NUEVO: Tap - Historias en forma de chat para tu 📲 . Disponibles en español
Obtenlo ya

Introducción: Soy Alaric Belgarani

629 21 4

Mi nombre es Alaric. Alaric Belgaranni, aquel del pelo rubio largo  y dos esmeraldas por ojos. Irremediablemente voy a caerte bien o lo que yo quiera en ese instante. Mi poder consiste en entrar en tu mente y hacer que pienses que soy lo mejor que te has podido encontrar en tu vida y la verdad, es que es cierto. He perdido la cuenta de los siglos que llevo vagando por este mundo y creo que he sido todo lo que se puede ser. Compositor, ladrón, actor, soldado, mentiroso, caballero, imbécil, Don Juan, asesino… En realidad las tres últimas es algo que siempre llevo conmigo y desde hace unos años tengo que añadir alcohólico y quizás un poco más demente que antes. He cambiado de nuevo mi modo de vida, ya empezaba a estar un poco aburrido del otro. He sacado mi lado más salvaje a la luz y como algunos humanos me he tatuado la mitad del cuerpo. Ahora, incluso la gente me teme todavía más. Es algo que me ha empezado a gustar desde hace un tiempo. Que se separen de ti cuando caminas cerca de ellos o que empiecen a gritar como si ya les hubiese mordido cuando aparezco a sus espaldas. Es realmente divertido asustar a esos pobres humanos. ¡Y pensar que yo no era así hace unos años! Que poco conocía este mundo, sobre todo la diversión. Por las noches vivo en los barrios más extraños de cualquier ciudad que me apetezca visitar. Helsinki, Nueva York, Barcelona, Moscú, Japón, Berlín, Sídney. Donde quiera y cuando quiera. Y con barrios extraños me refiero a sitios realmente extraños. La de veces que me he quedado sorprendido al encontrar baretos que era imposible describirlos, ser incapaz de descifrar toda la serie de aromas y hedores que llevaban el aire de aquellos cuchitriles.

Y, por increíble que parezca he perdido el interés por encontrar a la que sea la Femeie Fatală actual. Sí, esa mujer que es capaz de controlar a cualquier vampiro que haya bebido su sangre. Es la mayor arma de destrucción masiva que jamás haya conocido, sin duda alguna. Llevo siglos también sin enamorarme, me parece que soy más del rollo de una noche, como dicen en la jerga actual los humanos. Te invito a que vengas esta noche conmigo. Me encuentro en un barrio a las afueras de Moscú, estamos en pleno invierno y la gente suele abarrotar los locales. Me dirijo hacia uno que tiene un ambiente un poco peculiar, para que negarlo. Los humanos se visten con sus “mejores galas vampíricas” y se hacen pasar por uno de los míos. Me hace verdadera gracia lo mal que lo hacen, aunque es cierto que también hay otros vampiros que acuden a este lugar. Es un sitio fácil donde conseguir un buen trago de sangre mezclado con tequila o lo que se hayan tomado antes. Tengo que admitir que mi adicción al alcohol empezó por este hecho. Unas simples palabras y ya tienes todo su cuello para ti solito. Creo que hoy será una de esas noches en las que saco todas mis armas de vampiro y me acerco hasta la dama que más me llame. Está bien, que comience mi diversión. 

(Os dejo una foto que encontré hae años y que me inspiró al crear al personaje de Alaric. No es que sea así tal cual físicamente pero como me ayudó a crearlo he creído que os podría gustar)

Blackened Heart¡Lee esta historia GRATIS!