Ashton y Almendra jugaron al escondite en aquella pequeña tienda de golosinas, el dueño estaba cansado pero la energía, la risas y los pasos apresurados de los chicos lo contagio lo suficiente como para no dormirse.

"Aquí estás." dijo él abrazandola por la cadera y levantándola del suelo, ella comenzó a reír.

Él la bajó y la miró directo a sus ojos grises, ahora estaban mas oscuros, parecidos al cielo cuando está a punto de llover, así que no pudo resistir bajar su cara y besarla.

Almendra le devolvió el beso.

Y durante unos instantes solo eran ellos dos en el mundo.

"Estuve esperando toda la noche por esto." susurró él en sus labios y ella le sonrio dandole un beso corto.

Pagaron las oreos y siguieron caminando hasta la pequeña casa de Almentra, cruzaron el jardín hasta la puerta.

"Supongo que todo llega hasta aquí" dijo él con tristeza."

"No siempre." dijo ella acariciando su hoyuelo, él tomo su mano y la besó.

"No olvides esto Almendra."

"Jamás."

Y lo besó.

-
Este cap va dedicado a alguien que me lo pidio hace tiempo buut no estoy desde pc.
Las amo♡

pyro. ai¡Lee esta historia GRATIS!