Dos noches después

Ashton no la había vuelto a ver, pero no quería buscarla como si fuera algo perdido, quería encontrarla de nuevo como la primera vez, de repente y de la nada.

Estaba algo desesperado, podía comenzar incendios con todo lo que sentía por ella sin necesidad de un yesquero o de quemar algo.

Pero en las dos noches pasadas no la encontraba, ni en la tienda donde compró sus oreos, ni en aquel singular lugar nocturno donde cantaron juntos, mucho menos en el autobús nocturno.

Llego a su hogar cansado eran cerca de las once de la noche, cuando vio un pequeño paquete en la puerta, lo tomó y lo destapó, cuando vio su contenido sonrió.

Era un encendedor plateado con un grabado que decía Jamás, a su lado iba una pequeña nota que dictaba:

"Parada de autobuses de Cherry Street con West Coast." era la estación donde ambos se bajaron para esperar el autobús de regreso. Ashton salió corriendo y tomo el primer autobús que pasó. Iba solo, pero sabía que de regreso no lo estaría.

Llego a la estación y se bajó, ahí estaba ella con sus jeans rotos sentada en el banco sonriendo.

"Llegas algo tarde." se burlo Almendra.

"Es culpa del autobús, siempre fue culpa del autobús."

¿FIN?

-

Holu, bueno, no puedo responder sus comentarios (loqueras de wattpad), como verán ya he terminado los caps de adderall y pyro, pero noten que ninguna de las historias está actualizada como "completado" chan chan chaaaan.

las amo<3         

pyro. ai¡Lee esta historia GRATIS!