Capítulo 63 "Va a salir bien" (Eunhyuk)

3.1K 273 39

63 ”Va a salir bien”  (Eunhyuk)

 

 

[6 años después]

 

 

Giré sobre mis talones y luego salté abriéndome de piernas. Todos los niños miraron el espejo y luego intentaron imitarme. Algunos lo consiguieron, otros no, pero el que mejor lo hizo fue Hayden. Ese niño era genial. Realmente una máquina bailando y solo tenía ocho años. Sonreí mirándole y le guiñé un ojo. Era rubito y de ojos claros. Y no muy alto. Vamos, un niño precioso. Miré el reloj, era ya la hora de terminar con la clase. Aplaudí a mis niños, que los tenía de todas las edades entre siete y doce años, ya que estaban organizados por nivel, no por edad y ellos aplaudieron también.

-¡Perfecto! ¡Se terminó la clase! ¡Hasta mañana!-apagué la música y empezaron a recoger sus cosas.

Salí de la sala y fui directo al vestuario. Allí me encontré a mi chico, entrando en el mismo momento.

-¿Qué tal las clases?-inquirí.

-Bien. Aunque los mayores son más problemáticos. Tienen cada pique…-suspiró.

-Los mejores son mis enanos.

-Me gustaría estar en tu puesto.-suspiró.

Le di una palmada en el culo y se rio entrando. Nos dimos una ducha y luego nos vestimos. Teníamos el vestuario para nosotros solos. Cuando llegamos hacía dos años a Canadá, encontramos trabajo en aquella academia de baile privada. Era pequeña, solo estábamos nosotros dos y una chica. Pero no pagaban mal. Y a nosotros ya nos valía. Al principio fue difícil por el idioma, pero nos apuntamos a clases particulares y aprendimos muchísimo inglés canadiense. Pera las clases al principio las hacíamos casi por mímica y mostrando mucho los gestos. Por suerte ahora dominábamos la lengua. Pero entre nosotros seguíamos hablando en coreano.

Una vez vestidos recogí mi mochila y lo sentí abrazado a mi espalda. Acaricié sus manos que se aferraban sobre mi estómago y me dediqué a pasar mi dedo por su anillo. Si, nos habíamos casado, y lo habíamos hecho nada más llegar. Por desgracia solo habían venido nuestras familias. Ningún Super Junior había venido ya que en Corea estaba mal visto.

¿Qué había pasado con nosotros allí? Como habíamos dicho, después del servicio militar habíamos decidido irnos. Queríamos casarnos, tener una familia tal vez. O mejor dicho, ser una pareja normal, poder salir a la calle de la mano. Así que nos habíamos lanzado a la piscina. Todos nos apoyaban. Todos decidimos terminar con Super Junior. Al final, cada uno había seguido caminos distintos. Cantantes solitas… Presentadores… Actores… Locutores de radio. Cada cual había elegido su futuro. Y nosotros, habíamos decidido ser profesores de baile.

Noté sus besitos por mi cuello y lo ladeé dejándole espacio.

-Te quiero...-susurró.

Aquellas palabras que ahora nos podíamos decir en la calle sin miedo me seguían poniendo la piel de gallina.

-Vamos a casa…-dije.

¿Amor o amistad? Segunda parte. (Super Junior-Yaoi)¡Lee esta historia GRATIS!