Niebla en Warwick- Camila Winter

2.9K 62 6
                                                  

Copyright 2012 by Camila Winter. Niebla en Warwick. Kindle edition Amazon. Todos los derechos reservados. Prohibida su reproducción total o parcial.

 

 

 

          NIEBLA EN WARWICK

               

                   CAMILA WINTER

 

        

 

 

         

 

 

                      

 

           CAPITULO PRIMERO

                Un corazón roto

 

    La joven Lady Phoebe Trenton  se encontraba en una fiesta en compañía de su madrina; lady Claire Whiters, cuando recibió la trágica noticia de que su hermano Justin había muerto.

 Un hombre joven, saludable, muerto de un ataque al corazón en casa de unas amistades del norte parecía un cuento absurdo, macabro. No podía haberle ocurrido a su hermano.

  —Calma querida, lo lamento mucho. Es tan desafortunado. Una verdadera tragedia.

La dama de imponente estampa y ajustado corsé color crema intentó consolarla, suavizar las palabras al darle la trágica noticia pero en ocasiones eso resulta casi imposible. La muerte era fea, desagradable y no había manera de cambiar eso.

 Su madrina le dio un té de amapolas y la arropó como si fuera una niña. Necesitaba calmarla, consolarla, pues temía que la pobrecita sufriera un ataque de nervios.

La carta de Ernestine, la madre de Phoebe no decía mucho, solo que al parecer el joven se había desmayado en casa de unos amigos en New Forest. Y luego sufrió un ataque, la pobre no decía mucho más.

Fueron días tristes, Phoebe estuvo aturdida, pálida y se negó a dejar la habitación.

¡Y pensar que había estado a punto de encontrarle esposo! Una joven tan bella como ella y de buena familia y ahora…El luto por su hermano echaría por tierra esos asuntos, al menos por esa temporada.

—Tía Claire, debo irme o no podré asistir al funeral… Yo…

—Por supuesto pequeña, pero tal vez deberíais esperar. Temo que este momento tan triste vaya a debilitarte.

 

 

Phoebe regresó a Tower Manor una fría mañana de agosto, notando las persianas echadas y un ambiente tan sombrío que resultaba tétrico, pero también irreal. No podía creer que su hermano hubiera muerto. Tan joven, tan lleno de vida…

Niebla en Warwick- Camila WinterDonde viven las historias. Descúbrelo ahora