1

4.4K 168 0

-Lia, trae mas vasos.- gritó Stela, su tía.

La chica agarró lo pedido y empezó a repartirlos en la gran mesa. Ya estaba todo y casi todos. Sólo faltaba Niall.

-Greg,- llamó ella.- ¿Va a venir?

-Claro que si, princesa.- la tranquilizó él acariciando su mejilla fugazmente.

Lia era la menor de los hermanos Horan. Tenía 16 años. Amaba a sus hermanos y, desde que Niall se había ido de gira, había tachado los días en su calendario hasta la fecha en que volvería a verlo. La cena de fin de año.

La puerta se abrió y ella lo vio entrar con sus pantalones rotos, su cabello despeinado y sus anteojos oscuros.

-Niall.- gritó ella corriendo hacia él. El chico la tomó en brazos haciendo que sus pies se levantaran del suelo. - Viniste.

-Nunca dejaría plantada a mi princesita.- dijo él sonriéndole y besándole la mejilla.

Todos lo saludaron y empezaron a hablarle, alejándolo de ella.

La chica bufó, pero siguió con sus tareas. Sirvió comida, llenó las copas, acostó a los nenes que se iban durmiendo.

Eran ya las 11:59 del último día del año, ella tenía su copa con vino en la mano mientras miraba a lo lejos en el patio esperando los fuegos artificiales. No era así como quería empezar el nuevo año. No sola mirando la nada. Bajo la vista. 00:00.

-Feliz año nuevo. - gritaron todos y dos copas chocaron la suya.

Ambos hermanos le besaron una mejilla y su tía tomó una foto.

-Feliz año nuevo, princesa. - dijeron a la vez y ella sonrió abrázandolos.

-Feliz año nuevo, chicos.

El resto del tiempo la pasaron los tres juntos encendiendo fuegos artificiales, bailando, riendo.

No había un mejor inicio de año. Amaba profundamente estar con sus hermanos y ellos amaban estar con ella.

-Vamos, Lia.- dijo Greg. Ella frunció el ceño.- Pequeña sorpresa.- rió y le mostró sus valijas.- Nos vamos de vacaciones, los tres.

Ella dio un pequeño saltito de alegría a la vez que reía.

-Van mis amigos también.- dijo Niall.- Dale, que nos vamos justo ahora.

Ella subió al auto confiando en que sus hermanos hayan empacado todo lo necesario. Había tres valijas enormes así que seguramente habían hecho un buen trabajo.

Tres meses de vacaciones. Tres meses con las personas que ella mas amaba, eso le gustaba. Lo que no tenía en cuenta era que otros cuatro chicos iban a estar ahí.

Hermana de Niall Horan¡Lee esta historia GRATIS!