I

33 1 0

Esta novela no me pertenece, todos los derechos a Moxiang Tongxiu.

========================

Lan Zhan se sentó firme en el suelo de su habitación, la mesa frente a él estaba llena de papeles a su alrededor y la tinta se ubicaba a un lado de él. Tomó la pluma ya empapada en tinta y escribió con su letra pulcra sobre ella, sobre las hojas de pergamino, uno por uno. Escribió diligentemente todos los días desde que el patriarca Yiling desapareció de la tierra hasta su encuentro con él en el bosque. Fue sorpresa, su mirada deslumbrante lo hizo reconocerlo, algunos rasgos habían desaparecido, pero su esencia seguía ahí.

— ¡Lan Wangji! ¡Lan Wangji!—la voz juguetona de Wei Wuxian vino de improvisto, sus ojos se dirigieron a él, estaba parado en la puerta de su habitación. Sujetando en sus manos ambos conejos que le regalo hace trece años, cada uno llevaba una cinta alrededor de su cuello, el de color negro una roja y el de color blanco una celeste. —Aun tienes a los pequeños conejos en el receso de nubes, ¡creí que Lan Quiren había prohibido tenerlos! Entonces manzanita estará aquí sin problemas. —rió mientras ingresaba sin permiso hacia él, sentándose a su lado mientras colocaba a los dos animales en su regazo, saltando uno al regazo de Lan Zhan y acurrucándose sobre su ropa.

— ¿Qué escribes con tanta dedicación? —

—No te incumbe. —la respuesta de Lan Zhan vino monótona, con un toque de apatía por la proximidad del otro, no podía controlar aún sus nervios de tenerlo cerca. Pese a haberlo traído con él al receso de nubes y hacerle que diga quién era en realidad le hizo tener más conciencia de él. De aquellos deseos de juventud antes de su partida, debía controlarlo, poco a poco hasta que el pudiera llegar a él.

—Como siempre tan serio, ¿Qué pasa contigo? Me arrastras hasta aquí, y te comportas de esta manera, no eres nada divertido. —Wei Wuxian dijo esas palabras al aire mientras acomodaba al pequeño conejo en su regazo antes de que cayera al frio suelo, tomando una hoja de la mesa.

Lan Zhan reaccionó a ello, intentó quitar de las manos de Wuxian la hoja que había escrito, esa parte era tan importante y vergonzosa, el movimiento hizo que el conejo saltará y Wuxian lo esquivara con rapidez tomando al animal en una de sus manos y la hoja en otra, apartándose de él y observándolo, luego a la hoja que estaba en sus manos para después colocar su mirada en las escrituras del pergamino.

— ¡Wei Wuxian! —exclamó

— ¿Qué sucede? ¿Tan importante es? ¿Será una novela erótica lo que estás escribiendo?—sonrió, mientras lo leía, esquivando las manos del hermano Lan intentando ser más rápido que el joven, pero la diferencia de altura le jugó mal y acabó con su cuerpo siendo acorralado en la pared, con los ojos de Wangji frente al suyo, la banda de su frente estaba un poco torcida y sus cabellos desaliñados por el pequeño juego que le había impuesto. —Lo siento.

Lan Zhan lo soltó mientras tomaba el pergamino de las manos del otro, sujetándolo firmemente y girando su cuerpo para ir hacia la mesa donde estaban las tantas hojas que había dejado ahí.

—Lan Zhan, ¿Por qué seguiste buscándome? ¿Por qué usaste a tu Guquin para buscar a esta alma bañada en poder demoníaco?—

Silencio, Lan Zhan no quiso responder, llevó sus manos a su frente y desató la banda. Regresó a sus pasos cuando recogió todos los pergaminos, y se dirigió hacia la salida mientras que Wuxian seguía a un lado, con el animalito en sus manos, acunándolo. El conejo blanco estaba despierto y alerta, mientras que el conejo negro que había saltado a su regazo, ahora en el suelo lo seguía. Se detuvo frente a Wei Ying y llevó sus manos a la cabeza del otro, atando su banda a la frente del nuevo cuerpo de Wuxian, sujetándolo con fuerza, cerrando los ojos y respirando, dio un ligero golpe a la cabeza del otro antes de continuar su camino.

Su corazón latía con fuerza, sus manos las sentía calientes, mientras salía de su habitación, dejando a Wei Ying pasmado ante lo que había hecho, sabiendo que hace unas horas Lan Sizhue había hablado de la importancia de la cinta Lan.

========================

Me he dado cuenta que es difícil seguir una historia, quiero decir, estoy rehuyendo de la historia que estoy trabajando y me estoy poniendo a escribir lo que salga de mi cabeza para tener la costumbre de escribir aunque sea una hora. ¡Qué difícil es!

Quizás escriba algo más con sentido, o quizás me siga dejando llevar.

¡Pero de que deben ver y LEER esta novela bella, preciosa y sniff, sniff, deben hacerlo!

Tengo aún lagrimas atoradas por el ultimo capitulo de Banana Fish, no estoy lista para el final, claro que no.

Até logo~

Cortos Mo Dao Zu Shi or Grandmaster of Demonic CultivationRead this story for FREE!