• • •

1.5M 93.1K 390K
                                    

N/A: Hola. Éste es un final alternativo de El Chico de los CDs. Sé que había dicho que no iba a hacer uno y en verdad no tenía planeado hacerlo. Pero cuando la historia tenía sesenta mil leídos aproximadamente, les prometí a las chicas que hicieron esto posible que si la historia llegaba a cien mil leídos haría un final alternativo como recompensa y lo publicaría en el grupo cerrado de Facebook. Pero luego las personas comenzaron a hacer finales alternativos de mi historia por su cuenta, sin ningún tipo de permiso ni consentimiento de mi parte, cosa que me resulta tremendamente molesta. Así que si ésta historia va a tener un final alternativo que sea escrito por mí, por lo que decidí subirlo a Wattpad. Ya lo he dicho en muchas ocasiones, pero lo vuelvo a repetir, porque al parecer algunas personas no captan el mensaje: Prohibidas las adaptaciones (de todo tipo), finales alternativos diferentes a éste, continuaciones de la historia, y resubir la historia a otras páginas.

Agradecimientos: A Facu, por leer las primeras seis mil palabras, hace muchos meses, cuando no sabía siquiera si iba a terminar de escribir la historia. A las chicas de HomosexuaLarry, porque fue el único grupo en dónde publiqué mi historia, me hicieron el favor de ser las primeras en leerla y difundirla por desición propia. Sin ellas creo que nada de ésto hubiera sido posible. A algunos amigos directioners de mi ciudad. A las personas que ni siquiera son Larry Shippers pero le dieron una oportunidad. A Laura por ser la primera en leer el final alternativo. Y por último, pero no menos importante, a todas y cada una de las personas que tomaron una parte de su tiempo y lo dedicaron a leer este fic. Muchísimas gracias a todos.

No habrá segunda temporada, más finales alternativos, ni continuaciones. Está en ustedes leer este final o quedarse con la versión original. Nadie los obliga a nada. 
Espero no decepcionarlos y que sea de su agrado.

Y con esto doy por finalizado El Chico de los CDs.

[…]

-¡Harry, espera! –se apresuró a decir, haciendo que el aludido se volteara inmediatamente hacia él.

El menor volvió unos pasos hacia atrás hasta quedar frente a Louis nuevamente.

-¿Sí?

-¿Vendrás el próximo sábado?

Harry se sorprendió por la pregunta. Había estado yendo a la tienda todos y cada uno de los sábados durante las últimos tres meses.

-Lo haré.

Louis negó ligeramente con su cabeza. Lucía preocupado y Harry no podía entender el porqué.

-Promételo –el menor frunció el ceño- Sólo… necesito que prometas que vendrás.

Harry trataba de deducir que es lo que estaba afligiendo tanto a Louis así tan de repente, pero al no poder siquiera imaginarlo, se limitó a tratar de calmarlo, que regresara a la normalidad. Al Louis feliz sin preocupaciones.

-Prometo regresar el próximo sábado, Louis –dijo en su tono más dulce y sincero.

-Gracias –dijo tratando de dar su mejor sonrisa.

Harry por su parte le dedicó su más hermosa sonrisa angelical al punto en que sus hoyuelos se marcaron notablemente. 

Los siete días siguientes fueron eternos para Louis. Cada minuto. No podía sacar a Harry de su mente. Todas las cosas que habían ocurrido. Debía estar preparado para lo que sea que fuese a ocurrir. Acomodó su uniforme azul marino, colocó el beanie gris que Harry le había obsequiado sobre su lacio cabello, y se dirigió al centro comercial.

-Llegaste temprano –dijo el encargado con las llaves en sus manos, comenzando a abrir el local para la jornada del día.

-Sí, desperté temprano y no pude volver a dormir –dijo con una risita. En realidad apenas si había podido conciliar el sueño durante la noche.

El chico de los CDs [Larry Stylinson]Donde viven las historias. Descúbrelo ahora