Samantha

1.9K 217 3

No reacciono. Solo me quedo allí, sintiendo como el hielo se solidifica a mi alrededor.

No es posible.

-No... -Balbuceo, no me entiendo ni yo. Evan se da la vuelta. Que ni se le ocurra irse, no después de soltarme esta mierda.

¿Mi padre junto con Walker han matado a Samantha?

No, me niego.

Mi padre me dijo que nunca mató a nadie. Ni tan solo ha tenido que ordenarlo. Por lo tanto no es eso.

Evan se confunde. Eso es.

Evan se ha equivocado de persona.

Mi padre no ha matado a nadie y menos a Samantha.

No me podría haber mentido, no podría.

Entonces recuerdo cómo reaccionaron Seth, Alex y Evan, cuando les di la información de la redada. Me mintieron cuando se lo pregunté. Ahora recuerdo que el nombre de mi padre figuraba en esos informes. No, es imposible.

-Mi madre tenía diecinueve años cuando le conoció, él tenía veinte. Ese bastardo, había empezado a trabajar en la frontera, mi madre dijo que había empezado una relación clandestina. Pero él la dejó, nunca supo que tenía un hijo. Mi madre no tenía cómo decírselo. Después de eso no volvió a verlo. -Se da la vuelta y me mira fijamente. -Tenia doce años cuando mi madre decidió que era hora de conocer a mi padre. -Empieza explicando Evan. -Yo no entendía nada, resultaba que mi madre estaba siempre en Fairwood, porque ese hijo de puta vivía allí, tenía la esperanza de encontrarlo y decirle que tiene un hijo. Ese día, se enteró que estaba en Cherwood y decidió llevarme a conocerlo. Seth se apuntó, no iba a dejarnos ir si él no iba. Mi madre aceptó, y Alex se apuntó también, Bruce, el padre de Alex, dijo que iría con nosotros por si acaso.

»Estuvimos cerca de la frontera durante toda la mañana y parte de la tarde. Los chicos y yo estábamos muy aburridos, pero entonces alguien salió de la ciudad, creí que era mi padre, pero no, no lo era. Era tu padre. -Me dice, aguanto la respiración. -Despues de diez minutos salió él. Supe que era mi padre porque vi cómo reaccionó mi madre. Ella salió de detrás de los árboles y se acercó a él, él se sorprendió bastante, por no decir que mucho. Pero la sorpresa fue de ella cuando él levantó su arma y la apunto. Le dijo que se fuera, que no debería de estar allí. Recuerdo la cara de mi madre, ella siempre había pensado que Christopher nunca le haría daño, ella intentó explicarle que tenía un hijo, me señaló. Christopher bajó la arma y me miró fijamente. Nunca le olvidaré, nunca olvidaré la cara que puso, como si se arrepintiera. Intento decirle a mi madre que se fuera, que ahora no era tiempo de hablar, que hablarían más tarde que él se pondría en contacto con ella. Pero apareció tu padre. A él tampoco le olvidaré nunca, nos miró con asco. Le dijo a Christopher, qué que hacia con esa panda de enfermos. Que porque no disparaba. -Doy un paso atrás. No puede estar hablado de mi padre. -Levantó su arma y apuntó a Christopher. Le dijo que o disparaba o lo haría él y luego le denunciaría, ese desgraciado de Cristopher, volvió apuntar a mi madre. Bruce intentó pararlo pero fue demasiado tarde. Christopher disparó. Nunca olvidaré como la sangre empezó a bajarle por el pecho y la manera en la que cayó al suelo. Bruce nos dijo que saliéramos corriendo. Seth me arrastró, estaba demasiado en shock, acababa de ver como mataban a mi madre. Cuando estabamos corriendo, oímos disparos. Nos paramos y allí fue cuando nos dimos cuenta de que Alex no estaba con nosotros. Se había quedado allí. Le buscamos, sin acercarnos demasiado a la frontera. Después de horas buscándole le encontramos vagando por el bosque. Estaba empapado de sangre. No dijo nada es día, ni tampoco durante el mes siguiente. Y cuando abrió la boca para hablar fue para decir "Lo han matado" haciendo referencia a su padre. Seth y yo sabemos que Alex sabe que han hecho con los cuerpos. Pero él nunca nos lo ha dicho. Supongo que hay cosas que es mejor no saberlas. - La palabras de Alex aparecen involuntariamente en mi mente. "¿Acaso no sabes que cuando matan a alguien ese alguien les pertenece?"

OASIS¡Lee esta historia GRATIS!