Capitulo sesenta y uno

30.6K 2.2K 482

Después de varios minutos en la cafetería discutiendo sobre si era buena idea venir o no, practicamente las había arrastrado hasta la sede de El Clan Imbecil y había obligado a Becca a abrirme la puerta.

Ellas no estaban convencidas en absoluto y supongo que debo reconocer que yo tampoco, pero mi orgullo herido, una vez más, contaba más que mi sentido común.

— ¡Ya estamos en casa! —gritó Becca como aviso al cruzar el umbral que daba paso a la casa.

Se escucharon un par de gruñidos soñolientos de asentimiento desde el salón, dando a entender que les importaba más bien poco o que estaban demasiado dormidos para procesar el aviso.

Becca rodo los ojos lanzando las llaves al cuenco metálico junto a la puerta negando con la cabeza.

— ¡Ana está también! —anunció

En menos de cinco segundos, una estampida de pasos había estallado en el pasillo que conectaba el salón a la entrada de la casa y unas 10 cabezas se arremolinaban a mi alrededor con sus correspondientes 20 brazos estrujandome.

Al principio era tierno, a los segundos se volvio algo agobiante, pero es que ahora no puedo respirar.

SOCORRO.

— ¡Que me la matais! —Becca tiró de mi brazo sacandome, de alguna forma, de aquel nudo de brazos y el aire volvió a entrar a mis pulmones.— A ella si la saludais, ¿no? —bufó ofendida la castaña provocando una leve risa común.

— ¡Ven aquiiiiii! —Taylor se acercó a ella con los brazos abiertos, haciendo su voz sonar una octava más aguda y Becca le fulminó con la mirada

— Ni lo intentes. —le frenó, aunque Taylor la envolvió entre sus fuertes brazos haciendo caso omiso y provocando bufidos y quejas por parte de Becca a la par que risas por la nuestra.

— Hey Taylor, cuidado a ver si Johnson se va a poner celoso... —no podía ser otro que Aaron, alzando las cejas repetidas veces de manera insinuante.

Johnson se sonrojó. Y segundos después Becca le siguió.

— Siento cortar este momento marica que me da tanta envidia pero... Me dais ganas de vomitar. —se hizo oir Beth, ¿quién si no?, ganándose una colleja por parte de Lauren y provocando nuevas risas

— Ya era hora de que te dejaras ver por aquí, patito —se dirigió a mi Cam pasando un brazo por mis hombros ganandose una afirmativa por parte de los demás

— Estaba castigada. —conteste curvando mi labio a modo de puchero mientras le abrazaba envolviendo mis brazos alrededor de su cintura.

Había echado de menos a Cam.

— ¿Qué hiciste, malota? —me dió un codazo Taylor y yo le miré divertida.

— Más bien qué hicisteis vosotros, imbéciles. —jamás dejaré de llamarles así.

Ellos me miraron intentando adivinar si hablaba en serio o no.

— ¿Os acordáis de la puerta del sotano? —me crucé de brazos alzando una ceja haciendo que ellos se removieran nerviosos, mirándose los unos a los otros, delatándose.

— Oh. —pronunció Gilinsky

— Oh. —asentí yo

Y entonces estallamos en carcajadas.

¿Por qué? Yo que sé.

Siempre es mejor reír que llorar.

◈◈◈

Media hora más tarde estábamos todos tirados en los sofás, habíamos pedido unas pizzas para comer y ni Carter ni Nash habían aparecido.

Carter no volvió a casa anoche y Nash no había bajado de su habitación.

No quería saber qué estaban haciendo ahí arriba, porque suponía que Ana María seguía con él.

Aunque no había tenido ninguna conversación sobre ella con los chicos, ni tenía intención de tenerla.

Pepinillo —repetí por cuarta vez señalando un trozo de champiñón de mi porción de pizza.

Pepinnilo —ahí iba su intento.

Llevába un buen rato intentando enseñarles algo de Español a los chicos mientras Becca, Lauren y Beth se reían de la escena.

— Que no, pepinillo. —una vez más señalando el champiñón.

Por supuesto, les enseñaba a mi manera.

Pepinio —un nuevo fallo.

— Sois pésimos en esto. —me burlé de ellos tirándoles el champiñón, que impactó contra la cara de Matt.

— El Español es difícil. —se quejó el rubio metiéndoselo en la boca.— A demás, esa palabra suena mal. —añadió causando risas por nuestra parte.

— ¿A ti no te gustaban los pepinillos, verdad? —preguntó Becca dándome un pequeño codazo para que prestara atención.

— Ew no, que asco. —se estremeció Matt y ambas soltamos una carcajada.— ¿Qué? —preguntó mirándonos extrañado, al igual que los demás chicos menos Brent, que parecía tener una ligera idea del tema.

— Nada, nada. —negó Becca restándole importancia con un gesto con la mano.— Es solo que...

— Hola. —un castaño de ojos azules la interrumpió, bajando por las escaleras adormilado y sin camiseta.

Nash.

— ¿Qué quieres? —bufo la castaña mirándole con asco, recibiendo una mirada fulminante por parte de este.

— Eres insoportable desde por la mañana. —replicó este

— Son las 3 de la tarde, Hamilton. —contra-atacó.

Todos los demás asistíamos a la escena algo incómodos aunque interesados.

Becca va ganando.

— Dormir no es malo. —se estaba poniendo a la defensiva.

— Follar hasta las 4 de la mañana con una desconocida sí. —contestó fríamente

Wow.

Gana Becca.

Estaba claro que Nash no se esperaba esa respuesta; ninguno de nosotros lo hacía.

— Es mi novia. —puntualizó fijando sus ojos en mí, ¿buscando una reacción, quizás?

Yo simplemente alejé mi mirada de la suya.

— Es un pasatiempo. —parecía que Becca no tenía intención de callarse.

— No es verdad.

— Si, lo es. Se maduro por una vez en tu vida y reconoce tus errores. —parecía estar realmente afectada por el comportamiento de su primo.— Y aprende a disimular un poco más las verdades. —añadió.

— No sé...

— Ahórratelo. —le cortó— Simplemente haznos un favor y no...

— Buenos días. —una voz excesivamente cantarina, hasta el punto de sonar artificial, se escuchó desde la escalera.

Todos nos giramos para encontrarnos a una chica de tez morena y labios rojos cubierta por una simple camiseta de Nash.

La misma que me había dejado a mí el día de la piscina.

Cruce una mirada con Nash mientras sentía algo agrietándose dentro de mí.

Él sabía que yo la había reconocido.

— Bebé. —se acercó el oji-azul y envolviendo sus brazos alrededor de ella, la besó.

Vaya.

——————————————————

¡PEQUEÑAS FIERECILLAS DEL MONTE!

Capítulo kk, pero nevermind.

Quería subir algo ya porque he estado super liada estos días, pero que sepais que no me he olvidado de vosotras ♥

¿Qué pensáis? ¿Matamos a Nash? VOTOS A FAVOR, COMENTAD #BullyingANash

¡Gracias por leer! Comentad y votad ♡

Os quiero baessssss ♥

El Clan Imbécil |Magcon Boys| EDITANDO¡Lee esta historia GRATIS!