27-Contratiempos

725 97 48
                                    

Capítulo dedicado a AnaClaudiaFerrerMune : te quiero mucho hermana! 👯‍♀️💕

Camino al hospital Atilio sin poder evitarlo lloraba por Victoria quien yacía en la camilla dentro de la ambulancia. Los paramédicos la revisaban, él no le soltaba la mano en ningún momento y con ojos cerrados, aunque nunca había sido muy devota, pedía a Dios que protegiera a su mujer y sus hijas.

Victoria quien no estaba del todo inconsciente abrió los ojos lentamente, con mucha dificultad y con voz pesada habló.

-Atilio...

El se acercó y le acarició la mejilla.

-Aquí estoy mi vida, no hables, no te esfuerces.

-¿Las bebés se encuentran bien?-le preguntó con la voz apenas audible.

Atilio sintió como su mundo se hacía añicos en ese mismo instante, pero a la vez sintió una inmensa ternura al ver como Victoria se preocupaba por sus hijas sin importar como estuviese ella.

-Tranquila mi amor, todo estará bien...-lloraba con mucho sentimiento mientras el besaba la frente. Él no podía responderle aquella pregunta porque simplemente no sabía la respuesta, no, hasta llegar al centro de salud y que un especialista la revisara.

-Atilio yo no quiero que le pase nada a laa niñas, prometeme...que...que-le costaba un tanto de trabajo hablar-Que si tienes que escoger entre ellas y yo, las vaz a escoger a ellas.

-No Victoria, yo las quiero a las tres y así será...mi amor...ya...shhhh-se acercó y con suma cautela le besó los labios-Tú eres una fiera...mi fiera ¿Dónde está la Victoria que no se deja vencer por nada ni por nadie?

-Aquí...aquí estoy-repuso con una débil sonrisa.

-Te amo.

> >

Al llegar al hospital dirigieron rápidamente a Victoria a quirofano, había perdido mucha sangre y había que compensarla y revisar que todo estuviese en orden con las bebés. Atilio quiso seguir a su lado pero obviamente no fue posible.

-Tiene que esperar aquí señor-le informó uno de los paramédicos-No puede pasar, es zona restringida.

-Pero quiero asegurarme que va a estar bien...por favor se lo suplico no deje que nada les suceda...son mi vida entera-se atrevió a confesar porque es que lo eran; Victoria y sus hijas eran la vida entera de Atilio.

-Es nuestro trabajo señor, le aseguro que lo que esté dentro de nuestras manos no quedará impune...con su permiso.

Atilio asintió en silencio, sintiendo como su alma se dividía en dos mitades. La que se quedaba con él y la que se había ido junto con Victoria a esa maldita sala en donde no podía verla.

. . .

-Dios, yo no sé mucho de esto, toda mi vida he sido un bruto...-luego de unos minutos en la sala de espera, sintiéndose completamente impotente había tomado la decisión de visitar la capilla del hospital-...tampoco soy muy devota y a decir verdad no creo mucho, ni tengo tanta fe...pero...pero eso puede cambiar. Si usted me ayuda y pone su bendita mano para que mis hijas y mi mujer salgan ilesas de esta yo le juro que le estaré eternamente agradecido...por favor no me quites lo único bonito que he tenido en mi vida.

^^En quirofano las cosas no parecían tan complicadas, incluso el único y verdadero problema que existía era la gran pérdida de sangre de Victoria. Ya habían controlado el sangrado, pero la que había perdido durante el camino ya no podían recuperarla por ende la paciente seguía en peligro junto a sus bebés.

The Rivals_A&V (Terminada) Donde viven las historias. Descúbrelo ahora