Capítulo 34

119 12 12
                                    

Previamente en Estación Holbein...

La noche de tormento comenzó en  las sombras. Entre disfraces y luces cegadoras , Dagna acude en compañía de Kahler; con su nuevo padre Odler Holbein. Un nuevo misterio se apodera de la noche, entre estallidos y gritos, Heine está de vuelta, verdades acechando en la oscuridad y una nueva identidad revelada. Si algún día Dagna existió, ¿quién es Baniely?

Y...¿Quiénes son los Grozheim?

°°°


"Los Grozheim"

Piotet, Alemania.
1 de Noviembre, 2019.

Extraño

Humanidad.

En eso pensaba mientras mordía mi pedazo de pizza, no meditaba con los mejores escenarios, pero la compañía  al menos saciaba esa profundidad de dudas que tanto dolor le causaban a mi estómago. Fui amanezado por mi familia, un par de reglas simples que me convirtieron en el hombre más débil y torpe por pisar el bosque en plena madrugada. La cámara que usé para captar la belleza de los árboles, conoció la desgracia y probablemente nunca me recomiende como buen padre de la fotografía.

Dejé caer mi arma cautivadora de corazones y el mío se hizo pedazos al ver el cuadro más inhumano, la belleza corrompida por la misma violencia del ser. Era una chica, con heridas graves en todo su cuerpo, sería un miserable por cuestionar el miedo y la desesperación de una dama con grandes escalas de dolor. Cuando mis ojos verdosos encontraron su mirada vacía,  yo ansiaba verla sonreír para tener la mínima esperanza de su salvación. Pero ella fue clara, era una chica indefensa y víctima del egoísmo de Piotet.

— ¡Traicionas nuestra confianza y traes a una chica extraña con plena desgracia! — otra vez él, me gritaba como si su capacidad para tomar decisiones fuera mucho más seria que la mía.

Bueno si.

Pero no era justo, oh vamos, no siempre me equivocaba por una mala razón.

— Te odio, por estar en esa tonta nube donde todo está bien y somos...

Me reí, a mi querido hermano le dolía hundirse en la realidad de nuestra ruina ancestral.

—¿Normales, Reich? ¿Eso querías decirme? — lo sentí tanto por mi sensual pizza, pero tuve que abandonarla para acercarme a mi hermano y encararlo sin comida en la boca.

— Haces que quiera arrancarme mi cabello — me dijo enfadado.

—Ow — le di una sonrisa ladina —, es lo más romántico que me han dicho. Eso de dar tus sentimientos qué, tú me ofreces tú brillante y largo cabello por sacrificio en el nombre del amor.

—¡Infantil con huevos grandes! Eso es lo que eres.

La hermosa reverencia que hice, fue burlada por la furia de mi tonto hermano. Tomó un pedazo de mi pizza, lo lanzó en mi cara para finalmente pisarlo frente a mí.

— ¿Ahora quién es el infantil, Reich?

—Te odio — me empujó y no pensé en hacer nada al respecto.

Sólo un cambio de cerebro haría que mi hermano tuviera riqueza en sus pensamientos.

— Nadie me vio, estuve caminando un poco y tomé algunas fotografías, es todo — le comenté para tranquilizarlo un poco.

— Hoy gente importante visitará Piotet, tienen tecnología avanzada y mucho interés por la Estación Holbein — tocó un punto en el mapa pegado en la pared, no sé como Reich podía fingir estar bien con eso, a mi los nervios me estaban matando —. Estoy seguro de que la explosión que ocurrió hace unas horas no fue un accidente como Sonell le ha mentido a las cadenas informativas.

Estación Holbein © [Completa ✔]Donde viven las historias. Descúbrelo ahora