01

314 64 37
                                    

„el dinero mueve al mundo” es una frase utilizada por muchos, y con cierta razón, pues el dinero es poderoso, y si tienes dinero, tienes poder.

el poder es uno de los mayores deseos de cualquier persona. 

farfa podria discrepar con esa idea, a decir verdad, el poder no es su mayor afición. hacía lo que hacía para sobrevivir, era por mera necesidad. un cazarrecompensas.

serlo no era una cosa facil, principalmente al inicio. pero cuando se volvió popular y grandes empresas buscaban sus servicios, consiguió protección a terminar preso. 

por ello, aceptaba infinidad de trabajos. matar es facil, pero lo complicado estaba en no ser descubierto por nadie. y se volvía el doble de dificil al pensar que la mayoría, por no decir a todos lo que suele matar, es gente poderosa y de dinero.

otro trabajo que acepto por una gran cantidad de dinero, nada nuevo. pero si era la primera vez que le pedían algo tan específico de hacer.

lo normal era que tal vez le pidieran alguna forma específica, cómo fingir que había sido un suicidio o un accidente trágico, incluso simular que alguien en específico había cometido el crimen.

pero jamás se le había requerido para... ¿infiltrarse en una mascarada? eso sí era algo nuevo.

cuando leyó el perfil de su víctima, se dió cuenta del porque de la petición.

dream w. bedrock, un multimillonario dueño de varias empresas en el ámbito del entretenimiento y recreación, alguien que sabía mover los hilos para que todo esté a su favor.

su camino a la grandeza estaba lleno de fraudes, manipulación y la clave más importante para ser alguien importante. sangre.

para farfa no era nada nuevo, había matado a muchos cabrones así antes.

la instrucción era fácil; entrar a la fiesta disfrazado, detectar a dream, poner el veneno en su bebida e irse. algo básico para cualquier cazarrecompensas.

su contratador hasta le había proporcionado un traje bastante costoso, y lo más importante, la máscara para ocultar su identidad.
una máscara completamente oscura con varios detalles dorados y rojos anaranjados que le daban ese toque elegante, pero, lo que más le destacaba a esa máscara era que unos sutiles cuernos salían de la frente, dándole una apariencia demoníaca.

era muy linda, a decir verdad, y apreciaba la dedicación del que lo contrató para darle todo para la misión.

la noche se asomaba cuando decidió que era hora de partir a la fiesta, no sin antes, avisarle a su querido compañero.

"rich, me voy ya." dijo ya preparado, el elegante traje acentuaba su fornida figura, hecha a base de años de entrenamiento.
rich lo miró de arriba a abajo con cierto asombro.

"jamás creí que te llegaría a ver con un traje así." ambos venían del mismo lugar y hacían trabajo sucio para sobrevivir, era obvio que para ambos era algo nuevo.

"yo tampoco, pero, ¿para todo hay una primera vez, no es así?" rich solo se encogió de hombros, dándole levemente la razón, aparte no podía juzgarlo mucho, solo estaba vestido así para el trabajo. "bueno, recuerda, mantenete atento por cualquier cosa, debería estar en casa antes de las doce." dice, revisando su reloj, eran las diez en punto de la noche, una buena hora, pues su objetivo ya estaría ahí y no tan a la defensiva.

"si, si, entendido. ahora anda y mata a otro hijo de puta." farfa sonrió con las palabras de su amigo, saliendo con entusiasmo a cumplir su deber.

^

Has llegado al final de las partes publicadas.

⏰ Última actualización: May 08, 2023 ⏰

¡Añade esta historia a tu biblioteca para recibir notificaciones sobre nuevas partes!

that sweet target ;; farfadream Donde viven las historias. Descúbrelo ahora