MES 5

12.3K 1.3K 423
                                    

"Vos decís 'fua, que cabeza'
esto pasa todo el tiempo"

Sweet Nothing - Taylor Swift

Sweet Nothing - Taylor Swift

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

delfibherrera

Les gusta a matiasrecalt, franromerofran, kuku

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

Les gusta a matiasrecalt, franromerofran, kuku.esteban y 8.378 personas más

delfibherrera Todo es más lindo en blanco y negro ✍️

...

matiasrecalt La mujer más linda y talentosa q conozco ❤️❤️❤️
↪️ delfibherrera You know other women? 😐

kuku.esteban Hay algo q no sepas hacerrr??? 💜
↪️ delfibherrera A veces te kiero kukurucho ❤️

franromerofran 🥺🥺🥺
↪️ delfibherrera Omg franchu 💘💙🤍❤️💚💝

blaspolidorii Que privilegio ser (delfi's version)
↪️ brianalaporte Te pinta esa wachin

simonhempe Q tipa talentosa chee
↪️ delfibherrera Te extraño muchito, saimon 🥰💜

juanicar Ultra fake

juanicar Mandame ya un video o no creo q lo hiciste vos
↪️ delfibherrera Ahí se lo mandé a la milf más linda del mundo; tu mamá.

juanicar Mandame ya un video o no creo q lo hiciste vos↪️ delfibherrera Ahí se lo mandé a la milf más linda del mundo; tu mamá

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

narrador omnisciente

Bajo la fría tarde de Otoño y en el departamento cálido de Delfina, se encontraban los enamorados acostados hablando sin parar de temas que se les ocurría en el momento.

Desde que el clima helado llegó se la pasaban tomando mates, sopa y acostados. Suenan como los planes más aburridos del universo entero, pero para ellos no existía nada mejor que el calorcito que se daban mutuamente.

A veces ella lo dibujaba y jamás terminaba. No se creía digna de tratar de replicar al dueño de su corazón porque le parecía imposible que un papel pudiese captar lo mismo que sus ojos, al menos no con ese amor y admiración.

Y es que Delfina estaba loca. Cuando se enamoraba se entregaba por completo a la otra persona. No existen más hombres, no piensa en nadie más y no quiere hacerlo, con su chico era más que suficiente, aunque temía que él no pensara lo mismo.

Sin embargo, apesar de sus inseguridades; no perdía el tiempo de disfrutar el momento.

Esa tránquilidad de estar tan cerca y hablar tan intimamente de una forma cariñosa no es algo que cambiarían, ni siquiera por toda la plata del mundo.

Matías tampoco pensaba en algo negativo y entendía que por cualquier cosa podría acabar eso que tanto amaba. Asi que prefería simplemente cerrar los ojos, disfrutar de los mimos de Delfina en su pelo y hablar cuando era necesario.

El mayor miedo de él era que Delfi pensara que una vez que tuvieran sexo todo cambiaría, y la primera vez que lo hicieron trató de hacerle entender que iba a seguir siendo todo ante sus ojos. Lástimosamente ella era demasiado dudosa y preguntó mil veces si estaba todo bien, siendo respondida pacientemente las mil veces de la misma forma tierna y amorosa.

Ambos se encontraban riendo de un meme que le salió a Matías en tiktok con la canción del malo del Lorax.

Si bien, el ambiente era ruidoso con sus risas; aún estaba la ternura en los mimos de Delfi o en la manera en la que Mati escondía su cara para reirse con ella.

—Se parece al que canta onionioni— ella dice, haciendo que él se tentara mucho más.

—Sos una forra, Delfina— se voltea a mirarla pausando por fin el video más pelotudo del planeta que los hizo cagarse de risa— Fua...

—¿Qué?

—Sos la mujer más hermosa que existe.

Ella rueda los ojos y se tapa la cara con vergüenza al sentir sus cachetes ponerse intensamente rojos, lo que provoca que Recalt se acomodase para sacarle las manos y darle muchos besos en la cara.

Delfina nunca creyó ser importante para la vida de alguien, pero Matías era su fan número uno y era el único número que necesitaba.

Él se pasaba horas escuchando sus covers, viendo sus dibujos y leyendo lo que escribe. Era tan fascinante como la mujer que dormía al lado suyo fuese así de talentosa e inteligente.

Ese mismo día antes de las cinco de la tarde decidieron subirse al auto de Matías con el equipo de mate para ir a la Costanera, de paso comer un choripan y unas papas fritas mientras que a su alrededor los hombres no pescaban nada

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

Ese mismo día antes de las cinco de la tarde decidieron subirse al auto de Matías con el equipo de mate para ir a la Costanera, de paso comer un choripan y unas papas fritas mientras que a su alrededor los hombres no pescaban nada.

El sol les estaba dando justo enfrente y la vista de los barcos a lo lejos era simplemente hermoso.

Algo de lo que nadie habla es el hecho de poder hablar de ese tipo de cosas que nos gustan tanto sin que se burlen. Es usual que cuando tratamos de charlar de un hermoso atardecer o algo más profundo como la creación de todo, la otra persona se ría.

Pero no, Matías la escuchaba contarle todas esas cosas y si era un tema del que sabía ahí recién opinaba. Jamás se atrevería a interrumpirla cuando es tan suelta diciendole sus locas teorías.

—... Pero es una estupidez eso de que la tierra es plata, directamente no es ni redonda, ni plana por las montañas que hay, eso hace que tenga una forma que no es perfecta— ella comenta mientras se lleva una papa frita a la boca— ¿Qué?

—Nada— el castaño niega con la cabeza sin borrar su sonrisa de enamorado— Me gusta escucharte nomás.

Delfina chasquea la lengua sintiendo como se sonrojaba— Fanta...

—En serio te digo, estúpida— él suelta una risa y le tira un palito mojado de la yerba del mate.

Herrera también se ríe junto a él y cuando trata de darle un beso se acuerda de que estaba comiendose terrible choripan con salsa chimichurri, asi que lo mira raro.

—Mmm... si te beso voy a tener un aliento re feo— hace una expresión de arcada para molestarlo.

—Vení para acá, putita— Matías la toma de la nuca para robarle un beso, sin darle tiempo de protestar.

SLUT!, matías recaltDonde viven las historias. Descúbrelo ahora