Ya no te amo

105 14 4

_¡¡¡ TAMARA !!!_Gritó Lucke desde el fondo, pasando una calle y llamando mi atención.

_¡¡¡No puede ser!!!_Chasqueo Daniel algo enojado bajado sus manos fuertemente hasta sus piernas.

Daniel me mira, como diciendo por favor escúchame, y yo sólo intento hacer que no comprendo su lenguaje visual. Rápidamente llega Lucke, con su habitual sonrisa y su linda cabellera rubia "mejorando la situacion".

_¡Tamara! Estuve esperándote en la puerta del instituto, es que quiero llevarte a casa_ dijo agitado.

_¡hola brother! _ saludó a Daniel con su juego de manos.

_no me digas que ahora si tienes algún trabajo con Dany, no ahora por favor_ Dijo algo intrigado mordiendo su labios en señal de nervios.

_si, algo así_ Respondió Daniel enojado rodando los ojos hasta mi, esta vez esperando que siguiese su respuesta.

_no, no es tan importante ahora._Agregue sin gesto y algo nerviosa por como debía actuar, como los debia mirar ¡¡¡que joda!!!

_oh, que bueno, no quería que se arruinara_ suspiro mas aliviado.

_¿que cosa?_pregunte mirándolo fijamente y rascando mi cabeza fastidiada por la escena. Debia reconocer que cualquier chica diria, "oh, dos hombres pelean por ti" pero no es lindo. NO ES NADA LINDO cuando a los dos los quisiste con mucha intensidad.

_Bien, quisiera que no solo Dany estuviera aqui, ¡ojala estuviera todo el mundo!__dijo alegremente a la vez que se acerco a mi, y me dio uno de sus característicos besos profundos en mi mejilla. Esa mirada parece atraparme el resto del tiempo con mucha intriga.

_de que hablas_ pregunté al finalizar el saludo, Daniel sólo miraba algo fastidiado la escena, lo se por sus seguidos suspiros fuertes.

Lucke husmea en su bolsillo de su pantalón y saca una chocolatina en forma de corazón con un par de rosas diminutas que decoraban la caja del dulce. La caja era roja y creo que el chocolate era blanco. Blanco,  mi debilidad.

Al sacarla, sonríe, mirándo a Daniel, mirándome a mi...luego, simplemente habla.

_Tamara, se que debi haber hecho esto desde el comienzo, soy un tonto, porque no vi realmente la compañía que tenia al lado, pero hoy quiero recuperar el tiempo perdido y me encantaría que...a pesar del tiempo que paso..._

_hay por Dios es tan dificil..._ suspiro con risa nerviosa, yo solo rogaba al cielo que no fuera lo que pensaba.

_Por aquellos buenos recuerdos, y seguramente habrán mejores, Tamara, Aceptarías ser, ¿mi novia?_ me miro fijamente,  y yo... tape mi boca con cara de catástrofe. No podía creer que estaba declarándose.

Inmediatamente mire a Daniel, con los ojos mas tristes que antes, apreto sus manos derechas y las dejo caer. Me miro a mi, pero esta vez sus ojos no decían nada. Allí fue cuando salieron palabras de su boca, directamente de su roto corazón.

_Disculpen yo ....yo los dejo solos._Dijo mirándome con tristeza..fingiendo normalidad frente a Lucke, y volteando su cuerpo alejándose de aquí. 

¡no, espera te juro que no sabia nada!

No pude dejar de ver su reacción, me pareció extraño lo que estaba sintiendo, y no pare de observarlo mientras se iba, cuando ya había alcanzado cierta distancia, pude ver como alzo su mano hasta su cara y luego la bajo, todo puede haber sido, menos que haya llorado, no puede, no puede tanto como yo al verlo mintiéndome. Sin embargo me senti muy mal.

_¿Pasa algo?_Preguntó Lucke despertándome de mis pensamientos con mirada de confusión.

_ah, espera... Me toma por sorpresa todo esto._ Evadí su mirada.

Por la fiesta de Neón ©Read this story for FREE!