*Psst* Notice anything different? 👀 Find out more about Wattpad's new look!

Learn More

Capítulo 64 "Twitter" (Heechul)

3K 271 17

64 ”Twitter”  (Heechul)

 

 

Me desperté por culpa del infernal ruido del despertador. Aquel día me tocaba ir temprano para prepararme el programa de ese día de la radio y además tenía cosas que hacer. Me levanté de la cama y escuché sus pasos por el pasillo. Me asomé y allí estaban la dos. Jin Sook y la pequeña Hee Sook. Si, nuestra hija de tres meses. Habíamos convinado nuestros nombres para hacer el suyo. Era la princesita de la casa. Y una criatura insoportable.

-Buenos días.-susurró Jin Sook.

-Buenos días. ¿Otra vez se ha despertado?

-Si… Se acaba de dormir. Estoy molida… -se quejó.

-Bueno, id a dormir ahora.

-Esta noche te toca a ti.

-¿A mi? No, que mañana tengo programa…

-Kim Hee Chul. Este bicho es cosa de los dos. Los dos decidimos tenerla. Así que ahora pringamos los dos.-dijo muy seria.

Hice el gesto de la mano militar y le sonreí. Me acerqué y besé la cabecita de mi niña, que se removió tranquila, dormidita. Era preciosa. Y pese a su mal carácter, nos tenía el corazón robado.

-Voy a desayunar.

-Yo iré a casa de mis padres luego.

-Dales saludos.-respondí.

¿Por qué habíamos querido tener un hijo? Pues… Después de casarnos, las cosas nos iban bastante bien. Su familia estaba contenta, la mía también, nadie sospechaba nada… Y nos llevábamos tan bien que convivir era fácil y agradable. Y entonces… Fue una locura pero sentimos la necesidad de tener algo nuestro, de ambos. Porque lo que sentíamos el uno por el otro, aunque no fuese amor, era algo especial. Y no íbamos a vivir solos el resto de nuestras vidas. Así que aunque fue raro acostarnos juntos, lo hicimos y allí estaba Hee Sook. De lo que había sido Super Junior, era el segundo en ser padre. El primero había sido Hangeng… Su hijo debía tener ya dos años más o menos. Vale… El echo que fuera él el que tuviese un hijo primero me había influido… Él había logrado pasar página, olvidarse de mi, pero yo no… Y con Hee Sook estaba tan absorbido que me era imposible pensar en Hangeng.

El día fue agotador, y por la noche cuando volví a casa me encontré a Leeteuk en el sofá charlando con Jin Sook. Me sorprendí, hacía como dos semanas que no hablaba con él.

-Hyung.-le saludé.

-Os dejo solos. Iré a ver como está la princesa de la casa.-dijo mi mujer.

-Gracias.-le sonreí.

Una vez a solas  me miró y suspiró. Si estaba allí era porque necesitaba hablar conmigo. Desahogarse.

-¿Qué pasa?

-Nada, solo quería verte.

-Leeteuk, te conozco. ¿Qué ha pasado?

Desvió su mirada hacia el suelo, triste, y se frotó la cara con ambas manos. Luego volvió a mirarme y me acarició la mejilla.

¿Amor o amistad? Segunda parte. (Super Junior-Yaoi)¡Lee esta historia GRATIS!