Capítulo 17

194 9 0

ALICIA'S POV

Ya ha pasado una semana desde que me enteré que había ganado y, ¡hoy por fin es el día!

Todo  nuestro equipaje está listo y esta tarde embarcamos. Para mi sorpresa todos los chicos están también muy emocionados. A lo largo de esta semana hemos tenido la oportunidad de conocernos todos mejor y tener más confianza. ¡Se ha pasado volando!

- Venga Aly, el taxi nos espera para llevarnos al puerto - dice Ash sosteniendo mi maleta.

- ¡Ya voy!

*

Los chicos se han pasado durmiendo todo el camino, decían que querían estar despiertos para esta noche. Creo que se van a llevar una decepción porque tan solo me van a dar una pequeña medalla, no es que vayan a hacer una gran fiesta por mí. Aunque aún así me alegra que estén tan orgullosos de mí.

Bajamos del taxi y veo un gran barco blanco con pequeñas ventanas por todos lados. En la cubierta puedo distinguir una piscina muy grande con toboganes. Veo como hay algunos camarotes que dan al exterior y tienen un pequeño balcón donde hay algunas sillas. Me pregunto si alguno de ellos será el mío ya que me dijeron que era uno de los más caros.

Los chicos reservaron uno en frente del mío. Uno para los cuatro y yo con todo el camarote solo para mí ya sí que me siento importante. Sin embargo, si no tuvieran suficiente espacio tampoco me negaría a compartirlo.

Entramos en el barco y nos recibe una chica joven y alta. Tiene el cabello castaño y los ojos azules y lleva puesto el uniforme de los empleados, azul y blanco.

Veo que la chica se queda mirando a Ashton y esboza una pequeña sonrisa. Puede que sepa quién es o quizá piense que es guapo.

- Eh primito, acabamos de llegar y ya estás ligando - le susurro al oído con una sonrisa.

- Eso es porque soy irresistible - responde divertido.

- Buenas tardes, me llamo Kathleen. Os acompaño a vuestros camarotes - dice la chica.

- Buenas tardes - contestamos todos y la seguimos por los largos pasillos.

Ashton se sitúa a su lado y empieza a hablar con ella, por lo que me acerco a escuchar. Soy cotilla de nacimiento.

- ¿Cómo es que una chica tan joven está trabajando aquí? - le pregunta.

- ¿Y cómo es que unos chicos tan famosos deciden pasar sus vacaciones en un barco?

- Ya sabes, cosas de la vida - responde Ash evidentemente sorprendido.

- Éstos son vuestros camarotes - Nos dice Kathleen deteniéndose - Que tengan un buen viaje.

- Muchas gracias.

Kathleen se aleja y todos se amontonan para ver la habitación los primeros. Entro en mi camarote y lo primero en lo que me fijo es en una puerta de cristal al fondo que da a un balcón. A través de ésta de puede ver el mar.

- ¡Bien! ¡Me ha tocado un balcón! - exclamo emocionada.

- Eso no es justo, nosotros no tenemos. Ni siquiera vamos a poder ver la lluvia de estrellas de esta noche - Escucho decir a Michael.

Sigo contemplando la habitación y veo que tiene estilo clásico. La cama se encuentra a la izquierda y está forrada con un edredón celeste a juego con las cortinas. Una alfombra del mismo color recubre el suelo de madera. A la izquierda hay un pequeño sofá en frente de una tele y una mesita con un jarrón. También hay una puerta que da al cuarto de baño.

- Chicos, me voy a arreglar para esta noche, no me molestéis por favor - digo acercándome a la puerta.

- Está bien, nosotros también - dice Calum.

Entro en la habitación y lo primero que hago es colocar rápidamente mi ropa en el armario. Saco el vesido que me he comprado para esta noche y lo dejo sobre la cama antes de ducharme.

Después de una relajante ducha salgo y me pongo el vestido. Es de color negro, de manga corta y con la espalda abierta. Saco del armario los tacones negros que me regaló Cindy. Me dijo que ella no los utilizaba y que si aprendía a andar con ellos eran ideales para mí. Así que esta semana he estado practicando y creo que ya los controlo.

Me siento en la silla del pequeño tocador que hay en el camerote y me seco el pelo antes de maquillarme.

<<Parece que ya estás lista, Aly>> pienso al mirarme de pies a cabeza en el espejo.

Salgo del camarote  y llamo a la puerta de los chicos. Michael me abre y me sonríe al verme.

- Vamos tíos - dice Michael.

Los chicos salen de la habitación. Se han arreglado para la ocasión, cosa que me agrada ya que no lo suelen hacer.

Cuando llegamos al gran salón vemos a muchas personas con ropa elegante sentadas en mesas redondas. Está muy iluminado con grandes lámparas de cristal y hay un amplio escenario al fondo.

Nos sentamos en una de las mesas para esperar a que empiece la entrega de premios.

- Luego vuelvo chicos - dice Luke levantándose de la silla después de haber estado un rato allí.

- Uy, ten cuidado Ashton, no vaya éste a quitarte a Kathleen - dice Calum cuando Luke ya se ha ido.

- No seas tonto, solo he hablado con ella una vez - dice Ash.

Sé que Calum no lo ha dicho en serio pero no puedo evitar sentirme un poco celosa. Además, ¿a qué viene esto de irse poco antes de que me llamen al escenario?

Pasa un rato y sigue sin venir. Había pensado que iría al baño pero ya lleva mucho tiempo.

La entrega de premios comienza y empiezan a llamar a algunos finalistas. Me pongo más nerviosa aún porque pronto llegará mi turno. Si Luke estuviera aquí seguro que me tranquilizaba. Le busco con la mirada pero no lo veo.

- ¡Un fuerte aplauso para Alicia Irwin! - dice un hombre desde el escenario.

Un escalofrío me recorre el cuerpo y me pongo de pie dirijiéndome al escenario.

Cuando me entregan la medalla veo a Luke aplaudiéndome junto con todos los demás.

Me han dicho que van a publicar mi libro. Me gustaría saltar pero no es momento ni lugar, así que intento comportarme y me entregan una medalla.

El tiempo pasa rápidamente entre saludos y agradecimientos. Cuando por fin me reuno con los chicos de nuevo me vuelven a dar la enhorabuena y me acerco a Luke.

- ¿Dónde fuiste? Creía que no ibas a llegar...

- Nunca me lo perdería - responde sonriendo.

Al acercarme noto que huele a perfume de rosas.

<<Ha estado con otra chica>> pienso.

Me siento muy decepcionada. Sé que no tenemos ninguna relación pero creía que quizás...

No tengo más ganas de seguir aquí y finjo  una sonrisa mientras los chicos me hablan.

- Creo que me voy a mi habitación, estoy muy cansada... - digo.

- Te acompaño - me dice Luke mientras me agarra de la mano.

Noto como un calor me recorre desde la palma de la mano y mi corazón se acelera.

<<Ha estado con otra chica, ¿pero qué se cree éste?>>. Este pensamiento me viene a mi mente pero aún así no soy capaz de alejarme.

No hablamos durante todo el camino hasta que llegamos a la puerta de mi camarote.

- Bueno, parece que ya se acabó todo. Ya puedo estar tranquila - digo soltándole la mano y apartando la mirada.

Luke me sostiene la barbilla y me la levanta suavemente haciendo que le mire.

- Que va, te he preparado una sorpresita - dice abriendo la puerta.

LONG WAY HOME [5SOS]¡Lee esta historia GRATIS!