Diccionario por favor

163K 11.1K 2.4K

Salí más confundido aún de mi conversación con Hernán. A decir verdad, no solía pensar este tipo de cosas mucho por lo que se me hacía más complicado aún entender lo que revoloteaba por mi mente. ¿Celos? Imposible. No solo porque era Barbie... Valerie no era ese tipo de chica... era demasiado razonable para eso. ¿Por qué demonios no lograba dejar de pensar en esa estupidez? Casi sin darme cuenta terminé metiéndome a mi clase de idiomas a la que no tenía pensado ir, solamente por andar distraído y con la cabeza en otro lado. Me pasé la mitad de la hora maldiciendo por lo bajo mi idiotez. En cuanto salí, le mandé un mensaje a Valerie pidiéndole que nos encontremos en el patio cuando quedara vacío. Ella tardó bastante en responder, pero  poco después se apareció.

-Hola -sonrió parándose delante de mí.

"Okeeey... todo se ve normal... eso es peligroso ¿no? ¿Dónde está lo que está mal?" la examiné de pies a cabeza.

-¿Qué tal? -levanté la mirada hacia ella.

-Bien -me miró medio extraño, como sin entender, sin sentarse a mi lado.

"Bien". Dijo "bien". Eso debía ser bueno. Pero cuando las mujeres dicen "bien" es que hay algo mal. Regla básica en el idioma femenino. Lo importante es que había captado que algo estaba mal ¿Pero qué? Mi mente estaba a mil por hora.

-Ah -fue lo más brillante que pude decir.

Valerie me lanzó una mirada como si fuera un bicho raro con una sonrisa burlona curvando sus labios.

-¿Segura?

-Sí...-sonó dudosa aunque parecía estar examinándome.

¿Y ahora qué carajo hacía? Si insistía en que todo estaba bien ¿Qué miércoles se suponía que hacía? Se suponía que yo debía adivinarlo y arreglar su problema, pero eso no estaba funcionando. Si no colaboraba, allá ella...

-¿Estás bien? -preguntó de pronto interrumpiendo mis pensamientos.

-Yo sí.

Intercambiamos unas miradas.

-¿Ha pasado algo? -inquirió ahora sí sentándose junto a mí.

Tiró todo su cabello a un lado y recostó su peso en sus brazos, apoyándolos en sus piernas. ¿Qué sería mejor? ¿Preguntarle o adivinar por mi cuenta? Se suponía que lo ideal era que adivinara ¿no?

-¿Castiel?

-Te pusiste extraña más temprano en el pasillo -dije finalmente.

-¿Te pareció? -no dio la impresión de estar extrañada.

-Eh... ¿sí?

-No te preocupes.

A duras penas pude aguantar una sonrisa de satisfacción. ¡Esa sí la conocía! Significaba: "Preocúpate. Y mucho."

-Necesito que me digas qué te pasa -insistí.

-Nada. En serio -sonrió clavando sus ojos en los míos.

Me detuve un instante. Parecía decirlo bien en serio. ¿Eso era un "preocúpate como si fuera el fin del mundo" o un "te estoy diciendo la verdad"? Jamás me había molestado tanto por intentar entender a una chica.

-Valerie... -me arriesgué en seguir preguntando.

Ella soltó un suspiro.

-No me siento de humor -susurró.

¡Ajá! ¡Progresábamos! Sentí que todo se paralizaba. ¿Significaba eso que estaba con la regla? Rogué porque no se diera cuenta de que la estaba mirando demasiado. ¿Debería preguntarle? Si me equivocaba y no estaba menstruando me metería en serios problemas. Aunque, si acertaba, quedaría bastante bien... ¿Valía la pena correr el riesgo?

The Real Bad Boy (PUBLICADO)¡Lee esta historia GRATIS!