For every story tagged #WattPride this month, Wattpad will donate $1 to the ILGA
Pen Your Pride

Prologo

371 22 2

*Algunos años atrás*

–Ya llegamos, señorita Blackcat. –Miré por la ventana del auto en dirección donde apuntaba el chofer. Una gran mansión se mostró frente a mí, este tenía un gran jardín lo cual me beneficiaría para lograr inspirarme y así poder escribir. Miré hacia el interior del recinto, no lograba ver ni un alma por ahí, lo cual me hizo fruncir el ceño por unos insignificantes segundos.

-¿Así que esta es la tan proclamada Agencia Shining, eh? –suspiré con una gran sonrisa en mis labios, miré a mi chofer, el cual estaba sonriendo al igual que yo. –Muchas gracias por traerme. –Él se bajó del auto y se aproximó a abrirme la puerta. Tomó cuidadosamente mi mano y cuando ya me encontraba fuera del coche cerró la puerta y se dirigió a buscar mis maletas.

-Es mi trabajo, señorita. –John tomó mis maletas y se dispuso a entrar, pero lo detuve amablemente. Él es el chofer de mi familia, tan solo tiene unos 30 años. John es bastante alto, tiene el cabello castaño bastante corto y ojos que hacen juego con este. Su piel es ligeramente bronceada y de cuerpo bien esculpido. Si no fuera chofer, supongo que sería un modelo o algo parecido.

-No se moleste, yo puedo ir desde aquí sola. –Le recibí el equipaje cuidadosamente mientras él me miraba con cierta inquietud. –Sé que este es tu trabajo pero tú sabes que ya estoy grande y que desde aquí comienzo una nueva vida y la tengo que empezar sola.

John suspiró y me acarició la cabeza. –Recuerdo cuando eras un bebé, tus padres muchas veces iban a reuniones y me dejaban contigo. Siempre te la pasabas sentada en la parte de atrás tocando tu violín o simplemente cantando. No puedo creer que ahora ya te apartes de nuestro lado, has crecido mucho mi pequeña Nicole.

-Suenas como un viejo. -Sonreí con cierta melancolía y lo abracé. –No me iré por siempre, John. Volveré con ustedes para las vacaciones y otras fechas. Además no es la primera vez que me quedo fuera de casa por mucho tiempo. Confía en mí, todo estará bien.

-Eso espero, señorita. Ahora será mejor que se vaya antes de que me arrepienta y les ruegue a sus padres que la traigan de vuelta a casa. –Reí y me aparté de su lado. Tomé mis maletas sin mirar atrás, sabiendo que si lo hacía tal vez me arrepienta de haber venido y vuelva a casa. Me dirigí al interior del recinto mirando a mis alrededores, había un largo camino rodeado de cerezos a pleno florecer, su suave color rosa me encantaba, y también tranquilizaba los nervios que tenía de venir a este lugar desconocido. Recuerdo que siempre había soñado con caminar a la par de un chico por el cual esté locamente enamora por un camino de cerezos. Era un estúpido pero tierno sueño de una romántica chica.

Lo primero que distinguí al terminar ese largo y bello camino fue una gran fuente con sus aguas cayendo tan sonoramente. El sonido del agua cayendo era uno de los sonidos emitidos por la naturaleza que más me gustaban, junto con el sonido de la brisa golpeando las hojas de un árbol estremeciéndolas por completo. Rodeé la fuente y fui directo a la entrada. Golpeé un par de veces y al notar que nadie venía a abrir decidí entrar por mi cuenta.

El lugar era bastante oscuro y deprimente, o por lo menos eso sentí al entrar. No entraba luz por las ventanas debido a la suciedad de estas, lo que me dificultaba la visión de las cosas. Decidí dejar las puertas abiertas para que entre algo de luz y así poder seguir con mi recorrido. "¿Qué pasa?" Me pregunté. "¿Dónde están las personas en este lugar?"

-Que deprimente es este lugar, ¿no crees? –Me sobresalté girando en dirección al dueño de esa resonante voz. En la entrada del lugar había un muchacho alto, con unos ojos grises, suponía que eran de ese color ya que no lograba ver mucho, y de cabello café, el cual le llegaba hasta los hombros. –Deberíamos hacer algo con esta suciedad. –Él miró alrededor y luego volvió su mirada hacia mí mostrando una gran sonrisa, por la cual yo me sonrojé y desvié la mirada. -¿Cuál es tu nombre?

Vida de un Idol (Uta no Prince-Sama)¡Lee esta historia GRATIS!