Nos sentamos en la mesa de la cocina a comer. J, Dan y Zed están llenos de harina.

-¿De qué conoces a J, Chloe?-Dice Zed rompiendo el silencio.

-Bueno… yo estaba… y entonces… por eso… -Dios, por qué ha tenido que sacar ese tema…

Empiezo a sudar, pero J me salva.

-Se le cayó un pañuelo de tela, y yo lo recogí y se lo di, eso es todo.- J sonríe falsamente, intentando que no se le note que miente.

-Entiendo… Yo tenía entendida otra cosa, pero bueno… -Suelta Zed, con indiferencia-

Me revuelvo incómoda en mi silla, y Dan parece que ha entendido lo que pasa.

-Bueno, ¿Cambiamos de tema?-Habla Dan.

-Sí, mejor será.- Dice Heat mientras sonríe.

-Bueno… ¿que haremos por la noche?-Pregunto.

-Lo que quieras, o tendrás y lo sabes.- Dice J guiñando un ojo.

Me sonrojo rápidamente, J causa ese efecto en mí,enseguida Zed me mira y se revuelve en su asiento muy incómodo, Heat empieza a reírse como una loca

-Jajajaja Zed, disimula si eso jajajajaja.- Dice entre risas. Zed se sonroja levemente.

-Si, Heat…gracias, eh…

-Dejadlo ya, ¿jugamos al monopoly?-Dice Dan

-¡Claro!-Gritamos los 4 a la vez.

Dan desaparece del salón por unos minutos, cuando vuelve trae una caja consigo.

-Vale, ¿quién es la banca?-Dice Dan.

-¡Yo!-Salta Heat.

-Vale, ¿comenzamos a jugar?- Dice Dan como si fuera un niño pequeño, pateando el suelo.

-Me declaro en bancarrota. -Dice Heat apenada. Llevaremos una hora jugando, y no se cómo, Zed ha acabado haciendo equipo conmigo para ganar a los más tramposos de todos, Dan y J, Heat era la única que jugaba limpio, no para de quejarse.

-Vale Zed, Chloe, ganáis vosotros nos rendimos.-Dice Dan apenado.

Zed y yo nos ponemos a gritar y nos abrazamos.

-Los tramposos nunca ganan.-Digo triunfante.

-Chicos, son las 7:30, ¿no habíamos quedado con los demás? –Dice Heat.

-Es cierto, vamos a cambiarnos, vamos a ponernos guapos. –Dice Dan-

-Yo…no tengo más ropa.-Digo, Los cuatro me miran y yo me sonrojo levemente.

-Tú estás guapa siempre Chloe.-Afirma Zed.

-Dejaos de coqueteos, Chloe, yo te dejo ropa.- Dice Heat.

Después de probarme ropa de todo tipo, elijo una blusa gris oscura con unos shorts de talle alto, lo combino con unos botines marrones claros, no voy provocativa, pero no parezco una monja de clausura. Bajo las escaleras para dirigirme al salón, al entrar, los tres chicos me miran, y J casi se atraganta al verme y Zed no puede quitarme los ojos de encima, en cambio, Dan solo me mira y sonríe, en sus ojos veo un destello felino que me hace sonreír tontamente.

-Bu…Bueno… nos… ¿nos vamos ya?- Consigue decir Zed.

-Claro.-Sonrío.

Cuando llegamos al lugar de la quedada, me sorprendo al ver tanta gente, no pierdo de vista a Dan, J, y Zed, hasta que llegamos a un grupo de unas seis personas, en las que distingo al chico que pegó Rider y a los dos chicos del polo que le ayudaron a levantarse.

-Hola chicos, ¿Qué tal?- Dice J saludando a todos.

-Bueno, ahí vamos, sin ti no hay fiesta.- Oigo una voz divertida. Alguien se da cuenta de mi presencia se acerca a mí y noto su olor a detergente y colonia, instintivamente, me pego a Zed y este me agarra la mano en forma de protección.

- Venga Will, no seas así, ¿no ves que le asustas? –Dice un chico por detrás riéndose a carcajadas.

-Thomas, cállate anda, no mejores las cosas.- Dice este chico llamado Will con risa.

-Bueno, perdona si te he asustado, soy Will,y tú eres…

-Soy Chloe, encantada, creo… - Sonrío nerviosa, y Zed aprieta más mi mano contra la suya, al fijarme en Will, me doy cuenta de que en este grupo están todos los playboys del mundo, Will tiene ojos azules intensos, un pelo moreno peinado con un tupé y una barba de unos días, pero muy cuidada. Una apretada camiseta blanca está cubierta por una cazadora de cuero negro, sus pantalones vaqueros grises oscuros van holgados de su cintura y llegan hasta unas zapatillas Vans también negras. El brazo de Zed por mi cintura me saca de mis pensamientos y miro a Will, que sonríe plácidamente.

-Bueno Zed, ya veo que es tuya, nadie va a venir a quitártela, tranquilo.-Dice Will.

-En verda, yo… tengo novio, y no es Zed.- Digo avergonzada.

-¿No? ¿Y quién es el afortunado?-Pregunta Will.

-Se llama Rider, Rider West.- Mi cuerpo se tensa al ver la reacción de los allí presentes, Will se pone blanco como la pared, J se pasa la mano por el pelo, y el chico de antes, Thomas, me mira confundido.

-¿Tú? No puede ser, si ahora está…- Will le tapa la boca, y una sonrisa felina aparece en su cara.

Antes de poder decir nada, J  consigue hacer que Will se calle.

-Ahora está en su casa, por eso.- Habla J.

Miro al cielo y veo  nubes negras  de tormenta.

-Parece que va a llover.- Dice Zed convencido.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Y… aquí está el episodioJ que siento no haber subido la semana pasada, ya os lo compensaré, palabra de poni con cuerno :D solo os pido lo de siempre, que me alegra y no es muy costoso  

Votad y comentad

ConLOOOOOV de poni-con-cuerno.

PandeTi

Despues de la tempestad...Tu¡Lee esta historia GRATIS!