1. Mi amiga, las más falsa que el photoshop, Hera

478 25 14

Segunda temporada de: "-Somos hermanos, Percy. Los dioses no tienen ADN, Aqua.

A ver, a ver, a ver... ¿con qué comienzo? Bueno pues, ni modo, creo que debería presentarme:

Mi nombre es Aqua (OK, OK, Aquamarine, pero si me llamas así no cubro el seguro médico contra puñetazos a muerte de una furiosa hija de Poseidón... así que búscate un buen seguro J ...) McCartney. ¿Qué raro, no? No soy una Jackson al parecer... ¿por qué será? Bueno... Percy y yo tenemos madres distintas, pero la mía murió entre lo que sería El ladrón del rayo y El mar de los monstruos, por eso vivo con Sally, pero conservo el apellido de mi madre. (Por cierto, tengo una media hermana por parte de ella, ¡tiene tres años!, yupi... al fin alguien que es tan inexperta en la vida como yo).

Ahora dirán que esta tal Aqua no aparece en los libros... pues sí, es verdad, fue porque mi tonto hermano me ganó en el concurso que hizo el campamento para publicar el libro para que más semidioses lleguen al campamento. Bueno es que yo sólo quería 900 páginas con todos los detalles de la historia (Percy se saltea muchos que son muuuuuuuy importantes). En fin... digamos que luego las de Afrodita inventaron todo ese "romance" entre mi hermano y mi mejor amiga, Anniebell... (OK, OK... Annabeth... ¡Tranquila Annie, no soy El Sr.D!)... Pero en fin... los dos derrotamos a Cronos (si darle el cuchillo para que se suicide cuente como eso).

Bueno... pues y pensaran... qué bien... y fueron felices y comieron perdices...., pues o el que creó esa frase estaba loco y algo así... Pues... aunque parezca asquerosamente repulsivo, estoy enamorada de mi hermano... (Estem, es Percy por si no les shockeó mucho la noticia). Los dioses no tienen ADN, por si acaso. El punto es que hace una semana que hemos estado saliendo. (Y él casi se muere por la culpa de un maldito mortal que le disparó con una pistola porque Percy se lanzó contra él, para impedir que me dispare.)

Hace unos días (y por mi maldita culpa) los dioses vinieron al día de la visita padres e hijos. (Dónde Poseidón casi crea la Tercera Guerra Mundial al enterarse por mi boca, fue culpa de Afrodita, de mi noviazgo... ag, odio esa palabra, no sé por qué). Entonces creó una barrera que ni Percy ni yo podemos traspasar (a menos que quieras quedarte como pescado frito), hasta que gracias a unos benditos lapiceros la logramos traspasar (MUAJAJAJAJA, qué malotes somos). Y unos días después salí de campo con él a los campos de fresas del campamento (Annie y un tal George Mailler se colaron). Él empezó a convulsionar y Annie buscó ayuda. El tal George y yo nos quedamos a ver qué pasaba. Hasta que algo naranja empezó a brillar encima de la cabeza de Percy y luego en la mía. George nos miró asustado y se fue corriendo al campamento. Ah, y luego también me convulsioné. Si, qué linda primera cita oficial.

Luego empecé a tener los peores sueños de mi vida. Luego Percy y yo caíamos a un pozo sin fin.

Y él sólo dijo: "Adiós", vi algo en su mano y me dio una pequeña perla. Era la misma perla que Poseidón le dio cuando le preguntó quién era su nueva novia.

En seguida caí en una silla.

-Hola -dijo una voz femenina.

- ¿Hola? -pregunté.

Miré el lugar (había caído con los ojos cerrados) y me sorprendió encontrarme en el Olimpo, creo, porque habían esos diseños que Annie dijo que ella había creado, pero eso lo vi por una ventana. Vi a una mujer con rostro severo parada a mi costado. Estaba a punto de sujetarme los hombros.

- ¿Quién eres? -pregunté. Aunque, a dadas estas alturas, creo que ya la había identificado.

- Hera -dijo como si no fuera importante y sujetó uno de mis cabellos, lo enruló y lo dejó caer. - Diosa del matrimonio, esposa de Zeus, reina del Olimpo y creo que tu próxima mejor amiga.

Griegos y... ¿egipcios?¡Lee esta historia GRATIS!