...

2 0 0
                                                  

Ahí estaba yo, sin vida en un pequeño ataud, realmente no sabía cómo pedir disculpas a mis amigos y mi hermano.
No me daba miedo la muerte, sin embargo me daba miedo el saber que morí sin haber cumplido mis metas y mis sueños.
Estaba muy asustada, mi último recuerdo antes de morir es haber insertado una aguja en mi brazo derecho, no era mi plan morir de una sobredosis, simplemente quería escapar un rato y olvidar todo lo que inundaba mi mente.
Mi último pensamiento fue ver una niña por un reflejo del agua, había un árbol y ella estaba junto a el, observando como caían las hojas, sentía paz, era un lugar bastante tranquilo y lleno de armonía.
A lo lejos se escuchaba el sonar de una guitarra y una canción que no se alcanzaba a entender bien, solo recuerdo el tarareo mientras mariposa rodeaban el agua haciendo un remolino en ella, un bello espectáculo para ser el último. La pequeña se levantó, sacudió su ropita, un vestido color blanco que solo cubría hasta la parte de sus rodillas y un ensamble color salmón, comenzo a caminar, yo solo podia observar como se iba, como se alejaba y al mismo tiempo mis latidos y mi palpitar se iban con ella despidiendose de mi, intente correr y alcanzar a la niña pero las mariposas impedían el paso, logre tocar su mano yo dando mi último respiro y ella llena de vida.
Mis últimas palabras: "Caminaremos juntas de la mano hacia cualquier lugar"
Lo último que escuché: "Descubriendo lugares extraños y hermosos para explorar, donde no existe materia palpable"
Creia haber escuchado esa letra en algun lugar, me miró y llena de dolor sonreía mientras sus lágrimas caian lentamente por sus mejillas rojizas, "trisna" fue la última palabra que alcanze a pronunciar pues era el nombre de mi canción favorita la cual la pequeña también sabia a lo que supe que era yo despidiendome de mi, diciendo adios y pidiendo perdón por fallarme tanto, era un adiós definitivo a todo lo que alguna vez era parte de mi, mis últimos minutos los dedique a mi memoria, los recuerdos de lo que alguna vez fue felicidad que claramente eran pocos.
No se en que momento se me fue la vida, simplemente pasó y mi corazón dejó de palpitar, sin vida, sin aliento, simplemente era yo dejando de existir.

Dear heart, why?Donde viven las historias. Descúbrelo ahora