Capítulo 1☄

2.6K 148 8
                                    

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.






La mansion Malfoy se sentía solitaria todo el tiempo y eso que vivían 4 personas y los elfos, nada de ruido ni la respiración de las personas se presenciaban.

La última habitación hasta el fondo del tercer piso se podía ver a una rubia observar la noche desde su balcón, la puerta se oyó tocar y ella rápidamente cerró la puerta del balcón y puso las cortinas para no dejar rastro de que alguien estuvo ahí.

-Adelante.-Dijo la rubia su voz sonaba tranquila y fría.

Un rubio se dejó ver tras abrir la puerta.-Sabes que no tienes permitido estar afuera Alaska.-Dijo el rubio mirando a la rubia con decepción.

-Tranquilo Lucius solo observaba las estrellas-dijo Alaska al rubio.

-No me importa si solo estaba viendo las estrellas Alaska si padre se entera te castigará.-Dijo Lucius mirando a Alaska con preocupación.

-Tranquilo madre sigue en casa no podrá hacerme nada.-Dijo la rubia cepillado su largo y rubio cabello.

-Madre se fue.-Dijo Lucius con la voz rota.

Alaska lo observo.-Aun viaje de negocios no.-Dijo Alaska con lágrimas queriendo salir de sus ojos.

-No Alaska todos sus cuadros de ella sola, con papa y con nosotros se esfumaron, su habitación está vacía no hay nada y su elfo desapareció-dijo el rubio con un susurro.

Alaska estaba a punto de llorar cuando Lucius habló.

-No lo hagas Alaska padre te oirá.-Dijo el rubio advirtiéndole.

-Pero madre se ha ido.-Dijo Alaska haciéndose bola en su lugar.

-Lo sé, Alaska pero ellos no estaban bien ninguno de nosotros está bien Alaska, entiéndelo tenemos prohibido hablar y hacer cualquier cosa y lo sabes y yo al estar aquí corro el riesgo de que Papa me castigue.-Dijo Lucius con la mirada perdida.

-¿Por qué no nos llevó con ella? ¿Por qué no aquí en esta tortura?-Dijo Alaska con lágrimas en sus mejillas.

-No lo sabemos Alaska, pero estar aquí en nuestro destino y no lo podremos cambiar somos pájaros esperando su libertad en su jaula.-Dijo Lucius saliendo de la habitación.

Alaska se sentó en el borde de su cama y empezó a pensar en su madre en todos sus recuerdos juntos, cuando se interponía en los castigos de su padre, cuando acepto que quedo en Ravenclaw, cuando le enseño jardinería, etc...

Alaska se acostó en su cama esperando a que llegara el 1 de Septiembre para entrar a su último año en Hogwarts.

Alaska se acostó en su cama esperando a que llegara el 1 de Septiembre para entrar a su último año en Hogwarts

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.
Like Stars ||James Potter||Donde viven las historias. Descúbrelo ahora