For every story tagged #WattPride this month, Wattpad will donate $1 to the ILGA
Pen Your Pride

Capitulo 1

62 5 0

Tiempo actual

Despertó cuando sintió los rayos de sol acariciar su rostro. Miro hacia el reloj que se encontraba en un mueble, junto a su cama. Tallo sus ojos y diviso que ya eran las 9:30 de la mañana. Era sábado, así que podía quedarse en la cama hasta tarde.

Sintió un brazo rodeándolo por la cintura y sonrió. Se acomodó de nuevo en su almohada y continúo durmiendo un rato más, de hecho se sentía demasiado cómodo como para levantarse.

-Lou – susurro en su oído con la voz adormilada. – No sé tú, pero yo tengo un hambre terrible – Deposito un besito en su nuca y lo abrazo más fuerte. – Pequeño dormilón ¿me escuchaste? – Sonrió divertido.

-Hmm – Ronroneo el más pequeño, claramente adormilado.

-Bueno al ver que no te levantas tendré que usar mi arma secreta – Dijo desafiante. Giro a Louis suavemente para que se vieran de frente. – Lou hablo en serio – Al no ver respuesta del más pequeño comenzó a hacerle cosquillas en sus costados, haciéndolo despertar de golpe.

-¡JIM NO! – Grito riendo. – Por favor Jim, para – Ambos reían escandalosamente.

-Te dije que usaría mi arma secreta, pequeño – Continuo haciéndole cosquillas, ahora en la barriga.

- Si no paras me voy a hacer pipí – Ya tenía lágrimas en los ojos por tanto reír.

Jim paró en seco y lo miró con una mueca de asco. – Iugh, que asco – Louis soltó otra carcajada. – Bueno en lo que limpias las sabanas de tu pipí y luego vas al baño a limpiarte, yo le preparare a mi hermoso novio el desayuno, ¿De acuerdo? – Le dio un suave beso en los labios y luego se levantó de la cama.

-De acuerdo – Sonrió, levantándose también de la cama – Ah y Jim, no era cierto lo de la pipí.

El más alto lo miro con una sonrisa en los labios – Lo sé, Lou – Estiro su mano para tomar la del más pequeño y entrelazo sus dedos – Vamos a desayunar, que estoy que me muero de hambre. – Louis sonrió y salieron de la habitación.

Bajaron a la cocina y desayunaron tranquilamente unos huevos con tocino y jugo de naranja, la especialidad de Jim.

Las cosas en el nuevo hogar de Louis estaban realmente bien. Se había mudado de Londres desde que se divorció de Harry y regresó a Doncaster con su familia. Fue ahí donde conoció a Jim: un chico alto (más alto que Louis), de tez blanca, cabello negro y ojos verdes. Era realmente guapo y trabajaba en la misma compañía que Louis.

Jim siempre estuvo enamorado de Louis, pero él lo rechazaba cada vez que lo invitaba a salir. Siempre tuvo la ilusión de que algún día Harry tocaría a su puerta y le pediría perdón por todas las cosas malas que le había hecho y regresaría con él para empezar de nuevo. Lamentablemente eso nunca pasó y Louis simplemente se cansó se esperar.

Después de casi dos años de insistir, Louis al fin aceptó la invitación de Jim y comenzaron a salir. El castaño vio en Jim la oportunidad de ser feliz de nuevo, porque a pesar de todas las veces que Louis se negó a salir con él, Jim siempre se mantuvo a su lado aunque sea como un amigo. No le importaba que Louis no lo quisiera como algo más, le bastaba con mantenerse cerca de él y cuidarlo.

Después de un tiempo de noviazgo, Jim le pidió a Louis que se mudara con él. El castaño lo dudo un poco pero al final aceptó.

Pero la cruda verdad era que Louis seguía amando a Harry, sin importar todo el daño que este le había causado. No había ni un solo día en el que no pensara en sus preciosos ojos verdes o en sus rizos color chocolate. Tenía miedo de olvidarse de su aroma o de su voz, pero de lo que tenía más miedo era de pensar que Harry ya lo había olvidado a él.

Don't you remember? (Larry Stylinson)¡Lee esta historia GRATIS!