Capítulo 2 ~ Otro punto de vista

21 0 0

Punto de vista de Miley:

Viernes, 17 de Septiembre de 2016.

Primer día de clase, yo iba como siempre con mi ropa 'diferente', falda vaquera con leggins negros por la rodilla, unas convers rojas y una camiseta ancha negra de mi grupo favorito, iba por los pasillos esperando encontrar algo nuevo en este curso que empieza. De repente vi pasar al tio mas bueno que veía hace tiempo, menuda mira, pelo castaño claro, me llego a lo profundo, pasé por su lado con mi sonrisilla mirando al suelo y sentí su mirada sobre mí.
Primero de bachiller ya, quien diría que llegaría tan lejos con las notas que tenía en la secundaria. Lo bueno, mas bien lo único bueno, es que iba a la misma clase que mi mejor amiga Amy; aunque muchas veces no lo parezca la quiero mucho, demasiado, aveces me paro a pensar que haría sin ella y no encuentro solución, es como la hermana que nunca tuve, la que se olvidaron de darme. Hoy hace 4 años que la conozco y le tengo preparado una gran sorpresa, me importa mucho aunque aveces no se lo demuestre demasiado.

Entre por la puerta con Amy y vi sentado al creido de Dilan, como me gustaba, Amy no paraba de repetirme que ese chico no me hacia bien pero yo vivía en otro mundo, otro mundo en el que yo era invisible para él.
Comenzo la clase, me giré y estaban Dilan y Nash detrás nuestro, maldito Nash como hizo sufrir a mi amiga, cada vez que lo miro me dan ganas de tirarlo por la ventana y adiós, y bueno a mi lado estaba Amy pensando en sus cosas como siempre. Al momento vi a Amy sonreir con una nota que Nash le había mandado, yo me emocioné, mas que ella incluso, aunque me callera fatal aquel niñato solo quería ver a mi amiga feliz. De repente entro a la clase el chico que vi en el pasillo y sin dudarlo le dije a Amy que ese era el chico que ella estaba esperando, por el cual se olvidaría del estúpido de Nash aunque yo lo veía difícil, el nuevo se presentó y como no el maestro, con su simpatía habitual me separó de Amy y puso al chico nuevo, Justin Bieber, al lado de mi amiga. Se podría decir que en ese momento sentí un poco de celos pero no le dí importancia, no tenía porque darsela.

En el recreo vi a Dilan hablando con Nash y mirando todo el rato al chico nuevo, sabía que no tramaban algo bueno pero pasé de preocuparme.

***Al salir de clase***

En mi casa estuve hablando con mi madre:

-!Mamá¡ Esta noche no me esperes y dame la paga.-dije con tono cariñoso.
-¿Dónde irás Destiny? *sacando 20€ de su cartera*

Todo el mundo me decía Miley de smile, sonrisa en inglés, pero Destiny era mi verdadero nombre.

-Iré a dar una vuelta con Amy y me quedaré a su casa a dormir-respondí cogiendo el dinero.
-Por qué será que no te creo ni una palabra.- mencionó con tono preocupado.

Le dí un beso y un abrazo corto y me fui a mi cuarto, desde ahí llamé a Amy y le dije que a las 22:00 la pasaba a buscar y no le di tiempo a decirme que no. Puse el teléfono a cargar, mientras me duché, me coloqué unos vaqueros y pensé que era un día especial, no todos los días iría con Amy a la mejor discoteca de todo Madrid, asique me decidí por un vestido negro con encaje y un cinturón dorado, a juego con mis tacones dorados, cuales Amy tenía exactamente los mismos. Sonreí al verme frente al espejo ya vestida, maquillada y peinada, me hice una foto para publicarla y salí.
Por suerte para mí, Amy y yo solo vivíamos a una calle y en cuanto llegué salimos y le di un sobre con las entradas, se le veía muy feliz. Nos montamos en mi coche y nos fuimos.

Al llegar me sorprendí aquel sitio era enorme y la gente era mas bien guapa, sobre todo los chicos. También puede ser que solo me fijara en los chicos, bueno las chicas también eran muy guapas. Fui con Amy a la barra y pedimos unas copas. Miré mi móvil, era un mensaje de Dilan, me fui al baño a leerlo, si Amy descubre que era él me quitaría el móvil. Ya alli lo leí, decía:

«Ten cuidado»

Le resté importancia, pensé que sería como muchas otras veces alguna broma de mal gusto. Pensé que esa noche no era para pensar en esas cosas y cogí a Amy que estaba hablando con Bieber -qué haría alli él(?)- y la llevé a la barra, pedí dos chupitos de tequila. Chupamos la sal al mismo tiempo, tragamos la bebida ardiente sobre nuestra gargantas y chupamos el limón como si no hubiera otra cosa en todo el mundo. Por último solté un -Ahh!!- indicando que me ardía la boca.
Como a los 5 segundos Amy me enseñó un mensaje de Nash, decía que la esperaba en el baño, le dije que fuera corriendo, y ella preocupada por Bieber le dije que yo me encargaba.
Pensé lo peor al recordar el mensaje se Dilan, pero los efectos del alcohol me hacían pensar que todo estaba bien y me acerqué a Bieber.

-Hola Justin.-Dije con sonrisa de oreja a oreja.-¿Qué haces por aqui?-

-Mi padre es el dueño de esto- Abrí la boca al mismo tiempo que la tapaba con mis manos.- ¿Y tú?-

Me quedé callada unos segundo y respondí -Estoy aqui con Amy pasandolo bien-

-Te invito a una copa- me dijo con intenciones de seguir hablando

Mientras nos dirijíamos a la barra no podía parar de pensar en el mensaje de Dilan pero también pasó por mi mente que con otro chupito me olvidaría de aquel imbécil.
Siempre lo intentaba, pero nunca el alcohol conseguía borrar su recuerdo. Donde eramos felices, aunque solo fueran unas semanas, yo estaba alegre, después de toda la mierda que tuve que pasar por causas del destino, llevo enamorada de él desde primaria y ni en un solo segundo he dejado de quererle, incluso estando con otros chicos.
Bieber me vió pensando en mis cosas y me agarró para ir a bailar.

Te haré creer. | Justin Bieber¡Lee esta historia GRATIS!