Detrás de la rata de alcantarilla

Comenzar desde el principio

-Hablo enserio… - Guk levanto su puño amenazante. Pero el susodicho hablo más rápido - hablo enserio, yo... yo no tome las fotos, me entregaron las copias que tiene - me miro - ella, las otras las tiene. - se quedó callado

Himchan se unió a la fiesta y  lo golpeo

-¿Quien? - interrogo

Kwon Ji Yong-me busco diciéndome que tenía algo que según él me interesaría, que podría ganarme el respeto de la  CUBE con eso, no me pidió dinero solo que hundiera a la TS o que por lo menos le causara un daño a... - Himchan lo golpeo de nuevo

-¿a quién?

-¡A Guk! Ah dicho que esa rata no le caía, que simplemente quería que sufriera. Eso es todo, acepte me entrego esas copias y dijo que las demás me las entregaría cando hubiera conseguido mandar el dinero a los ángeles.

-¿Pero qué coño? - dijo Himchan mirando a Guk -¿qué dinero?

El chico me miro.

-Ese dinero le pertenece a la YG, y como tuvieron un desequilibrio...

-Así que ese maldito se lavó las manos sabiendo que tú harías lo que sea por esas fotos. Ese bastardo quería matar dos pájaros de un tiro. – Guk reflexiono un momento - ¿dónde está ese dinero? - pregunto

-Ella tiene una parte - respondió

Himchan lo miro con rabia y le dio 1, 2,3 ganchos en las costillas.

-Maldito bastardo te ibas a limpiar las manos con ella, estúpido, ibas a hacer que pasara el dinero... le dijiste que le darías las fotos ¿no es así? Bastardo aun sabiendo que tú no las tenías.

El chico sonrió sínicamente. Era verdad si era una rata de alcantarilla.

La rabia consumió a Guk y le dio otros tantos rodillazos.

-Golpéame todo lo que quieras - dijo - al menos yo no pertenezco a la empresa que esta por quebrar.

Lo odiaba demasiado pero este tenía razón no importa cuanto lo golpeásemos no cambiaríamos el hecho que las fotos seguían por ahí y no dejarían de suponer un peligro hasta destruirlas. 

Guk, respiro profundamente y después hablo.

-¿Cuándo lo volverás a ver?

-Mañana…

-Bien mañana nos veremos, entonces.

Guk se limpió las manos.

-Si no lo veo mañana aquí, TÚ pagaras las consecuencias.

El chico trago sonoramente.

Lo dejamos ahí y salimos. Nos despedimos de HimChan y Seguí a Guk con mi auto hasta la residencia. No hablamos. Cuando baje del auto me dedico unas cuantas miradas pero eso fue todo. Subir las escaleras fue como el infierno. Sentía su presencia cerca de mí mas no podía enfrentarle. Algo en mí se había movido. Tenía una nueva idea de Guk, la de mujeriego, apostador, problemático…pero aun así, no me sentía incomoda a su alrededor. No lo podía explicar. Cuando estaba con él. Las cosas que había descubierto de él. Parecían ser lejanas, como si estuviera hablando de otra persona. Sin embargo su faceta de líder. Fuerte. Incluso un tanto manipulador y fiero. Me hacían estremecer de alguna forma todo el me hacía desearle.  

Terminamos de subir las escaleras aun en silencio. La sorpresa nos invadió, bueno al menos a mí. La figura del chico nos miraba desde lo alto, con lo que parecían ser celos, confusión, tristeza, ira… un huracán de emociones embargaban sus ojos y al final. Cuando sus ojos se posaron en mí. Solo pude dedicarle una mirada de disculpa. ¿Cómo explicarle que estaba a las 2 de la mañana con Guk, en un bar con una cerveza en mano, sin decirle la verdad de las fotos? Demonios. Dios. Si estas haya arriba. Llévame contigo.

-Dae... – dije una vez que nuestros ojos se toparon.  

-Nat… Guk – saludo el

-Hola – saludo Guk restándole importancia.

-Dae yo… - intente explicar, después de todo no había hecho nada malo, mas decirle la verdad era muy poco factible. No quería que él se enterara de las fotos. Él sabía que habíamos salido. Pero saberlo y verlo no eran lo mismo. Si podía evitar tan siquiera un poco del sufrimiento de Dae… Lo haría.  

-Deberías descansar – me pidió  - es tarde necesitas dormir.

Abrió la puerta de mi departamento.

-Por favor entra – pidió sin verme a los ojos.

-Dae – murmure

-Solo espérame dentro – pidió – por favor.  

Le bese la mandíbula y entre a mi departamento. No estaba muy segura de que pasaría. O que hacia Dae ahí, a esas horas de la madrugada. Pero supongo que lo descubriría pronto.

Empecé a desvestirme. Su voz me distrajo.

-Por favor no hagas eso aquí – pidió virando la vista

Me sorprendí al ver a Dae en el marco de la puerta de mi cuarto. Me tape apresuradamente.

-Lo siento – murmure.

-¿Qué sientes? – pregunto - ¿esto?... ¿o estar con él a las 2 de la mañana?    

Baje la vista  ¿Qué le puedo decir? Mierda… ¿Qué le puedo decir?

-No hice nada malo – hable en un hilo poco audible.

-¿Entonces porque no me miras a los ojos?

Levante la vista.

-Porque tampoco puedo decirte la verdad…

-¿Desde cuándo no puedes contar algo?

“Desde que me importas tanto que no puedo dejar que te lastimen.”

Más me quede callada, enfrentando sus ojos de hierro. 

*Mis lovers, solo quedan 10 capitulos!!! Vaya, ha sido grandioso estar escribiendo para ustedes.... de verdad gracias por leer y a las que comentan de vez en cuando y a todas que se emocionan con estas lineas. Gracias... las amo, esperen proximas actualizaciones y nuevas obras tambien. Buenas noches<3-*

One way love (B.A.P fanfic)¡Lee esta historia GRATIS!