La primera vez que te ví.

17K 686 34

Pov ______.

Sonó el despertador como todas las mañanas. Me revolví en mi cama, no tenía ganas de levantarme. Ultimamente nunca quería levantarme de la cama, me costaba demasiado ver a otras personas. Solo quería dormir y que el mundo se olvidara de mi. Sería perfecto si eso pasaba. Ignoré el despertador y me tapé con la sabana. Cuando el sueño volvía a apoderarse de mi, mi móvil empezó a sonar.

"Maldita sea" bufé malumorada. Miré la pantalla y ese odioso nombre que aparecía en ella...'Mama'

-...¿Si?

-Esa no es forma de responder al teléfono. No te eduqué como un bagavundo -dijo con un tono que no mostraba ninguna emoción.

-Resulta que tú no me educaste - respondí fría.

-...Exacto...No sería capaz de educar a una hija como tú. - dijo tajante y sin remordimientos - Como sea, hoy recoges a tu hermana, no te olvides de eso.

Sin ganas de escuchar más, colgué. No soportaba a esa mujer, y ella a mi tampoco. En realidad nadie de mi familia me soportaba, pero estaba acostumbrada. Me levanté de la cama y me dispuse a darme un baño. Estaba de demasiado mal humor, y eso podía repercutir en mi día. Dejé que el agua fría me callera por todo el cuerpo. Estaba cansada, y tener que recoger a mi hermana era demasiado agotador. Volví a escuchar el móvil, pero simplemente lo ignoré. "Demasiadas llamadas para empezar el día" me dije mentalmente, mientras salía de la ducha y me vestía. Miré mi apartamento, estaba hecho un desastre, necesitaría limpiarlo y ordenarlo más tarde. Sin pensar mas, me puse mis botas, cogí mi chaqueta y las llaves de mi coche y me dirigí a la calle. Hacía demasiado frío para coger la moto.

La mañana pasó tranquila. Desayuné en una cafetería cerca del instituto de mi hermana. Cuando se acercó la hora de que las clases terminaran me encaminé a la puerta. Me puse los cascos y me dispuse a escuchar música. La campana sonó y empezaron a salir los estudiantes. Esperé como diez minutos y mi hermana no salia. Me estaba empezando a impacientar, asique decidí entrar a buscarla.

Pov Jungkook

La clase estaba resultando aburrida. No me gustaba la literatura, mas bien la odiaba. Tocó el timbre y me dispuse a recoger mis cosas. Alguien se planto en frente de mi pupitre. Levanté la vista y ví esa sonrisa tan característica.

-Hola Jimin.

-Jungkooki, esta noche saldremos con estos. ¿Vienes?

-Jimin...sabes que no puedo...aun no soy mayor de edad... -dije poniendo cara triste.

-Oh...siempre podriamos colarte. No aparentas tener 17 años.

-Jimin... No empieces

-Pero...

-No - dije tajante.

-Pero... Joo, vengaa - dijo poniendo ojitos y haciendo como que lloraba.

No pude evitar reirme por su comportamiento. Jimin siempre era así conmigo.

-Mmm... Este fin de semana. Pero hoy no, tengo examenes pronto - le dije mientras una sonrisa tímida asomaba en mi cara.

-¡Si!

Salimos de clases riendo y hablando. Nos habíamos quedado solos, ya que los demás estudiantes ya se habian ido a sus casas. Estabamos bajando las escaleras cuando escuchamos fuertes insultos del piso de abajo. Alarmados, bajamos el tramo que nos quedaba corriendo. Mis ojos no podían creer lo que tenía en frente. Una alumna estaba tirada en el suelo mientras lloraba, tenía las muñecas coloradas, por lo que supusimos que había sido agarrada por ellas. Y mas hallá, unos metros lejos de ella, un chico estaba siendo golpeado violentamente en la cara. Recibía golpes sin parar, mientras era insultado.

Me enamoré de un niño. (Jungkook y tú)¡Lee esta historia GRATIS!