La noche me la pase en vela, recordaba ese beso, recordaba esas palabras que me había dicho, obviamente no se lo diría a nadie, pero si lo hacía...¿Qué tendría de malo?.

Pasaron las horas de la madrugada hasta que despues de mucho recordar mi mente se puso en blanco y caí en un sueño.

**

Mi madre me levantó, Anna estaba embarrando unos panes con mantequilla, estaba demasiado desvelada por anoche, me senté y comence a tomar un vaso lleno de jugo de mandarina.

— ¿como les fue anoche?.

Mi mamá me veía mientras embarraba su pan con cajeta.

—Bien, tu sabes lo normal, música, refresco, bailar y esas cosas.

Era o-b-v-i-o que no le hablaría sobre el juego de los besos, y menos que me bese en un armario tan pequeño con una chica.

—Yo igual quiero ir a una fiesta — Anna decía desde su asiento.

—Tu eres aún pequeña para salir a fiestas en esta ciudad, a tu hermana solo la deje para que socializara.

Ella me conocía, no era el tipo de chica que salía mucho a fiestas, no era una monja, pero es que en mi escuela casi nadie hacía fiestas por miedo de que llegara el ejercito o  cosas así, y las que habían era de gente rica o gente que no conocía.

Terminamos nuestro desayuno y noté que había unos recibos en la puerta, eran las deudas, las cuentas que debiamos de pagar por el mes, agua, luz, eran muchas cosas y mi mamá no podría pagarlas sola, asi que en mi mente idie que debía conseguir un trabajo, algo sencillo porque no se trabajar en cosas dificiles, pero que me paguen algo como para ayudar con las deudas.

**

Como mamá salió tuve que llevarme a Anna conmigo, las dos ibamos buscando un letrero de algun local que solicitara empleada,  pasamos por muchos locales hasta que llegamos a una tienda de ropa, en la cual al entrar vi un letrero donde querían una empleada, asi que me acerque a la chica que estaba ahí.

—Hola — dije timida.

—Hey — me miro, se miraba gótica.

—Note el cartel — lo apunte. — y quería saber.. ¿que se necesita para tener el empleo?

—¿que edad tienes?.

—18.

—Bien, ¿sabes acomodar ropa?.

¿esta era una pregunta de entrevista?.

—Am.. si.

—De acuerdo, ya tienes el empleo — siguio viendo su celular, esto había sido muy fácil.

—¿enserio?, omg ¿cuando comienzo?.

—Mañana a las 4pm, ¿sin falta eh?.

—Claro, aqui mañana estoy temprano, nos vemos.

Y sali junto con Anna muy contenta, ya tendria dinero, y podria ayudar a mamá con las deudas, me podría comprar cosas, y si podía igual a Anna, ella estaba necesitada de ropa de calor, allá en Rusia muy raramente hacía calor, asi que por eso no teníamos de esa ropa.

—Ay, yo igual quiero un trabajo.

—No, tu eres aún muy niña, tu debes estudiar.

—Pero quiero ganar dinero.

—Pues hacer algo en tu escuela y asi juntar algo.,

—¿Comó que?.

—No sé, galletas, algo normal.

—No se cocinar.

—Pues no hagas nada.

En el camino a casa, pasamos cercas de una galería que estaba en la calle, fotos muy lindas, imagenes sencillas, pero obvio todas tomada por camáras profesionales, mi celular de hace 7 años no tenía ni camára, era un asco.

**

Me encontraba en mi clase de sociales, el salón estaba en silencio ya que teníamos un trabajo, el profesor leía un libro acerca de la materia, pero en eso se escuchó la puerta, no voltee porque no tenía porque, hasta que se escucho la voz de Ivy, ella traía un pantalón de mezclilla, y una blusa azul la cual hacía que sus ojos resaltaran, al igual que sus pechos, todos los chicos de la clase la empezaron a ver, al igual que su trasero el cual les quedaba de frente, ella meneaba sus caderas de un lado hacia otro, hablaba con el maestro acerca de un trabajo y el pervertido solo le veía los pechos, asco de hombres, quedaron en un acuerdo y ella se fue del salón.

Yo seguía recordando lo que había sucedido en la fiesta, sus labios con los míos.

Dark Paradise¡Lee esta historia GRATIS!