. Incluso tropieza con sus propios pies a veces.

El chico rió, los demas solo los miraban con atención. También era una escena inusual para ellos.

—No hay problemas. Debo irme, los veo luego—el chico se alejo y los hijos aun no podían creerlo.

—Cielos, el tío Yuta joven si que es guapo—dijo Chenle, Jaemin asintió mordiéndose el labio.

Los dos hijos del chico que acababa de alejarse, los miraron de mala manera, mientras los demás no pudieron evitar emocionarse, habian visto a su tío adolescente, ya querían ver a sus padres.

Parece que de verdad habian viajado en el tiempo.

Y tenían una misión.

La historia de nuestros padres [NCT]Donde viven las historias. Descúbrelo ahora