Escribir, leer... Tormentos dulces para el alma. Saciarte con tu propio Cosmos, deleitar tu alma con lo que lees, convertir tu sangre en palabras...Es la magia de la literatura.
Escribo para mí. Para quien quiera leerme. Para quien tenga demonios inmersos en su espíritu; las palabras que de mí florecen son para esas personas que sienten que su ser vibra cuando me leen. Esa...esa es la razón de mi existir. Escribo para exorcizar mi negatividad, aumentarla, o simplemente, para convencerme de que existo.
  • JoinedDecember 8, 2015




1 Reading List