Capitulo 1

19.1K 660 12

Era una noche fria, el viento recorría las calles de Francia, pero para Lauren no era igual, era un vampiro que olvido lo que era sentir calor, su corazon no latia, total le daba igual si hacia calor o frio. Para el siempre ea frio pero no le molestaba, ya estaba acostumbrado. Para al pie de su ventana observo pasar a una familia, no es que se quejara de la suya, amaba a su madre y a su padre, era unica hija. Aunque siempre anhelo a un hermano, pero cuando vio a aquel pequeño que caminaba de la mano de su madre, sintio algo que no supo reconocer era como un vacio, como si algo le faltase. "¿Claro porque no?, debería tener una familia. Este amigo no estara sin tener sus necesidades", penso mirando a su entrepierna. Asi es Lauren Jauregui tenia un pene, nacio con el..


Asi que empezo la busqueda de una chica. Decidio descansar y entro en un bar que se encontraba en el centro de la ciudad.


-Camila ¿miras a la chica sentada en la barra?- era la amiga de Camila, quien le hablaba, ya que Camila tenia perdida la vista en algun lugar.-¿Me estas escuchando?


-Oh, si Dinah es que..bueno..olvidalo ya sabes como soy ¿que era lo que me decias?- volvio su vista a Dinah


-Que si ves a aquella chica sentada en la barra- repitio algo enfadada


-Claro si no soy ciega- fruncio el ceño


-Pues dicen que acaba de llegar y por lo que veo tiene facha de niña rica y claro eso no le quita lo guapa que esta- dijo Dinah relamiendo sus labios


-Dinah, por dios no juzgues si no la conoces, es solo una muchacha mas- explico frustrada Camila


¿Una muchacha mas? Camila ¿¡cuanto te apuesto a que no tienes los pantalones puestos para entablar una conversacion con ella?!- entrecerro los ojos intentando parecer desafiante


-¡Claro que si! ¿que es lo que quieres perder?- cruzo los brazos y levanto una ceja.


-Bien..habla mas de cinco minutos con ella y yo te compro una caja de esos chocolates que tanto te gustan y un litro de helado de oreo- hablo Dinah mirando a la muchacha.


-Lo hago solo si lo duplicas- sonrio Camila.


-Esta bien tu tiempo corre..- puso los dedos en el brazo simulando un reloj.


Camila se armo de valor y se fue a la barra donde ella estaba, se sento a su lado, tenia nervios pero los pudo dominar.


-Una cerveza por favor- pidio camila mirando de reojo a la muchacha.


-Si claro- respondio el bartman sonriente


-¿No crees que es una bebida fuerte para una dama?- oh, estupendo Camila no tuvo que decir ni una palabra, el empezo, vaya suerte. Las dos cruzaron sus miradas. Camila jamas habia visto a una chica tan guapa, labios rojos como la sangre y una tez blanca sin ninguna imperfeccion. No tenia ni una pizca de feo. Camila simplemente se quedo muda.- Bueno, creo que no te apetece hablar conmigo

Embarazada De Una Vampira-Camren G!P¡Lee esta historia GRATIS!